Restaurante Kosturi: curry y otras delicias de la “India” en plena colonia Roma

En Kotsuri hay uno de los mejores chicken tikka masala, mutton biryani y otros clásicos cocinados y servidos por originarios de la región.

En México tenemos muy pocos restaurantes de comida de la India; podemos contarlos con los dedos. Y de los pocos que hay, son menos los que escapan al cliché del butter chicken y que sirven platillos locales de alguna de las tantas regiones del subcontinente. Porque obviamente es muy diferente lo que se come en la India que lo que se sirve en un restaurante de cocina “hindú” en Londres, Nueva York o México. De la misma manera, es muy distinta la cocina del sur de la India que la del norte, como también son muy diferentes la cocina de la India, la de Bangladesh y la de Pakistán. En pocas palabras, lejos de ser un monolito, cada estado y cada región del subcontinente indio tiene su propia cocina con sus particularidades, desde Kerala hasta Bengala Occidental.

Dicho esto, hay un restaurante en la Roma que se llama Kosturi y que, aunque tiene todas las opciones cliché de una casa de curry de cualquier gran metrópoli occidental, sus platillos son especialmente deliciosos y están elaborados y servidos por personas originarias de la región; en este caso de Bangladesh. Y es que las samosas, el mattar panner y el tandori kebab aquí están preparados con ingredientes auténticos y naturales, y tienen sabor casero.

Restaurante Kosturi, Comida Hindú, Comida Bangladesh, India y Pakistán

Kosturi pasa casi desapercibido desde la calle, pues está adentro de una casa de dos pisos que, de manera improvisada, fue adecuada para ser restaurante. La planta baja, por ejemplo, parece un garage convertido en comedor. Para ubicarlo afuera hay un anuncio impreso en un toldo que literalmente dice: Restaurante Kosturi, Comida Hindú, Comida Bangladesh, India y Pakistán.

Mohammad, el dueño, nos explica que: “todas esas regiones comparten platillos básicos, con algunas pequeñas diferencias” y nos cuenta con un acento marcado y encantador que Kosturi significa “ombligo de venado” con el que elaboran “un perfume muy caro” que para ellos es “de buena suerte”. El lugar tiene un aire acogedor; es cero pretencioso y es modesto, a diferencia de muchos restaurantes sobre-diseñados de la zona. Además, son Mohammad y el cocinero quienes te atienden personalmente en la mesa con un trato amable, sencillo y alegre.

Lo más rico

Con lo que respecta a la comida, para empezar puedes escoger entre las somosas (empanadas), el papadoom (tostadas de lenteja), las pakooras (tortitas de harina de garbanzo) o alguna de las sopas. De plato fuerte hay opciones con pollo, res, cordero, pescado y camarones. No hay cerdo porque son musulmanes. Casi todo los platillos vienen salseado con exquisitos currys, aunque si prefieres algo más seco y asado puedes pedir todo lo que tenga la palabra Tandor en el menú.  O si te gustan los currys picantes entonces puedes optar por los que se llaman Vindaloo. Y si prefieres lo dulce y lo salado hay platillos como el Chicken Curry Especial que es un pollo en salsa curry con almendras, pasas, coco y cacahuate.

Por cierto, uno de los aspectos más atractivos de Kosturi es que hay muchas (y deliciosas) opciones vegetarianas, que es de apreciarse para los que preferimos comer plantas. Entre las delicadezas que a mi más me gustan están el Aalu Mattar (papas con chicharos en salsa curry) o el Dhag Saag (lentejas con espinacas en salsa curry).

Yo te recomiendo acompañar el plato fuerte con uno de los arroces y con uno de los panes tradicionales (naan, paratha o chapati) que se ofrecen en la carta. Obviamente la bebida a pedir es el lassy (hecha a base de yogurt) que viene en varios sabores, desde el simple hasta el de frutos rojos. A mi me gusta el de cardamomo.

Hay que aclarar que las porciones en Kosturi no son muy grandes, pues la idea es combinar el plato fuerte con una orden de arroz y con un pan para que sea suficiente. Además están las entradas y el postre por si tienes más hambre.  Los precios son razonables: si pides un palto fuerte, arroz, pan y lassi te sale alrededor de 300 pesos.

El restaurante Kosturi es una opción deliciosa para comer y los dueños y cocineros son un amortz. Por eso yo ya lo hice mi casa de curry favorita.

QUÉRestaurante KosturiDÓNDEMérida 241, Roma Nte.
CUÁNDOlun - dom de 1pm a 10pmRedes socialesFacebook