Vivero Bruno Newman: donde nacen y crecen los hermosos árboles de Chimalistac

El vivero Bruno Newman Morfin es uno de los espacios más especiales de Chimalistac, desde ahí salen todas las plantas que adornan la Álvaro Obregón.

Chimalistac es un barrio diferente cada temporada, en época de lluvias los rayos de sol se cuelan entre las hojas de los árboles para reflejarse en las piedras mojadas. Ahorita, cuando el invierno ya se siente como primavera, Chimalistac nos gusta porque sus árboles protegen del calor y el verde, tan característico de la zona, hace que espacios como el Vivero Ing. Bruno Newman Morfin se vuelvan más evidentes.

letrero newman

vivero-newman-interna20

Muy pocos conocen este vivero porque es más obvio y grande Los Viveros de Coyoacán, pero si uno camina por ahí, el vivero de Bruno Newman parece una extensión del pequeño parque que tiene enfrente o el jardín secreto de algún vecino. Lo especial de este lugar es que ahí cultivan muchas de las plantas que adornan los camellones de la alcaldía Álvaro Obregón. Uno puede ver cómo empiezan su vida todas esas plantas con hojas moradas, jaspeadas o alargadas que forman parte de nuestra botánica del asfalto.

Las especies del vivero Bruno Newman

En el terreno hay prados pequeñitos donde siembran especies como amaranto (Amaranthus spp.), gardenias (Gardenia taitensis), purpurinas (Tradescantia pallida), trueno (Ligustrum), aves del paraíso (Strelitzia reginae), lirio (Iris pseudacorus) y varias especies de helecho. Casi todas están sembradas en bolsitas individuales y acomodadas por especie, como una breve colección botánica. El Bruno Newman al que refiere el nombre no es el mismo que el gran coleccionista Bruno Newman Flores. De hecho hay poca información sobre quién fue este hombre; nadie de los que trabajan allí saben bien y Google tampoco. Pero si tiene un vivero quiere decir que algo bueno hizo. 

vivero bruno newman plantas

bruno newman amaranto

Todos los trabajos de este vivero están a cargo de cinco personas que todos los días riegan las plantas, lfertilizan y sacan esquejes de las más grandes. Según nos cuentan, a veces les llegan lotes de plantas muy maltratadas, pero gracias a que todos los días están esquejando y reproduciendo los nuevos brotes, los encargados siempre tienen listas las plantas que la delegación necesita para mantenerse verde. 

esquejes
Así, como esquejes, empiezan su vida muchas de las plantas en la ciudad.

vivero paisaje

Don Lorenzo, uno de los encargados, lleva 44 años trabajando en varios viveros de la ciudad. Gracias a él nacieron muchos de estos espacios que, como el Bruno Newman Morfin, mantienen verde la Álvaro Obregón. En su semblante, su hablar y el estado del vivero, se nota que lo suyo es estar entre las plantas. Dice que después de estar ahí uno no ve la ciudad con los mismos ojos y le creemos. Con sólo pasar unos minutos en el vivero, nuestra caminata por Chimalistac y La Bombilla cobró un aire distinto. Como si todas las plantas en el los prados fueran viejas amigas.

.

Más en Local.Mx

Jardín Santiago, un parque de Mario Pani entre los edificios de Tlatelolco