Azoteas Locales presenta: cómo pintar un mural y mejorar tu vista

Un mural, pequeño o enorme, no es difícil de hacer en casa y mejora mucho la forma en que vivimos los espacios. Hicimos este especialmente para esta nota y para continuar con la cultura de azoteas.

Los muros internos de los edificios son espacios disponibles para la creatividad. Solo es cuestión de acordar algún proyecto visual entre los vecinos para convertir el gris de las paredes, ya sea de la azotea, del cubo o del lobby, en un mural hecho por pintores, ilustradores, dibujantes o aficionados. Aquí una historia para inspirarte.

La pared de nuestra azotea es de cemento, y tiende a marcarse con figuras oscuras como cascadas petrificadas. Si bien dichas imperfecciones le dan cierta personalidad al espacio, en estos días de contingencia le propusimos a nuestra casera que nos dejara pintar algo en dicho muro para darle vida con más colores; total, si no quedaba bien o nos gustaba, podíamos volverlo a pintar de gris.

Todo se alineó a nuestro favor e invitamos a intervenir nuestra azotea a Nariño Tierno, director de video de Calibre Films, quien durante el encierro retomó su pasión por la pintura y ésta era una buena oportunidad para replicar su trabajo a mayor escala.

mural

espacio escultórico unam

mural en azotea

Lo primero que hicimos fue elegir el tipo de dibujo para el mural. A Nariño le gusta explorar con la geometría, el volumen y el color. Nos mostró varios bocetos en su libreta, y escogimos el que tenía una buena historia detrás: “Este dibujo es una reinterpretación del Espacio Escultórico de la UNAM”, nos contó. “Nunca se me va a olvidar el día que me llevaron mis papás ahí por primera vez. Para mí fue como salirme no solo de la ciudad, sino de la realidad. Mi hermana y yo empezamos a jugar e imaginar que nos llegaba la lava de un volcán y teníamos que trepar hasta arriba de los triángulos. Había un atardecer espectacular y creo que por primera vez hice conciencia del presente”.

 

Recuerdos del Espacio Escultórico

 

Este sitio emblemático, ideado por artistas como Mathias Goeritz, Helen Escobedo, Sebastián y Manuel Felguérez, entre otros, acaba de cumplir en abril 41 años de su inauguración, así que también nos pareció un buen homenaje a este anillo circular que, además, forma parte de nuestro imaginario adolescente. Los estudiantes sureños del DF muchas veces encontramos ahí el lugar perfecto para irnos de pinta, echarnos sobre las piedras a ver el cielo y pensar en la inmortalidad del cangrejo mientras daba la hora de la salida para regresar a casa. El mural de Nariño sería un recordatorio de esos momentos de libertad.

Pasos a seguir para pintar un mural en tu azotea

Nuestra pared ya tenía un rectángulo delimitado que algún otro inquilino hizo un día sin avisar a nadie. Ese fue el marco elegido para llenar de color. Nariño limpió la zona con una brocha, quitó el polvo y si hubo alguna rugosidad la raspó con el mango. Una vez que quedó limpia la superficie, pintó primero el color de fondo del paisaje que representa el cielo. “Es importante pintar dos o hasta tres capas para conseguir un color sólido y parejo, y tener paciencia; esperar a que se seque por completo cada capa”.

Después, con tape azul hizo el trazo de las figuras, siempre con pausas para caminar hacia atrás y tener perspectiva del mural completo. En un bote combinó las pinturas con blanco o negro hasta lograr el tono que buscaba. Para Nariño era importante que la obra construyera un diálogo con el muro, y de cierta forma las manchas oscuras de humedad encontraron resonancia con el volumen de los triángulos, se convirtieron en una especie de sombra.

Al terminar, no tuvimos duda: nuestra pared se transformó para bien y al alcance de quien quiera apreciarlo. Esa tarde hubo un atardecer espectacular como paralelismo a la infancia de Nariño. El color aunado a la creatividad son elementos que dan emoción y suman riqueza a nuestra forma de habitar los espacios, y el espacio, como sabemos, es intrínseco al tiempo, el de ahora, el del pasado o el que viene. Por eso importa continuar esta nueva cultura de azoteas para mejorar nuestra calidad de vida en la ciudad.

 

 

 

TOP Wall

Para pintar un mural en tu azotea, te recomendamos Top Wall de Comex PPG por sus enormes beneficios: está disponible en 1,400 colores; protege contra humedad e impermeabiliza contra las lluvias; su tecnología con fibras de nanotecnología hace que se adhiera a superficies asfálticas y acrílicas previas sin importar que dichas superficies estén húmedas y es de fácil aplicación; también promueve un secado rápido y te garantiza una mayor durablidad. Además, tiene promoción: desde ahora y hasta el 12 de julio este producto cuenta con 20% de descuento, más 3 y 6 meses sin intereses con tarjetas participantes.

 

Si quieres ver más del trabajo de Nariño Tierno, entra aquí.

*

Este post estuvo patrocinado por Comex, pero todo el contenido editorial y el punto de vista es nuestro. Como todo en Local.mx, nuestro contenido asociado está cuidadosamente seleccionado para que sea de relevancia para nuestros lectores, a quienes queremos mucho. Gracias por apoyar a las marcas que apoyan a Local.mx.