Enchúlame la bici: un taller comunitario en la Santa María para construir bicis

Enchúlame la bici es un taller donde uno puede construir, reparar o comprar su bicicleta e intercambiar ese servicio por trabajo.

Enchúlame la bici es uno de los muchos lugares que mejoran Santa María la Ribera. Como su nombre sugiere, es un taller comunitario donde uno puede ir a aprender mecánica, reparar su bici o armar una desde cero con piezas recicladas. Para pagar, si no tienes dinero puedes intercambiar los servicios por trabajo o materiales que puedan ocupar en el taller.

Resistencia en dos ruedas

La iniciativa nació hace 8 años como un proyecto para integrar a la comunidad por medio de la bicicleta y crear empleos sustentables. Gracias a su esfuerzo, ahora tienen dos sucursales en la ciudad –la de Santa María la Ribera y otra en la colonia Pensil– y una en Tijuana que se llama Bici Disidentes. Cada sede tiene su propia agenda y trabaja de acuerdo a su propio ritmo, pero en todas hay alianzas con diferentes asociaciones que apoyan a personas en situación vulnerable. A Enchúlame la bici han llegado jóvenes con problemas de abandono y personas que están proceso de rehabilitación o reinserción social. Allí ellos pueden aprender un oficio que les va a ayudar a seguir adelante con sus vidas.

Enchulame la bici fachada
Enchúlame la bici vive en una casona restaurada de la Santa María la Ribera donde está la colectiva Mi verde morada.

enchulame-la-bici-interna10

Quienes están detrás del proyecto son activistas de la bicicleta, así que dentro de sus actividades también hay talleres de reparación y mantenimiento que organizan en espacios como la Casa del Lago, el Chopo o en otros lugares comunitarios. También ofrecen conferencias sobre políticas de movilidad en la ciudad y están en una lucha constante por hacer de las ciclovías una infraestructura para todos y no sólo para quienes viven en la zona céntrica de la ciudad. Saben que en zonas como el oriente de la ciudad hay ciclistas y bicitaxis que todos los días arriesgan sus vidas para poder trabajar, porque las condiciones viales no cubren las necesidades de los ciclistas. Este año van a ser los anfitriones del encuentro Bike! Bike! que reúne a muchos talleres comunitarios de todo el mundo, así que seguramente los veremos rodando por toda la ciudad.

rodada en atenco
Esta es una foto de una rodada que organizaron en Atenco en 2016.

rodada

Cómo funciona el taller

Lo que diferencia a Enchúlame la bici de otros talleres en la ciudad es que allí uno puede ir a reparar su bicicleta incluso cuando no tenga dinero. Si uno sabe un poco de carpintería, por ejemplo, puede llegar al taller y ofrecer su trabajo a cambio de de una llanta, un asiento o cualquier reparación que necesite. En caso de que en el taller ocupen algo más grande, pueden llegar a un intercambio de un mueble por una bicicleta. Esta modalidad de trueque que ayuda a que los vecinos se sumen a la comunidad ciclista y estimulen la economía local. 

tuercas enchulame la bici

enchulame-la-bici-interna19

Para quienes quieran aprender a arreglar bicicletas, Enchúlame la bici tiene un programa de voluntariado donde uno intercambia horas de trabajo por horas clase. Mientras no haya bicis que arreglar, los voluntarios deben ayudar a organizar herramientas o mantener limpio el espacio. Cuando una bicicleta llegue a reparación ellos ya pueden acercarse a ver cómo se hace un diagnóstico y cómo se usan las herramientas para reparar una bicicleta.  Si alguien lleva suficiente tiempo como voluntario, puede convertirse en aprendiz. Esta modalidad ya es un trabajo remunerado donde uno ya puede recibir a los clientes hacer el diagnóstico y, si sabe cómo, comenzar a reparar.

enchulame-la-bici-interna22

herramienta

Claro que si uno puede costear la reparación de su bicicleta, sólo tiene que ir y, como en cualquier otro taller, pagar por el servicio. De hecho, si alguien quiere comprar una bicicleta a buen precio y que se adapte a sus necesidades, en Enchúlame la bici se las pueden armar.

Bicicletas al gusto

En Enchúlame la bici saben que para hacer de ésta una ciudad de ciclistas es necesario que las bicicletas no sean un lujo, por eso fabrican bicis adaptadas a la necesidades de sus clientes, tanto las prácticas como las económicas. Si uno se acerca y les platica sus necesidades como ciclista, ellos buscarán todas las piezas para armar una bicicleta a medida. 

bici en venta

bicis para reparar

Para ser congruentes con su labor comunitaria, muchas de las piezas que utilizan para fabricar sus bicicletas son recicladas. Ellos se definen como chachareros y fierroviejeros, lo que, sabemos de primera mano, no necesariamente es sinónimo de baja calidad. De hecho, cuando fueron a Tijuana tuvieron la oportunidad de ir a los depósitos de chatarra en Estados Unidos donde, según cuentan, hay bicicletas en perfecto estado que las personas tiran sólo porque ya no les gustan. Las piezas que recuperan son de tan buena calidad que algunas de sus bicicletas han aguantado viajes hasta Tierra del Fuego en Argentina.

enchulame-la-bici-interna16
Cuadros de bicicleta recuperados y pintados.

bicicletas

Por si todo esto fuera poco, además de las bicicletas, también fabrican bici-máquinas como licuadoras, tornos para barro y carritos para trabajar. Con todo, Enchúlame la bici es un espacio de resistencia que lucha por reivindicar a la bicicleta como un medio de transporte sustentable y una alternativa para mejorar la calidad de vida no sólo en la Santa María, sino en toda la ciudad.

QUÉEnchúlame la bici (Santa María la Ribera)DÓNDECalle Eligio Ancona 79, Sta María la Ribera
CUÁNDOLunes a viernes, 12:00 - 20:00 hrs.TELÉFONO70389057
QUÉEnchúlame la bici (Pensil)DÓNDELago Trasimeno s/n, Pensil Norte., Miguel Hidalgo (En el Polideportivo José María Morelos)
CUÁNDOLunes a viernes, 10:00 - 19:00 hrs.TELÉFONO5519266596

.

Más en Local.Mx

8 hallazgos en el tianguis de bicicletas de San Pablo en la Merced