Casa Tassel hace sus propias mezclas de té con especias locales

Desde leche dorada hasta lingotes de oro, Casa Tassel compra especias en mercados para hacer mezclas deliciosas de infusiones y lattes.

Casa Tassel es un lugar chiquito e íntimo en la Roma y es el lugar perfecto para ir a leer, ir a echar un buen té o tener una cita. Siempre ponen jazz o blues entonces es fácil relajarte en una de sus mecedoras.

CasaTassel_Interna6

No hay proveedores de té en México, así que los dueños de Casa Tassel importan los tés, pero hacen sus propias mezclas con especias locales que compran en el mercado. Por ejemplo, la leche dorada –que es una de las más ricas– tiene una mezcla de cúrcuma, jengibre, miel de abeja, pimienta rosa, negra y blanca.

CasaTassel_Interna4

En Tassel son tres socios: Paola Nava, Raúl Martínez y Rafael Sainz. Ellos le compraron Casa Tassel a una amiga pero al principio fue de David Sarmiento, el primer dueño, quien hizo el diseño del mueble que caracteriza el lugar. Este mueble conserva en sus estantes teteras y cajas de té que se alcanzan con la escalera que se recorre de un extremo a otro.

Tés e infusiones en Tassel

Tienen una gran variedad de tisanas e infusiones: rooibos, té blanco, verde, oolong, negro, negro premium, puerh. Éstos los sirven en diferentes medidas: en una tetera de 500 o 800 ml o en vaso para llevar. Algo que nos gustó es que tienen venta a granel desde 25 gramos de todas sus mezclas, en la bolsita te escriben el tiempo que necesita la infusión. Además hay una carta especial que se llama “Corazón delator” en el que tienen tés raros. Ling-oté es uno de ellos: es una pasta de té que se llama puerh de la región de Jinggu.

CasaTassel_Interna3

Postres

Nos sorprendió que Casa Tassel no solo tiene buen té, también tiene postres riquísimos. Los hace Itze Haruko Tsuchiya. Probamos el pastel de zanahoria que está esponjoso y con mucho sabor, y aunque hay postres que no están hechos en el momento, están muy frescos. También hay crepas y brownies con helado de vainilla. Nuestro postre favorito fue la galleta vegana de chocolate porque nos sorprendió lo deliciosa que está. Sabe incluso mejor que una que tiene huevo y leche. Tiene una textura suave y un sabor dulce exquisito. En temas de cuidado animal/ambiental, también hay para los tés leche de coco, de arroz y de almendra.

Angie, la que prepara las bebidas tiene rituales para cada infusión, como con el té verde rostizado Hojich, en el cual usa un método oriental: agregar agua caliente cada 30 o 15 segundos hasta que quede perfecto. Ella sabe todas las propiedades medicinales de los tés así que si un día te sientes mal, puedes buscar orientación para que te prepare algo que te ayude.

*No están en Uber Eats, porque buscan cuidar la experiencia del que toma su té.
*Casa Tassel ofrece nuevos productos por temporalidades (como en Halloween que hubo helado de pan de muerto).

QUÉCasa TasselDÓNDECórdoba 110, Roma Nte., Cuauhtémoc
CUÁNDOlun-sab: 10 am-9 pm, dom: 12 am-8 pmPRECIO$200-$300
Instagram*click*