Por el bien de libros, fanzines, exposiciones y bienestar cultural: Patronato de Arte Contemporáneo (PAC)

El Patronato de Arte Contemporáneo (PAC) es un modelo único de apoyo al arte contemporáneo. Ofrece becas, promueve diálogos y trabaja desde hace 18 años desde lo colectivo.

El arte cambia el paisaje que recorremos todo el tiempo, tanto si nos damos cuenta como si no. En percepción, en sensibilidad, en los escenarios de nuestra mente y de nuestras calles el arte transforma; producirlo, fomentarlo y difundirlo es también una forma de resistencia. De la resistencia a nuestro tiempo y sus problemáticas 16 profesionales de las artes visuales decidieron, cada quien desde sus recursos y trincheras, iniciar en el 2000 el Patronato de Arte Contemporáneo (PAC), donde contribuyen voluntariamente a apoyar y promover el arte contemporáneo en México.

El PAC es una de las capas más importantes para entender cómo funciona el Arte Contemporáneo y por qué ha podido sobrevivir a un país que, en general, lo considera irrelevante. Desde hace 18 años ha apoyado proyectos de artistas de distintas partes del país, desde el lugar de la sociedad civil: independiente, imparcial y plural. Necesaria. Su relevancia viene de su autonomía, una organización que no depende de ninguna organización gubernamental y vive con el apoyo de una red de donadores (patronos) individuales y corporativos, que creen en el arte como agente de cambio, como Enrique Olvera, el Grupo Habita, Javier Arredondo (Travesías Media) o Gabriela Cámara (Contramar).

PAC
RRD (Red de Distribución)

Desde distintos ejes, el PAC da becas a proyectos editoriales, artísticos, curatoriales y educativos; crea vínculos internacionales para que artistas y curadores mexicanos puedan participar en exposiciones y cursos internacionales o genera diálogos para reunir a artistas y teóricos del mundo con su público, como el Simposio Internacional de Teoría sobre Arte Contemporáneo, que ya va por su XIV edición.

Más allá de un sistema que genera apoyos, la idea principal del PAC es ser un modelo de trabajo recíproco y colectivo, que se vuelva referente de una manera distinta de trabajar alrededor del arte: lo articulan desde las personas que creen en apoyar proyectos y entregar para ello sus propios recursos y su propio tiempo.

PAC
La Panadería
PAC
Biblioteca Aeromoto

Algunos de los espacios e iniciativas actuales de la ciudad que se han beneficiado del apoyo del PAC son Aeromoto –una biblioteca de arte entregada a salvar el placer por la lectura– , Proyectos Impala–galería y biblioteca nómada que recorre la Juárez en la caja de un tráiler– Primal, estudio de diseño integral con un maravilloso proyecto de captación de agua, la RRD (Red de Reproducción y Distribución), una editorial que vende, intercambia y produce publicaciones atípicas en un puesto de revistas afuera del metro Juanacatlán o La Panadería, uno de los espacios de prácticas experimentales más conocidos de los años noventa en México.

PAC
Proyecto Impala

Cada una de estas ideas opera desde su muy particular visión de lo contemporáneo, contestatario o artístico, y de cada una nos beneficiamos los que recorremos la ciudad. El Arte Contemporáneo es un reflejo vivo de nuestra realidad, tanto si nos damos cuenta como si no; para nuestra suerte, los que se dan cuenta también creen que apostarle es esencial, y para ello esta el PAC.