Palmasur, canciones lo-fi desde la nostalgia mexicana

Palmasur es un proyecto de música lo-fi que utiliza sonidos cotidianos para hacer sus canciones y la cuarentena mejoró desde que los descubrimos.

En una de esas noches en que dejamos el YouTube en aleatorio, descubrimos Palmasur Lo-Fi Mex y nuestra cuarentena mejoró bastante. Se trata de un proyecto musical que toma los sonidos más entrañables de la cotidianidad urbana y los convierte en beats llenos de nostalgia y esa nueva añoranza de querer regresar a las calles para recorrerlas a cualquier hora.

Desde mediados de 2018, el canal ChilledCow emite la que quizá sea la transmisión de música lo-fi más larga de la historia de Youtube, Lofi hip hop radio – beats to relax/study to, cuyo video es una niña que estudia día y noche junto a su gatito que mira hacia la ventana. Con la cuarentena, creció el número de personas que comenzar a escuchar lo-fi para relajarse a ratos y eso es algo que en Palmasur supieron aprovechar muy bien.

 

El suyo es un trabajo artístico redondo. Además de hacer la música, colaboran con artistas como Luis García o Tochin, que se encargan de hacer las animaciones de cada recopilación. Gracias a eso, la niña que estudia perpetuamente se siente más cercana cuando la vemos con su Boing de Mango, su Maruchan, un par de libros de texto de cuarto año y un ensayo a medio empezar sobre la cercanía de los hot dogs con los tacos o los sándwiches.

Palmasur y la nostalgia del lo-fi

La versión mexicana de Palmasur le da justo al clavo de nuestra nostalgia con samples que van desde el carrito de los camotes, una patrulla dando su rondín o el silbido de alguien esperando el autobús. Esos sonidos que en su momento nos pudieron parecer molestos, ahora evocan esos tiempos en los que salir de casa no representaba demasiado riesgo y nos reconfortan en medio del confinamiento.

palmasur-frontera
Ilustración: @tochinko

Aunque los creadores de Palmasur son oriundos de Puebla, su música y los sampleos que utilizan para hacerla forman parte de la banda sonora de todo México. Ya es casi imposible pensar en una tarde en casa sin que a lo lejos se escuche a Tin Tan cantando “El panadero con el pan” o la voz de una joven de Chimalhuacán que saltó a la fama por prestar su voz a los fierroviejeros.

Además de los sonidos urbanos de cabecera, también crearon soundtracks para momentos muy específicos. Están por ejemplo una canción para pasar la cuarentena en tu ranchito, una para desayunar huevito antes de ir a la escuela o una recopilación para Día de Muertos que, de hecho, fue la que los lanzó a la fama. También hay actividades memorables del imaginario colectivo como formarse en la fila de las tortillas o sentarse junto a mamá y la abuela a ver un capítulo de Mujer, casos de la vida real.

Puede que esos sonidos sigan ahí, afuera de nuestras ventanas, pero el aire melancólico que sólo el lo-fi puede darles es lo que hace que los apreciemos mucho más. Así que mientras volvemos a oírlos más de cerquita, podemos sentirnos afortunados de que existan proyectos como Palmasur.

*

Como muchos otros artistas, Palmasur necesita de nuestra ayuda para seguir haciendo música. Si quieres apoyarlos, puedes hacerlo dando click a este enlace.

.

Más en Local.Mx

Estética vaporosa y futurismo rosa: ellos son Shiro Schwarz ♩. ♪. ♫