La San Felipe de Jesús, la cuna del punk en la Ciudad de México

San Felipe es Punk es el disco de Polo Pepo que se volvió de culto: fue una guía musicalizada para recorrer la colonia desde la perspectiva de un local.

La colonia San Felipe de Jesús no sólo es el hogar del tianguis más grande de toda América Latina. El punk que resuena en sus calles y bares –casi– clandestinos cuenta la historia del movimiento en el centro del país. No muchos lo saben, el punk de la ciudad nació en la “San Fe”, como le llaman cariñosamente los locales.

El rincón más punk de la ciudad

Los discos de The Clash, Sex Pistols y Ramones ya se conseguían en algunas tiendas clandestinas de Tepito y la Lagunilla, pero todavía no existía un sólo álbum que hablara de la ciudad y los problemas de la periferia. Mientras la mancha urbana crecía, el gobierno seguía poniendo su atención en el centro, dejando a sus alrededores completamente olvidados. Tal vez eso hizo que los jóvenes de los ochenta se interesaran en el punk y sus consignas contra del orden. 

San Felipe tianguis

San Felipe de Jesús era una zona especialmente olvidada no sólo por ser la frontera norte de la ciudad, sino por estar ubicada justo en el punto en donde se cruzan el Río de los Remedios y el Gran Canal del Desagüe. En los ochenta el tianguis que hoy le da fama a la zona todavía no era tan grande. Apenas tenía unos diez años de vida y en la mayoría de los puestos vendían herramientas. Ese fue otro factor que convirtió a la “San Fe” en un lugar aparentemente inseguro, pues la mercancía del tianguis tenía fama de ser robada. En efecto, cualquiera que haya crecido en ese entorno fácilmente podía autodenominarse punk.

San Felipe Bar
Parka Beers, uno de los bares punk de la San Felipe.

Por ello es correcto decir que la “San Fe” es la cuna indiscutible del punk en la ciudad. De hecho, ahí nacieron las dos primeras bandas de punk en el centro: Rebeld’ Punk y Polo Pepo. Los primeros, a pesar de ser leyendas del punk en México, siguen presentándose en escenarios pequeños a lo largo de país. Quizá su forma de ser fieles a sus raíces y continuar haciendo lo que les gusta. Por otro lado, Polo Pepo simplemente desapareció del mapa musical de la ciudad, aunque a su paso dejó el que quizá es el álbum más importante del punk capitalino: San Felipe es Punk.

San Felipe es Punk, el disco de Polo Pepo que se volvió de culto

Aún en el Chopo donde uno puede conseguir casi cualquier disco, encontrar una copia del disco de Polo Pepo puede ser una verdadera odisea. El álbum salió en 1986 y, como pasa con muchas producciones independientes, hicieron un tiraje bastante pequeño. Para economizar, la carátula de los discos era la fotocopia de una fotografía de Polo Pepo posando a la orilla del Gran Canal del Desagüe y el título del disco estaba escrito a mano.

Sin saberlo, Polo Pepo rescató al punk de lo comercial y lo regresó a sus orígenes. Su disco entero era una protesta musicalizada en contra de la marginalidad de la San Felipe de Jesús. Tiene, por ejemplo, una canción que se llama “Chavo marginado” donde hablaba de la realidad de muchos vecinos quienes, al no tener trabajo ni dinero, buscaban consuelo en las drogas o la delincuencia. San Felipe es Punk fue una guía musicalizada para recorrer la colonia desde la perspectiva de un local.

En una orilla del norte hay una gran tradición, donde el tiempo se detiene a ritmo de rock y punk. Es en esa San Felipe donde nació el movimiento punk, abanderados aún por el Polo Pepo. Si nos quieres conocer, no te vayas a perder. Sólo tienes que seguir las aguas del Gran Canal…

Un fanzine punk

El disco en general es una oda a ese romance secreto entre la ciudad y el punk. A diferencia de “Ecatepunk” o “Nezarrock”, encontrar un apodo punk para la San Felipes es casi imposible. Pero el espíritu de su gente y los grafitis que recuerdan el disco de Polo Pepo hablan por sí mismos. Si uno se pasea un domingo por su enorme tianguis y bebe una cerveza en alguno de sus bares improvisados, seguro se va a dar cuenta de que la “San Fe” sigue siendo bastante punk.

.

Más en Local.Mx

Ex balneario olímpico Pantitlán: la sede donde en 1992 tocaron Ramones y The Cramps