Encontraron la casa del emperador Axayácatl en los cimientos del Monte de Piedad

En los cimientos del Monte de Piedad encontraron los restos del patio y las casas del emperador Axayácatl, que también habitó Hernán Cortés.

En el Monte de Piedad encontraron los restos de dos construcciones muy importantes para la historia de la ciudad: la primera casa de Hernán Cortés en la Nueva España y los restos de la casa de Axayácatl, el huey tlatoani sucesor de Moctezuma I y padre de Moctezuma II. En los cimientos de éste y otros edificios de tezontle y cantera del Centro Histórico existen varias capas antiguas de esta ciudad y su pasado lacustre. 

Desde hace tres años el personal del INAH decidió excavar 12 pozos de sondeo en el subsuelo del Monte de Piedad, después de que, entre los cimientos del antiguo edificio, encontraran piedras que fueron parte de los muros de la residencia de Moctezuma Ilhuicamina. Ahora los hallazgos apuntan hacia un nuevo grupo de estructuras: el patio y la casa de Axayácatl, las cuales sirvieron como casa de Cortés una vez consumada la conquista. 

escalera-INAH

Para los arqueólogos e historiadores éste es un hallazgo muy importante para conocer a fondo nuestra historia. Además de las construcciones antes mencionadas, el descubrimiento también les permitirá ubicar el lugar en el que murió el emperador Moctezuma Xocoyotzin el 29 de junio de 1520 después de que una turba enfurecida lo recibiera con lanzas y piedras a las afueras de su palacio. 

¿Qué hacen estas casas debajo del Monte de Piedad?

Tras la conquista, Cortés ordenó derribar todos los edificios principales de Tenochtitlán, empezando por los templos y casas de los gobernantes. Los encargados de construir la nueva ciudad recogieron de entre los escombros las piedras más grandes para utilizarlas en los cimientos de los palacios y casa de la Nueva España. De ahí que tengamos rarezas urbanas como la boca de serpiente que descansa en la esquina de República del Salvador y Pino Suárez. 

axayacatl-plumas

De hecho, el primer paso que Cortés dio en el reordenamiento de la ciudad fue modificar la casa de Axayácatl para que tuviera un espacio de oración. Una vez derrumbado, física y moralmente, el imperio mexica, el conquistador quiso que allí construyeran el primer Cabildo de la Nueva España y, en 1529, Marquesado del Valle de Oaxaca. No fue sino hasta 1836 que filántropo español Pedro Romero de Terreros adquirió este edificio y los convirtió en el Sacro Monte de Piedad. 

axayacatl-inah

¿Cómo saben que estas piedras pertenecen a las casas de los emperadores?

La mayoría de las rocas documentadas por los investigadores del INAH tienen grabados en altorrelieve que representan un tocado de plumas y fragmentos de la Serpiente Emplumada, Quetzalcóatl. Además allí mismo encontraron otra piedra labrada con el glifo que simboliza el tianquiztli o mercado.

relieve-axayacatl

Este hallazgo es una prueba más de que debajo de nuestros pies hay toda una ciudad oculta que, 500 años después de su caída, sigue reclamando su espacio y recordándonos de dónde venimos y lo mucho que nos hace falta por conocer.

.

Más en Local.Mx

Nuestra ciudad-bestiario: encontraron 60 esqueletos de mamut en el aeropuerto de Santa Lucía (!)