¿Un lugar en la Escandón donde desayunar y tomar buen café? –Yume

Yume es restaurante, cafetería y tienda de curiosidades. Sirve desayunos a cualquier hora (mientras estén abiertos) y recomendamos los chilaquiles negros.

En la Escandón hay sombrererías antiguas con la mejor calidad o, recientemente, una tienda de discos de archivo y coleccionismo que es una suerte tener. Y aunque no hay muchísimas opciones modernas para comer o tomar café, las que hay y han sobrevivido son mejores que el promedio en otras colonias más de moda. Una de esas opciones es Yume, un cafetería/galería/tienda que funciona como un buen híbrido de su delegación. 

yume

Yume es la mezcla del pasado con el presente y uno solo lo puede entender cuando entra. Hay muebles antiguos, muñecos, juguetes y objetos de colección y también hay ilustraciones de artistas como Evelyn Alarcón, fotografías, esculturas o libros de editoriales independientes, como Los libros del Zorro Rojo y Antílope.

yume

yume

Aquí todo se mezcla, todo convive entre vecinos de la colonia, extranjeros, plantas, antigüedades y olores deliciosos que salen de la cocina. Yume es combinación de curiosidades con comida deliciosa, que surge de los mismos creadores de Pan Comido y Chomp Chomp. En el menú ofrecen pasta, bowls, sándwiches, comida vegana y vegetariana y los desayunos son deliciosos. Recomendamos los huevos Yume o los clásicos chilaquiles negros de chile pasilla.

Lo mejor es que los desayunos se sirven todo el día, y para beber hay una extensa barra de café, matcha, chai, té, smoothies y un refresco de manzana artesanal de Zacatlán (que es casi imposible de encontrar en la ciudad).

yume

yume

Cada esquina está curada y cada semana todo cambia de lugar. La “galería” se llama Pimpa y es básicamente una tienda con más de 58 proveedores que apoyan en la curaduría del proyecto

.

QUÉYumeDÓNDESindicalismo esquina Progreso, Escandón
CUÁNDOlunes a sábado de 8h a 22h y domingo de 10h a 19h

.

También en Local:

AAuurraa: la esquina más amarilla de la Juárez con delicioso pan y café (y música)

Vine a Camino a Comala porque me dijeron que acá había buen café