Dónde aprender animación en la capital: entrevista con el genial Edo Haruma

Edo Haruma es un animador mexicano que radica en Japón desde hace 14 años ilustrando para anime y videojuegos. Hace poco dio una conferencia en SAE sobre su trayectoria y nos platicó sobre las pericias de ser animador y trabajar con los más grandes del mundo.

La televisión y el cine animado que produce la Ciudad de México están en un buen momento. Hay estudios con propuestas visuales hermosas que tienen un estándar de calidad que cada vez le pide menos a grandes estudios de, por ejemplo, Japón o Francia. Entre ellos está el proyecto en 2D TUNTUN, del ilustrador y animador Federico Gutiérrez Obeso, y el trabajo 2D y 3D de Sociedad Fantasma y Memoma, que nos parecen imprescindibles como instancias de lo bien hecho en la cultura digital mexicana. 

A todo esto, el SAE: Instituto de Medios Creativos cumple una función esencial: está formando animadores e ilustradores digitales que muchísima falta hacían, y que al parecer estaban guardando su talento para desarrollarlo aquí y ahora. Recientemente, el SAE celebró su séptimo aniversario y diseñó un ciclo de conferencias y talleres en torno al tema Narrativas Fantásticas, que fueron impartidas por personalidades consolidadas nacional e internacionalmente. 

Edo Haruma

Uno de ellos fue  el animador mexicano Edo Haruma, con quien pudimos platicar. Él se dedica a la animación japonés y es uno de los mejores en México. Edo (que en realidad se llama Eduardo pero lo rebautizaron así en Japón), vive en Tokio desde hace 14 años porque dedica su vida a la animación tradicional en 2D para TV, películas y videojuegos. Tuvo la suerte de tener como senpai (maestro) al gran animador Tetsuya Wakano, responsable del key animation (la parte del proceso en la animación donde el artista dibuja el movimiento en bocetos muy simples que más tarde se dibujarán con mayor atención) del perfecto anime Samurai Champloo. Por un año, Edo y Tetsuya se comunicaron por medio del dibujo y esto moldeó el estilo de Haruma, quien hasta hoy tiene un amor particular por animar acción, en especial escenas de peleas y batallas.

Edo Haruma

Edo se especializa en escenas complicadas, que, según él, “a ningún animador le gusta hacer, porque dibujar multitudes lleva tiempo y esfuerzo y son cortes a los que la gente no les presta mucha atención”, nos cuenta Edo.

Más que en otros campos, en animación la libertad creativa se gana con el tiempo. Haruma dice que lo mejor que te puede pasar es que un director o productor te contacte porque ya conoce y le gusta tu trabajo. “Me tocó trabajar con Tanaka Tatsuyuki, el key animator de Akira (una película de distopía post apocalíptica dirigida por Katsuhiro Otomo que cambió el mundo del anime desde su aparición en 1988), y fue una experiencia brutal en la que hice varios cortes para él y cuando me los regresaron prácticamente no habían usado nada de mi trabajo, lo había redibujado todo. Me sentí mal al principio pero luego decidí tomarlo como feedback y aprendí muchísimo.”

Si dibujas y estás interesado en entrar al mundo de la animación es importante revisar el tipo de trabajo que llevas a cabo y tu personalidad. ¿Prefieres dedicarle mucho tiempo a una sola imagen o prefieres hacer sketches sucios de distintas cosas sin que nada te tome mucho tiempo? Si eliges la primera es probable que lo tuyo sea la ilustración, pero si te gusta más lo segundo, tienes más opciones de ser animador. La animación es un trabajo de tiempo completo. 

Los animes que influenciaron desde chico a Edo Haruma fueron los típicos y apasionantes Mazinger Z y Dragon Ball, de Daisuke Nishio, director con quien actualmente trabaja, porque, dice Edo, lo sueños sí se hacen realidad. En el área de los videojuegos, siempre prefirió los fightings como Street Fighter y King of Fighters.

Edo Haruma

A la fecha Edo Haruma ha trabajado con los estudios de animación más importantes de Japón, como 4ºC o Madhouse, responsables de algunos de los animes más relevantes de la historia (Harmony, Memories, Hunter x Hunter, One Punch Man y Perfect Blue).

“Tu perspectiva cambia conforme el tiempo pasa. A la fecha he trabajado con varios de los estudios con los que soñaba trabajar y eso está muy bien, pero ahora lo que quiero es hacer algo propio. Tengo storyboards pendientes que no he tenido tiempo de hacer. Me gusta en particular el tono infantil y adolescente, además amo el cine de terror viejo, por eso estoy seguro que lo que haga iría por un camino de acción de vampiros y otros monstruos.”

El mundo de la animación puede intimidar, especialmente a jóvenes que apenas comienzan a introducirse en él. El esfuerzo de SAE por crear este ciclo de conferencias y talleres y traer a un animador de la talla de Edo Haruma es una forma de mostrar que con dedicación y estrategia es posible triunfar aún en un lugar como Japón, líder de animación en el mundo.

 

También te puede interesar:

Hashi: la primer galería especializada en arte japonés llega a la ciudad

¿Cómo llegó la comida japonesa a México?

El bar más encantador y raro: Le Tachinomi Desu