Las pastillas Usher, nuestra versión de la galleta de la fortuna

Este es un pequeño homenaje a las pastillas Usher, esas mentas que regalan en los restaurantes y que tienen refranes mexicanos al reverso de sus envolturas.

Las mentas Usher tienen un lugar especial en la cultura gastronómica de México. Son los dulces de la charolita de cambio, la menta después del taco y la diminuta nota de moral de cada día.

atascate-pastillas-usher
Foto: Las pastillas de menta usher me dijeron.

Usher es una de las marcas más longevas y tradicionales de nuestro país, y es algo así como nuestra galleta de la fortuna. Solo que en lugar de proverbios y consejos de vida, las mentas tienen refranes mexicanos al reverso.

pan-pastillas-usher
Foto: Las pastillas de menta usher me dijeron.

La empresa abrió en 1902 como una modesta dulcería en el Centro Histórico. Ahora es un conglomerado que abarca productos agrícolas, impresión digital y servicios financieros, aunque su producto insignia y más querido es la pastilla refrescante. Sus fundadores fueron Leopoldo España y José María Del Río Usher, de quien recibe su nombre.

Unas pastillas muy mexicanas

Emilio España, expresidente de Usher, dice que la idea de incluir frases en el reverso de las pastillas la tuvo su hijo mientras hojeaba un libro de refranes mexicanos que su abuelo le heredó. Para Leopoldo España “esos libros eran más valiosos que cualquier otro bien material, pues eran el convenio de la sabiduría de muchas generaciones . Quien no hace lo que dicen, se lo lleva el tren”. Por eso creyeron que imprimir dichos en el reverso de sus productos era una buena forma de continuar con el legado de su fundador.

mole-de-olla-pastillas-usher
Foto: México Gráfico.

Uno de los títulos de donde más refranes han tomado para el reverso de sus pastillas es Dichos y dicharachos mexicanos que, según la familia España, es un ejemplar único. Han tratado de encontrarlo en librerías de viejo e Internet pero no han tenido mucha suerte.

perro-flaco
Foto: @MarieldeViaje

Por supuesto, hay refranes que con el tiempo perdieron vigencia o se convirtieron en reflejo de las malas costumbres de la sociedad mexicana. El dicho “hijo de tu hija, es tu nieto; hijo de tu hijo, quién sabe”, es una expresión machista que, obviamente, se convirtió en un insulto para más de una persona. Emilio España dice que la razón para dejar esos refranes es propagar por completo la mexicanidad, pues aunque muchos países tienen sus propios dichos, los mexicanos encierran toda una cultura dentro de sí.

*

Sigan en facebook a Las pastillas de menta Usher me dijeron.

.

Más en Local.Mx

Los payasitos Yom-Yom de los sesenta que aún quedan (tristes) por la ciudad