Si buscas un carpintero, Taller Zà hace las cosas muy bien

En Taller Zà, Alba hace carpintería a la medida o bajo sus diseños. Lo que pretende es que sus clientes tengan piezas que disfruten y quieran toda la vida.

La carpintería requiere una de las atenciones más específicas en los oficios: la infatuación con el material, con la madera. Algo así describe Alba, la mente y los brazos detrás de Taller Zà, que nos encanta. Alba es carpintera-arquitecta y sus piezas contagian el amor por el objeto. Ella se involucra en todo el proceso, desde el bosquejo de las piezas hasta el ensamblado (que incluye cortar la madera, tallarla, lijarla). Y esto se distingue. Con lo difícil que es encontrar un carpintero que haga las cosas con mucho cuidado, a tiempo y según las posibilidades del cliente.

¿Quién no ha preguntado por un buen carpintero varias veces al año?

carpintería

Taller Zà hace comedores, vestidores, libreros, cocinas o puertas. Las hace a la medida y también bajo sus propios diseños. Pero además de hacer mobiliario, Alba hace algo que todavía no es muy común en México: une la carpintería con la arquitectura. Esto significa espacios temporales (o efímeros) como pabellones, o en sitio como terrazas y jardines. Incluso casas. Pero si acá en México no lo vemos tanto es porque aún hay resistencia y mitos alrededor de la arquitectura con madera ––Alba asegura que la construcción con este material es seguro, flexible y tiene las mejores posibilidades.

carpintería

Quizás lo más especial del trabajo de Alba (o lo más detallista) es el ensamblaje. Sus muebles no llevan clavos ni tornillos y las piezas embonan casi milagrosamente. Para ello se requiere estrategia y precisión y mucho cuidado a lo pequeño. Los ensambles los hace con la madera misma. Ensambles solapados –muy al estilo japonés. Las bancas, los libreros, puertas, barandales, todo es resultado de la observación y de esa una combinación de técnicas y tradiciones de carpintería y ebanistería de años: japonesa, escandinava, mexicana… Alba toma lo que para ella es lo mejor de cada una. En México estamos muy acostumbrados al barniz, por ejemplo, y ella prefiere la cera. El acabado con cera se ve más natural y es más económico.

carpintería

Las maderas de Taller Zà varían dependiendo lo que pida el cliente y su presupuesto. Pero también dependiendo lo que pida el mueble: si es necesario usar triplay en una pieza, lo hace, pero nunca (nunca) recurre al material aparente. A pesar de lo que digan, el pino es una madera que le gusta, porque es económica (que es distinto a barato), maleable y duradera, también usa muchas maderas de la selva como chactecock, pugte, chabin o machiche.

carpintería

“Los materiales se conocen por la experiencia”, nos platica Alba. “La densidad es evidente cuando uno toma en sus manos dos materiales distintos y los pesa y los siente”. Así fue su primer acercamiento a la madera, y por eso también hace juguetes para niños: los pesa y los siente. Este, dice, es su su lado más artesanal y lo hace a partir de la merma de sus demás trabajos. También hace pequeños objetos como USB, dados, mosaicos…

Su vocación de carpintera comenzó desde que era pequeña, en una escuela activa. Luego resurgió en el CECATI muchos años después, había terminado la carrera de arquitectura y dudaba de su futuro en un despacho. Cuando volvió a tocar la madera supo que con ese material había posibilidad de miles de cosas y se quedó ahí. Ahora tiene este taller que viene a mejorar las casas de los capitalinos.  : ).

Si buscas un carpintero, ella es una opción excelente.

Contacto

instagram: @taller.za
mail: taller.za.mx@gmail.com

.

Más en local.MX

Nuestra selección de 8 talleres para inscribirse en enero