Ellos son Tecolotl Amoxoaque, la guerrilla botánica de Ciudad Neza que está haciendo composta en la banqueta

En un camellón de Ciudad Neza apareció un compostario comunitario cortesía de Tecolotl Amoxoaque, una asociación civil que está mejorando nuestro panorama.

En el camellón de la avenida Plaza Central en la colonia Plazas de Aragón en Ciudad Neza apareció un compostario comunitario donde los vecinos pueden ir a depositar sus deshechos orgánicos para fertilizar el suelo.  Es una iniciativa de la asociación civil Tecolotl Amoxoaque, conformada por vecinos que quieren hacer algo bueno por su colonia y toda la ciudad.

Antes de que iniciara la cuarentena, el camellón lucía desierto y la tierra sobre la que crecían sus árboles era desperdicio de construcciones cercanas y de las múltiples jornadas de mantenimiento que ha tenido la avenida. En pocas palabras, no era un suelo fértil en el que pudieran crecer pasto o cualquier otra planta. Sólo bastaron unos meses de encierro para que el espacio comenzara a ponerse sospechosamente verde.

Tecolotl-Amoxoaque-team

reduce

Hubo vecinos que aprovecharon su tiempo libre durante el confinamiento para sembrar árboles en el camellón, pero al parecer esperaban que éstos se cuidaran solos. Como no recibían riego constante, algunos se fueron secando y a otros, los más bonitos, se los robaron. La cosa empezó a cambiar cuando llegó Tecolotl Amoxoaque para hacer las cosas bien y lograr que el camellón se convirtiera en un suelo fértil. A este tipo de iniciativas es a lo que nos referimos cuando hablamos de Guerrilla botánica.

El compostario comunitario de Plazas

La asociación aún es muy chiquita, la conforman cuatro vecinos de la colonia Antenas con muchas ganas de cambiar el panorama de sus colonia. Dos ellos, Eduardo Chávez y Gustavo Esquivel son ingenieros y conocen muy bien lo que necesita el suelo para poder hacer crecer las plantas. Como ellos dicen, es ilógico que en una ciudad que alguna vez fue un lago exista esta cantidad de sequía. Para recuperar los espacios verdes, lo primero que hay que hacer es tenerlos bien hidratados, por eso, mientras todos estábamos encerrados, Eduardo, Gustavo y sus amigos pusieron manos a la obra y crearon el compostario.

Tecolotl-Amoxoaque-camion

troncos

No pasó ni un mes para que, con ayuda de las lluvias de la temporada, el espacio donde comenzaron su proyecto se convirtiera en una mancha verde en medio del gris al que estábamos acostumbrados. Si uno es observador, la tierra allí se ve mucho mas oscura e hidratada que en el resto del camellón. Esto es porque la materia orgánica de la composta retiene y filtra el agua de la lluvia.

Tecolotl-Amoxoaque-jacaranda

desperdicio

Como era de suponerse, el sólo construir un compostario implicó mucho trabajo de parte de Tecolotl Amoxoaque. En primer lugar tuvieron que convencer al gobierno para que les permitiera realizar su trabajo. Eduardo nos cuenta que, ahora que son tiempos electorales, los políticos piensan que esto se trata de una campaña de desprestigio y no se dan cuenta de que todo es a favor de la comunidad. En segundo lugar está la apatía de las personas, los miembros de la asociación se han acercado a los puestos de verduras a pedir desperdicios pero, ni siquiera por ser basura, se los regalan. Dicen que los locatarios prefieren tener una montaña de verduras echándose a perder que donarlas a una buena causa como lo es tener una colonia más verde.

Los planes de Tecolotl Amoxoaque

Además del compostario que esperan extender por todo el camellón, los miembros de Tecolotl Amoxoaque quieren recuperar otros espacios como el parque que divide al anillo periférico del Río de los remedios, allí tienen planeado hacer una cancha de futbol con medidas reglamentarias para organizar torneos y una escuela de árbitros. Por supuesto, no sólo van plantar árboles , sino también verduras que crecerán en un huerto comunitario.

Tecolotl-Amoxoaque-periferico
Este es el espacio sobre el Periférico que Tecolotl Amoxoaque planea rescatar para convertirlo en una cancha de futbol.

Más adelante, cerca de la laguna Cola de Pato, tienen planeado hacer un humedal para filtrar agua y nutrir los mantos acuíferos de la región y, claro, para que esas aves locales que escuchamos durante toda la contingencia no se vayan nunca. Obviamente, para lograr todo necesitan manos y recursos, así que si alguien quiere participar, puede ponerse en contacto con ellos (sus datos están aquí abajo) y ofrecerse como voluntario para darle un mejor panorama a la ciudad y, como dicen ellos, hasta donde el esfuerzo les alcance.

QUÉTecolotl Amoxoaque A.C.TELÉFONO5531379418
FACEBOOK*Click*E-MAIL tecoloteamoxoaque@gmail.com

.

Más en Local.Mx

Cosas buenas que encontramos en la Ciudad de México en contingencia