Boturini, el epicentro gastronómico de la Venustiano Carranza

Hicimos un recorrido por Boturini, el oasis gastronómico de la Venustiano Carranza que conviene visitar de noche y con mucha hambre.

Cada colonia tiene un epicentro gastronómico bien definido y casi todos salen a lucir cuando llega la noche. En la colonia Aeronáutica Militar de la Venustiano Carranza, por ejemplo, la cena se sirve a lo largo de tres cuadras sobre Lorenzo Boturini donde un olor a carne, postres y garnachas se percibe desde unos metros antes de llegar a la primera taquería del recorrido.

Todo inicia en el cruce de Boturini y Sur 109 donde se encuentran, esquina a esquina, El Gabacho y El Pastorcito, dos taquerías que no tienen pierde. Por la cantidad de clientes que incluso empiezan a hacer fila ya entrada la tarde, uno intuye que allí se sirve buen pastor. De hecho, los tacos del Pastorcito tienen cierta fama por toda la ciudad gracias a que antes de la pandemia participaron en varios eventos y aparecieron en un par de programas sobre comida mexicana.

el-pastorcito-boturini

Si uno sigue adelante no va a tardar mucho en encontrar las “curiosidades” gastronómicas de la colonia. Muchas de ellas son tacos, sí, pero entran en esta categoría porque sus dueños se permiten jugar con las recetas tradicionales o bien los sirven con un aire un poco más sofisticado o, si lo quieren ver así, más experimental. Hay quienes ofrecen salsas de diferentes sabores o los que sazonan la carne con otros ingredientes. En fin, esos negocios acogen a quien llega a la colonia con aire aventurero.

gabacho-boturini

A ellos se suman los carritos que venden hamburguesas y alitas, una botana que últimamente ha tomado mucho protagonismo en la ciudad. Nuestra recomendación es que piensen en el tipo de sabores que les gustan, porque ahí está la clave para encontrar las indicadas para ustedes. Las hay al carbón o fritas, y sí,  más que la salsa, esto es lo que determina su sabor.

postres-boturini

Las estrellas de Boturini

Para muchos, la joya de la corona está —como todo lo bueno— al final de este recorrido. Hablamos, claro, de los Güeros de Boturini, una taquería que a su vez es un rockstar de la gastronomía de la Venustiano Carranza. Pero, pese a lo que muchos piensan, no fue su aparición en un documental lo que los volvió populares porque, como el dinosaurio de Monterroso, cuando Las crónicas del taco llegaron, los Güeros ya estaban allí. Los verdaderos responsables de su fama son el buen servicio y, obviamente, sus tacos.

trompo-boturini

No importa si tienen cupo lleno, el servicio y la comida son cumplidores por donde los veas Allí no hay pierde, pide unos tacos y, si el antojo es fuerte, alguna de sus especialidades como los frijoles charros. Pero es mejor ir despacio, porque aunque los Güeros son el final del recorrido, todavía falta la cena y esa corre a cargo de otro clásico de la zona: Los Pambazos de Boturini, que está exactamente enfrente de la taquería ¡Qué bendición!

pambazo-boturini

Con sólo pasar frente a su vitrina donde una torre de pambazos enchilados aguarda a lado de las cazuelas con guisos y rellenos. De nuevo, la garantía son todas las personas que incluso hacen fila para poder comer ahí aún cuando hay tres cuadras repletas de la mejor comida en toda la Venustiano Carranza.

.

Más en Local.Mx

La Narvarte es un paraíso taquero (y estas son sus mejores taquerías)