La legendaria Gandhi de Oportunidades, en Miguel Ángel de Quevedo, cierra sus puertas

La Gandhi de Oportunidades en Miguel Ángel de Quevedo se despide después de 49 años y puso toda la tienda a mitad de precio.

La Gandhi de Oportunidades en Miguel Ángel de Quevedo es (todavía) una de los rincones favoritos de escritores y lectores que buscan títulos que no consiguen tan fácil, ni siquiera en otras sucursales del país, ni mucho menos en otras librerías. Es una tienda de saldos, así que, con algo de suerte, uno puede encontrar ejemplares descontinuados a precios muy bajos. Tristemente, es es otro de los locales que se retiran a causa de la pandemia. Pero tienen una venta de descuento del 50% en todo su inventario.

Los recuerdos en la Gandhi de Oportunidades

Desde hace 49 años, esta sucursal de Gandhi le ha sabido hacer frente a todas las adversidades es la primera de todas y por eso nos parece insólito que cierre sus puertas tan abruptamente. De hecho, en redes como Twitter hay un debate sobre si se trata de un adiós definitivo o sólo una renovación de la tienda. Aunque afuera de la sucursal hay un cartel que nos da una pista sobre su futuro: 50% de descuento en todo.

En sus estantes hay libros de todo tipo: infantiles, científicos y novelas quizá no tan populares, pero sí muy buenas. No podemos decir con certeza qué tipo de joyas se van a encontrar allí; sobretodo porque, con sus descuentos especiales, incluso los ejemplares más raros, esos que no se movían desde hace tiempo, están volando. Quizá lo único que quede después del 16 de agosto sean los recuerdos de personas que fueron ahí con sus padres para comprar sus primeros libros y, más adelante, los de la universidad o también quienes pasaron horas sentados en las mesitas de la tienda haciendo sus tesis. Por eso dicen que formarse para aprovechar los descuentos es también ir a despedirse de este local tan querido.

El descuento de despedida

Desde que anunciaron sus descuentos, muchas personas hicieron filas de hasta dos horas para poder aprovechar los descuentos. Hay todo tipo de lectores formados; están, por ejemplo, los optimistas que piensan encontrar libros de su autor favorito y los aventureros, esos que llevan un presupuesto fijo para comprar cuanto título interesante se les atraviese.

Sabemos que en la ciudad todavía quedan en pie muchas Gandhi, incluyendo la que está casi frente a la de Oportunidades (una de las más bonitas), pero esta es la primera de todas y por eso es irremplazable. Aunque físicamente cumple con ese “al final se muere” que rezan sus separadores, los recuerdos y los libros que encontramos en esta librería se quedan con nosotros. La vamos a extrañar mucho.

.

Más en Local.Mx

Por qué es esencial tener un espacio en tu casa para leer (y cómo prepararlo para eso)