Crónicas gastronómicas: Burger Boy, la primera cadena de comida rápida en la ciudad

Burger boy fue la primera gran cadena de comida rápida en México y uno de los restaurantes más queridos por los niños de los setenta y ochenta.

Antes de que viéramos McDonald’s y Burger Kings regados por toda la ciudad, había un puñado de negocios que le daban identidad a la comida rápida defeña. De esa época sólo queda en pie el legendario Mr Kelly’s de Insurgentes, pero queremos hablar de Burger Boy, la cadena de comida rápida más famosa en México entre 1970 y 1985, que era en sí misma una hacedora de recuerdos.

burger-boy-sucursales-

En los tiempos de Burger Boy, Tomboy y Mr. Kelly’s, las cosas eran diferentes. De alguna u otra forma, estos tres podían jactarse de tener recetas secretas y hacer las cosas diferente.  Y lo que hizo a Burger Boy destacar entre los demás fue ese toque de novedad que imperaba en sus tiendas que para los niños era pura felicidad. 

La publicidad de Burger Boy

Aunque no era un restaurante barato, Burger Boy se convirtió en uno de los sitios más populares de México gracias a los regalos que daban con cada comida y a que eran unos genios haciendo publicidad ¿Quién no iba a querer comer en un restaurante recomendado por Chabelo, Paco Stanley o, mejor aún, Salma Hayek?

Con una presencia tan grande en los medios, era casi inevitable que Burger Boy se convirtiera en la primera y más grande cadena de comida rápida en México. Para mediados de los setenta, durante sus mejores épocas, la empresa ya tenía 50 sucursales, un número notable si consideramos que los dueños nunca se imaginaron crear una cadena. En ese momento, su popularidad era tanta que lo único que tenían que hacer era mantener la atención de las personas.

burger-boy-chamacon
Chabelo era la imagen de “el Chamacón” una de las hamburguesas más emblemáticas de Burger Boy. Foto: @Memorabilia_Urb

Al igual que las cadenas actuales, Burger Boy puso toda su atención en los niños. Sabían que si lograban atraer su atención, ellos lograrían que sus padres los llevaran a comer allí al menos una vez al mes. Así fue como las comidas con premio llegaron a México. Primero, con cada refresco regalaron locopopotes de colores y en forma de espiral que pronto se volvieron populares no sólo en los restaurantes, sino también en los bares de la ciudad quienes se las arreglaron para conseguirlos y adornar con ellos sus bebidas. 

burger-boy-hamburguesas
Nombres de los tres tamaños de hamburguesa que vendían en Burger Boy. Foto: Turrilandia

También adaptaron su menú al público infantil. Desde su hamburguesa sencilla, hasta la más grande tenían nombres divertidos. Escogieron a Jorge Arvizu, “el Tata”, para promocionar sus hamburguesas. Como su voz ya era muy famosa en caricaturas como Don Gato y su pandilla, Los Picapiedra y Popeye, sólo era cuestión de tiempo para que los niños comenzaran a familiarizarse con los nombres “unifante”, brontodoble” y “dinotriple”, sus platillos insignia.

La caída de Burger Boy 

Durante poco más de una década, Burger Boy lideró el mercado de la comida rápida en México con casi nada de competencia, pero en 1985 la llegada de McDonald’s le dio un golpe directo a sus ventas. Aún con su genialidad en publicidad, Burger Boy no podía competir contra una franquicia que incluso aparecía en las películas de Hollywood y, casualmente, era la preferida de figuras como Michael Jackson. 

burger-boy-calle
La esquina del Eje Central y Flores Magón en 1984, con un restaurante Burger Boy y la antigua Secretaría de Relaciones Exteriores, hoy el CCU Tlatelolco. Foto: @cdmexeneltiempo

Pronto la cadena comenzó a reportar pérdidas considerables y el cierre repentino de sus sucursales. En 1994 hicieron una reestructuración de la toda la empresa, remodelaron las sucursales que aún estaban en pie y agregaron nuevos platillos al menú, pero todos los esfuerzos no rindieron fruto. Aunque la bancarrota fue inevitable, Burger Boy lo volvió a intentar en 2015. Anunciaron que volverían a México y que para 2017 volverían a ser una de las principales cadenas de comida rápida del país, pero tampoco lo lograron.

Hoy Burger Boy es un recuerdo en la historia gastronómica de la ciudad, quienes comieron allí lo recuerdan con mucho cariño, pues dicen que, hasta ahora, no han encontrado una hamburguesa (de cadena) que se le compare.

.

Más en Local.Mx

Crónicas Gastronómicas de la Ciudad de México: el primer bistec