Dónde enmarcar cuadros: 3 marquerías que recomendamos en la ciudad

Desde la marquería más accesible para salir de apuros hasta la más sofisticada de la Ciudad de México, te recomendamos las siguientes.

Tener una pieza padre siempre será más padre si tiene un límite. Los marcos convierten a las piezas en objetos preciados. Te presentamos tres muy buenos lugares dónde enmarcar, desde el más barato hasta el más sofisticado.

Mercado de varios en la Lagunilla
Calle Ignacio Allende y Juan Álvarez, Centro

marquerías

El mercado de varios es una nave inmensa, casi industrial, que está cerca de donde venden horridos muebles color turquesa, mesas color chocolate y literas para niños con colchas de cohete. Este lugar tiene absolutamente todos los locales de marcos. Todas las muestras corresponden a representaciones de últimas cenas, vírgenes y Jesucristos que sufren; algunas imágenes tienen relieve o incluso hasta brillantina, la gama tonal es cafesosa y apagadona, también hay figuras geométricas color verde limón o sandias, obvio. Yo fui a una esquina, al local 226, pero hay más de 300, huele a madera, aserrín y pegamento fuerte.

Se puede elegir cualquier color de maría luisa, no son tan cuidadosos con los cortes, pero saca del apuro. Son marcos baratones, molduras ya hechas, nada de hoja de oro ni plata. Te ven güera y quieren cobrar de más, pero dar descuento tampoco es problema. Tapan la parte de atrás del cuadro con cualquier cartón, lo que te hace sospechar que no es el mejor trabajo, ni será el más duradero, pero funciona para un regalo, un detallito, una postal que quieres conservar o para piezas en una exposición baras.

.

Arteplano, todo en marcos
Minería 55, colonia Escandón

marquerías

Un local en la Escandón en el que se pueden hacer trabajos mega sencillos, bien hechos y de buen precio o más sofisticados como el enmarcado en aluminio, que es muy muy caro por el tipo de cambio actual. En Arteplano no se tardan nada en entregar, en dos días tienes el dibujo enmarcado. Que algo se vea fino depende del ojo del cliente, quien debe saber arriesgarse o ser demasiado básico, la diferencia son esas delgadas y difusas líneas. Parece que la señora que lleva el negocio lo ha hecho toda la vida, es una mujer canosa, bien peinada, de rasgos finos, es honesta y te dice lo que es caro y lo que no. Creo que sabe distinguir lo que significa enmarcar un título universitario o un diploma, de lo que significa enmarcar un dibujo o un óleo, tener el cuidado de no comerse la firma o algún pedazo de la imagen.

La mujer es la cara de la tienda y cruzando la calle está el taller en el que realizan el trabajo. La parte de atrás del cuadrito resulta ser de un material más fino que el cartón, pero aún así le falta algo, todavía no queda elegantísimo. Te lo entregan envuelto en un material que se conoce como “playo”, un plástico como el que usan para cubrir las carnes en el supermercado.

.

Casa Rosano más de 65 años enmarcando
Orizaba 101, local D, colonia Roma (entrada en Álvaro Obregón)

marquerías

Lo más elegante, ok sí es caro, pero lo vale, sobretodo si lo que vas enmarcar es muy significativo para ti o es una pieza coleccionable que puede triplicar su valor con el tiempo. En Casa Rosano cuidan todos los detalles, por ejemplo, si llevas una foto, te la llevan con otro proveedor: picto o kado a que le pongan un material que se llama sintra, una especie de plástico que hace que no le entre ni una pizca de humedad y la imagen nunca se arrugue. Usan papeles y maría luisas libres de ácido. Se especializan en marcos como para casonas del pedregal, ya sea barroquismo puro o minimalismos plateados para Tamayos majestuosos. Casi todos sus trabajos se hacen a mano, con mucho cuidado. Otro de sus grandes inventos es el de pintar el canto interno del marco de algún color que combine con lo que se está enmarcando, se especializan en cajas venecianas y marcos holandeses dignos de una pieza de Rembrandt. Lo padre es que lo pueden pintar del color que elijas, mi recomendación es el cobalto, un azul prusiano fulminante. Si el cliente así lo quiere enmarcan en acrílico de museo, un acrílico caro que no se raya ni aunque tu gato camine sobre él. Marisela está detrás del mostrador y es de lo más amable, tiene bastante idea y rápidamente cacha lo que estás buscando.

*Disculpen la mala calidad de algunas fotos en esta nota particular, no tuvimos mejores opciones.