Fauna Local: la ardilla (que amamos y odiamos)

Las ardillas son parte fundamental de la fauna de la ciudad; antes se encontraban principalmente en Chapultepec, ahora en la mayoría de lugares con arboles.

Cada animal de la fauna local se parece a su dueño, a su hábitat y a su tiempo: la tarántula del Pedregal a las rocas, el cacomixtle a la noche. La ardilla es simpática como una escena de domingo en Chapultepec, cotidiana y familiar, y parece no haber paseo al aire libre en la Ciudad de México sin ellas. Encontrar un cacomixtle en la ciudad puede ser extraordinario. Por el contrario, las ardillas andan por todas partes, son parte fundamental de la fauna urbana.

ardilla
Cortesía Enciclovida

La ardilla vientre rojo (Sciurus aureogaster) es la especie más común que hay en la ciudad. Se les llama así por la veta roja en su pecho. Son pequeñas, ágiles y pocas veces tocan piso (quizás por eso son graciosas  y parecen inofensivas): trepan árboles y andan por los cables, entre rama y rama, en los parques, como si fueran todos suyos. Están en Chapultepec, Coyoacán, Parque Hundido, Parque de los Venados, Bosques de las Lomas, pero podrían estar en cualquier parque o camellón arbolado de la ciudad.

Junto a las palomas, las ratas , los gatos y perros ferales, la ardilla es considerada parte de la “fauna nociva” de la ciudad, algo parecido a una plaga. El crecimiento de su población hace que no sean tan indefensas como parecen, sobre todo porque come los brotes de las plantas y las frutas de los árboles. Pero esta sobrepoblación tiene más que ver con un ecosistema que no paramos de alterar. Tratar este tema no nos incumbe a nosotros. Acaso respetarlas y, en escena dulce de domingo, no alimentarlas con chatarra.

.

Más en Local.mx

Esta aplicación te permite conocer la fauna verdadera de la Ciudad de México