Árboles Locales: Ahuehuete, el viejo de agua

A propósito del #DíaMundialdelÁrbol inauguramos la sección #ÁrbolesLocales para compartirles un árbol capitalino cada 15 días. Hoy es el turno del árbol más sabio.

Tal vez no lo reconozcan, pero los niños de México saben cómo se escribe. Palabra favorita de dictados y exámenes de las maestras de primaria. Igual que Cuau-hache-témoc, todo el mundo sabe que ahuehuete se escribe con H y no con G.

No hay duda de que el ahuehuete es nuestro, es de México, así lo revelan nombres de pueblos y ciudades: San Miguel Ahuehuetitlán, en Oaxaca; Ahuehuetzingo, en Puebla y Morelos, y Ahuehuetitla, en Hidalgo, Puebla y Morelos, igual que Pénjamo en Guanajuato y Penjamillo en Michoacán, porque en purépecha, la palabra que describe al árbol es epenjimú. Si existiera algo así como el árbol nacional, éste sería el ahuehuete.

Desde siempre se utiliza como medicina. La resina cura úlceras, enfermedades de la piel y heridas varias, así como dolores de cabeza, de muelas y reumáticos. La corteza también tiene lo suyo, y se usa como diurético y para problemas menstruales.

El viejo de agua (atl significa agua en náhuatl, y ueue viejo o abuelo) es majestuoso y alcanza  el tamaño y la edad de venerable gigante. Es una de las especies más longevas y el espécimen de 100 años es apenas un mozuelo. Si la edad da sabiduría, entonces el de Santa María del Tule, en Oaxaca, o el árbol del Tule, es el más sabio, el primero entre sus pares. Dicen que tiene entre 2,000 y 2,500 años.

ahuehuete

La longevidad les viene de la salud, son fuertes y resistentes, inmunes a las plagas y la enfermedad. Eso sí, necesitan agua, y la desertificación del país los está poniendo en aprietos. Crecen en las riberas de ríos y lagos, formando corredores o galerías, donde un vetusto y elegante sabino sigue a otro, aún más vetusto y más elegante, como un consejo de sabios de un antiguo y remoto planeta gobernado por los árboles.

Se piensa que los ahuehuetes más antiguos de Chapultepec —entre ellos el que se conoce como El Sargento— fueron plantados por Nezahualcóyotl a petición de Moctezuma, aunque algunos se consideran de más edad de acuerdo con el número de anillos de crecimiento contados en los árboles derribados. Ya desde entonces se había domesticado y usado como árbol de ornato. Ligado a historias y leyendas, a rituales y curaciones, el ahuehuete es, desde tiempos precolombinos, el árbol sagrado de México.

* TAXODIUM Mucronatum; sabino, ciprés mexicano, ciprés de río, ciprés de Moctezuma.

Si quieres conocer otros #ÁrbolesLocales, mira el Trueno y el Liquidámbar o da clic aquí.