Pasillo de Humo para disfrutar de auténtica comida oaxaqueña sin salir de la Ciudad de México

Celia y Alam Florián nos trajeron un pedacito de Oaxaca a la Ciudad de México para disfrutar lo mejor de la cocina oaxaqueña tradicional.

Este restaurante está en el primer piso del mercado gourmet  El Parián en la Condesa. El nombre parece raro, pero se refiere a los corredores de los mercados populares oaxaqueños donde hay muchos anafres de carbón encendido con sus parrillas para cocinar los productos que se ofrecen en el mercado. Aquí ni es pasillo ni hay humo, lo que sí hay  es una comida tan auténtica como si se comiera en un mercado de Oaxaca.

Pasillo de Humo

La garantía de calidad es la cocina de autor de Celia Florián en el restaurante Las Quince Letras en la ciudad de Oaxaca, el cual, desde hace más de 25 años ofrece una cocina clásica oaxaqueña basada en recetas familiares. Su hijo Alam Méndez Florián está a cargo de Pasillo de Humo, y para mantener intacta su sazón “importa” desde Oaxaca ingredientes como el chile chilhuacle, el tasajo, la cecina, el quesillo, la hoja santa y la hierba de conejo,  entre otras muchas cosas.

Pasillo de Humo

El restaurante es cómodo y luminoso, con muy buen servicio y una comida exquisita.  A la vista está la zona donde se hacen las tortillas y las tlayudas de maíz criollo,  nixtamalizado en el propio restaurante.

Es imposible probar todo en una visita, ya que la carta es muy variada. Nosotros empezamos con una deliciosa Hojasanta rellena de chapulines, quesillo, guacamole con chepiches y rajas de chile de agua. Después, no nos pudimos resistir a comer una tlayuda sencilla con frijoles y quesillo acompañada de huajes, chepiches, rábanos y chile de agua. La porción es tan abundante que con una nos sobró para 2 personas.

Pasillo de Humo
Hojasanta rellena de chapulines

Es indispensable comer alguno de los moles: negro, almendrado o rojo, que se pueden acompañar con lengua asada, con pollo o con pechuga de pato rostizada y su pierna confitada. Si quieres probar el amarillo, lo sirven con la pesca del día. Me encantó el mole almendrado con el pato que estaba en punto perfecto de cocimiento.

Pasillo de Humo
Mole almendrado con pato

Con todo esto que comimos ya no llegamos al postre, pero se veía que los que pidieron el tamal de chocolate lo estaban disfrutando mucho. Queda pendiente para la próxima.

.

QUÉPasillo de HumoDÓNDENuevo León 107, Condesa
CUÁNDOLunes a domingo de 9 a 19 horasT.5211 7263