La ventana de Ticuchi: el tamal de esquites *más rico* y otras delicias mexicanas a domicilio

La Ventana de Ticuchi es un nuevo proyecto de Enrique Olvera: desde la ventana del lugar despachan tamales, mezcal, caldo, barbacoa, churros y más.

Ticuchi es un restaurante de Enrique Olvera que había abierto poco antes de que la cuarentena cerrara todo. Y ahora, La Ventana de Ticuchi es una adaptación a los tiempos. Con este nuevo concepto, el restaurante (que está en el mismo lugar que vio nacer a Pujol) regresa a despachar comida desde una ventanita, y es una verdadera delicia. Desde su ventana están sirviendo tamal de esquites, donas, aguas frescas, mezcales artesanales (sólo para llevar) y una carta de caldos y guisos para llevar o comer parado.

Ticuchi

Desde que Ticuchi abrió, la ventana ha sido una de las piezas más importantes de su decoración. Si uno pasa frente al restaurante, lo primero que ve es un grupo de cocineros rodeando un enorme comal. Ahora, camino a la nueva normalidad, esta ventana toma mucho más protagonismo y se convierte en un nuevo restaurante.

En la Ventana de Ticuchi la idea es que uno vuelva a lo básico. Cambiaron las mesas y las sillas por una barra de concreto con bancos donde, como en las taquerías tradicionales, las personas pueden sentarse a comer, comer parados o pedir su comida para llevar. Por supuesto, esto no impide que los alimentos tengan el toque que distingue al chef Enrique Olvera, ese que sabe a maíz fresco, originario y de buena calidad

Menú para llevar y a domicilio

Aunque el menú irá cambiando todos los días, podemos adelantar que tendrán platillos como pozole de hongos, sopa de guías, huitlacoche en salsa roja, donas de tepache, frijoles de la olla, mole negro con plátano macho, tamales de esquites y frijol con calabaza. Además de mezcales artesanales, en Ticuchi tienen otros productos misceláneos para llevar como pepitas de calabaza, tortillas, memelas, quesillo, arroz y salsas de la casa. 

Ventana de Tichuchi

Tamales

la-ventana-de-ticuchi-tamales

Nosotros ya probamos el tamal de esquites y sin exagerar podemos decir que es el tamal más rico que hemos probado. Hay algo de encanto en las nuevas adaptaciones que han surgido en la pandemia, y este es un ejemplo muy bueno, y sencillo, de eso.  Pediremos tamalitos y mezcal a domicilio y esperamos visitarlos pronto.

Para pedir a domicilio, ingresa aquí.

QUÉLa Ventana de TicuchiDÓNDEPetrarca 254, Polanco
CUÁNDOLunes a domingo,13:00 - 21:00 hrs.

.

Más en Local.Mx

Molino el Pujol, la tortillería de Enrique Olvera (y sus tacos de aguacate)