La mejor temporada en esta ciudad: cualquiera que incluya pan de muerto

Lo mejor de los productos de temporada es que podemos extrañarlos y emocionarnos con su llegada, mucho más que si estuvieran disponibles todo el año.

En esta ciudad el otoño es el rey de las estaciones. La lluvia deja de ser una mala noticia esperando a la hora exacta de la salida del trabajo; el clima es frío pero agradable todavía; la luz es más dorada que nunca, los cielos más azules y las sombras largas son hermosos fantasmas sobre el pavimento de las caminatas al atardecer. Y tal vez lo mejor de todo: hay pan de muerto, donas, galletas y bebidas de temporada.

Lo mejor de los productos de temporada es que podemos extrañarlos y emocionarnos con su llegada, mucho más que si estuvieran disponibles todo el año. El pan de muerto es una de esas tradiciones deliciosas que llegan con el otoño, pero no es el único, esta temporada también podemos disfrutar de donas de Halloween y galletas de Catrina, ideales para acompañar las mañanas o tardes de cielos despejados con un Cajeta Latte o un Chocolate de Starbucks calientito.

pan de muerto de Starbucks

Las donas de Halloween son irresistibles a la vista y al paladar: están rellenas con crema de avellana, tienen cubierta de chocolate y divertidas calabazas de azúcar; las galletas de catrinas son de mantequilla y cocoa y vienen listas para colorear (¡el paquete incluye pincel y una paleta de pintura comestible!). El pan de muerto es muy esponjoso y tiene los sabores de la receta tradicional: naranja, anís y azahar, con mucha mantequilla y cubierta de azúcar.

Tomarse  un rato del día para apapacharse y compartir estos productos bien puede hacer la diferencia frente a un día nublado o con mucho frío. Bien dicen que el chocolate es una cura para el alma y poder disfrutar de un Chocolate caliente con una galleta para pintarla una misma son cosas que sólo podemos hacer durante esta época.

pan de muerto de Starbucks

La temporada del pan de muerto, las galletas coloreables y las donitas de Halloween ya está aquí. Lo mejor sería visitar la sucursal de Starbucks más cercana y aprovechar las semanas siguientes disfrutando las delicias del otoño. Pasarán muchos meses antes de volverlas a probar, y tendremos que guardar el recuerdo perfumado del azahar hasta la siguiente temporada de luz dorada y cielos azules y profundos.

*

Este post fue posible gracias al apoyo de Starbucks, pero todo el contenido editorial y el punto de vista es nuestro. Como todo en Local.mx, nuestro contenido asociado está cuidadosamente seleccionado para que sea de relevancia para nuestros lectores, a quienes queremos mucho. Gracias por apoyar a las marcas que apoyan a Local.mx.