Cómo una mujer logró reducir los conflictos entre los humanos y la vida silvestre

Wild Seve es una iniciativa genial: ayuda a las personas a conseguir compensaciones por los daños que puede causar la cercanía con tigres, leopardos y elefantes y, así, genera un ambiente de paz y tolerancia entre especies.

Inspiración Verde es una serie de artículos desarrollados por Local.mx para mostrar los proyectos medioambientales más relevantes. En colaboración con la iniciativa Perpetual Planet de Rolex, nuestro objetivo es generar conciencia, inspirar a nuevas generaciones e impulsar todas las buenas ideas que mejoran la vida en la Madre Tierra. Rolex está apoyando a organizaciones e individuos inspiradores en una misión para hacer al planeta perpetuo. #PerpetualPlanet. Para más información visita rolex.org.

Es fácil, desde la Ciudad de México, idealizar a los tigres de bengala que habitan en India y a todos esos animales, majestuosos y voraces, que deambulan por su territorio. Pero la relación entre los humanos y la fauna salvaje es precaria y, desde luego, conflictiva. Los tigres y leopardos tienen cada vez menos espacio para ser libres y se acercan mucho a los poblados, tanto que a menudo comen vacas u otros animales domésticos (o sagrados) y destruyen los cultivos. En ocasiones también ponen en riesgo la vida de las personas.

Por ello, el proyecto de la científica Krithi Karanth, laureada de los Premios Rolex a la Iniciativa 2019, es tan genial: ella ideó Wild Seve, una iniciativa que, al apoyar a las personas, crea un ambiente más amigable para los animales que están en peligro. Y lo mejor de todo es su sencillez.

wild seve
Krithi Karanth, en Channagundi, en el estado de Karnataka, India, ha sido una amante de la conservación desde su infancia. ©Rolex/ Marc Shoul

Wild Seve (seve, en canarés, lengua oficial de Karnataka, significa “servicio” o “servir”) funciona como puente de comunicación entre el gobierno y las comunidades. Los accidentes se reportan a un número gratuito, tan simple —y eficaz— como eso. Así, cada caso puede ser atendido y las compensaciones gubernamentales llegan con mayor celeridad a su destino, pues, aunque esos fondos existen, son pocos quienes pueden beneficiarse de ellos, ya que enfrentan desafíos como el analfabetismo, el desconocimiento de los programas, costos legales, entre otras dificultades. Si antes las personas tomaban represalias contra los animales que destruían su propiedad, esta iniciativa les ha permitido tener una actitud más tolerante y pacífica con ellos.

wild seve
Lakshamamma (de rodillas) y Dasaiak muestran respeto ante la tumba de su vaca tras haber sido atacada por un tigre. ©Rolex/ Marc Shoul

Hasta ahora, Wild Seve ha ayudado a unas 7,000 familias y presentado 15,000 quejas en el estado de Karnataka, al suroeste de India. Ahí se ubican algunas de las grandes reservas —como los parques nacionales de Nagarhole y Bandipur— donde habitan las poblaciones más cuantiosas de leopardos, la mitad de los elefantes asiáticos y 70% de los de tigres de todo el mundo. El objetivo es implementar el modelo en los alrededores de tres parques más, con lo que se beneficiarían otras 1,000 comunidades y, con ellas, miles de animales salvajes. Además, el programa hace pruebas en muchos de hogares en áreas especialmente complicadas, donde se instalan graneros protegidos contra los depredadores.

wild seve
Krithi Karanth (al centro) revisa los datos de avistamiento de animales con sus colegas Anubha Vanamamalai (izquierda) y Nauachandan Natarajamurthy. ©Rolex/ Marc Shoul

 

wild seve
Prasanna Kumar (a la izquierda), un granjero que cultiva plátanos, le describe a Krithi Karanth cómo su cultivo fue destruido por un elefante. ©Rolex/ Marc Shoul

Este increíble proyecto hizo que Karanth fuera laureada en 2019 con el Premio Rolex a la Iniciativa. Pero quizá lo más importante no es agilizar los trámites o mejorar la infraestructura, sino sensibilizar, crear un mundo más entusiasta y empático con la naturaleza. Para eso existe Wild Shaale, que se acerca a los niños que viven cerca de diferentes reservas y les contagia el amor de Karanth por la naturaleza salvaje, así como su increíble actitud optimista: “Tenemos que facilitar la creación de espacios comunes, donde las personas no miren a los animales con hostilidad, donde los niños se emocionen al ver un tigre o un elefante y sepan que son muy afortunados”, dice.

wild seve
Krithi Karanth (al centro) participa en un taller escolar de Wild Shaale con niños imitando a animales salvajes. ©Rolex/ Marc Shoul

En México también podemos hacer las paces con la vida salvaje

Krithi Karanth trabaja bajo el precepto de que el planeta no pertenece sólo a las personas. Por eso vale la pena mantenernos atentos a proyectos locales que, como Wild Seve, ayuden a la convivencia pacífica entre humanos y otras especies.

wild seve

Aunque en una diminuta proporción, aquí tenemos un proyecto llamado Abeja Negra SOS, que se dedica desde 2017 al rescate de panales de abejas —tan importantes en el ecosistema— que están en lugares inconvenientes de la Ciudad de México y los traslada al campo xochimilca (donde sin duda tienen una vida más florícola que en un poste o una cloaca). Además, ofrecen capacitaciones, y quienes hayan acudido a Abeja Negra SOS para un rescate pueden, de hecho, visitar su colmena en el apiario. Todo ello permite, más allá de la sensibilización y la convivencia armónica, la posibilidad de involucrarse en serio en la apicultura, una labor que empieza por la empatía hacia lo más pequeño.

*

Inspiración Verde es una serie de artículos que nos llena de emoción. A lo largo del año daremos a conocer los proyectos medioambientales más relevantes que se han llevado a cabo en el planeta bajo la iniciativa Perpetual Planet de Rolex, y contaremos también las historias locales de quienes afrontan desafíos enormes para el medio ambiente.

#InspiraciónVerde