Historia de la Feria de Chapultepec: nuestro querido parque con juegos de madera

Desde 1964 la Feria de Chapultepec es uno de los íconos más queridos de la ciudad. Hoy, mientras desmantelan algunos juegos, espera su nueva administración.

El primer parque de diversiones de la ciudad se inauguró en 1906, era el Parque Luna y allí construyeron la primera montaña rusa de nuestro país. Aun así, en el mundo de los deslizadores mecanizados no ha existido en México una montaña rusa tan emblemática como la de la Feria de Chapultepec, una de las 20 en todo el mundo construidas con madera casi en su totalidad. 

El nacimiento de la Feria

La Feria de Chapultepec abrió sus puertas el 24 de octubre de 1964, su nombre original era Juegos Mecánicos de Chapultepec y el encargado de de inaugurarla fue el presidente Adolfo López Mateos. El parque de atracciones era parte de un programa que buscaba embellecer (como si de verdad lo necesitara) la segunda sección del Bosque de Chapultepec

la-feria-de-chapultepec-vista-alto

A la par de la Feria, abrieron otros recintos icónicos de Chapultepec como los museos de Historia Natural, Arte Moderno y Antropología e Historia. El proyecto de embellecimiento tenía prevista una parte cultural y científica que, por cierto, sigue funcionando muy bien a pesar de todo. También rediseñaron las calles que atraviesan el bosque y crearon trenes infantiles que lo recorrían; además pusieron fuentes y lagos artificiales.

En los sesenta, la apertura de un parque de esta magnitud era una sensación. En ese momento no existían ni Divertido o Reino Aventura, ni siquiera Six Flags. Además nadie se podía resistir ante la imponente presencia de la única montaña rusa en su tipo y dimensiones de toda Latinoamérica. Quienes no reunían el valor suficiente para subirse, encontraban entretenimiento en las reacciones de quienes iban en los vagones que corrían en la montaña. 

Por supuesto, allí había otros juegos que complacían a todo tipo de público, entre los más populares estaban el Ratón Loco, los Troncos, el Cascabel y la Casona del Terror. Quizá la pieza más bonita de todo el parque era su carrusel musical que, a pesar de no ser tan viejo, daba la impresión de que siempre había estado ahí, incluso antes de la montaña rusa. Aunque se trata de un juego que encontramos en todas las ferias tradicionales, es muy raro ver un carrusel de dos pisos que además fuera dorado casi en su totalidad.

 

Las administraciones

El nombre de la Feria de Chapultepec Mágico le fue otorgado en 1992, durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari. Hasta ese momento, los Juegos Mecánicos de Chapultepec había estado bajo la administración del gobierno, pero llegó el punto en el que el costo de mantenimiento excedió el presupuesto de la institución a cargo. Diez años antes, en 1982, cerraron la montaña rusa para hacer remodelación que duró al menos 5 años. En ese sentido, mantener todo un parque con esas dimensiones implicaba un cierre total que a su vez se traducía en pérdidas económicas. 

En 1993 el Grupo Empresarial Chapultepec invirtió poco más de 64 millones de pesos en la remodelación de la feria. La mayoría de su presupuesto lo ocuparon para mejorar los juegos y hacer que de la feria estuviera en las condiciones óptimas para operar. Gracias a ellos, se convirtió en uno de los parques de diversiones más populares de Latinoamérica. 

El cierre de la Feria de Chapultepec

En octubre de 2019, ya bajo la administración de la empresa Operadora de Desarrollo Humano Chapultepec, SA de CV, la Feria tuvo que cerrar sus puertas por órdenes de la Procuraduría General de Justicia de CDMX. Esto pasó luego de que uno de los trenes de la montaña rusa Quimera se descarrilara y chocara contra un muro de concreto. En ese accidente murieron dos personas y por ello revocaron la licencia. 

la-feria-de-chapultepec-silueta

Desde ese momento la Feria ha permanecido cerrada e incluso hay rumores de que la van a desmantelar por completo. Lo cierto es que aún sigue el concurso por ver qué empresa se encargará de rescatar el espacio y los juegos que retiraron eran propiedad de la antigua administración. Los que aún están ahí son del gobierno y quizá ahí seguirán hasta que alguien los regrese a la vida ¿Será que nuestra querida feria correrá la misma suerte de Atlantis y el Rollo para convertirse en otra de esas ruinas urbanas ocultas entre los árboles de Chapultepec? Esperamos que no. 

.

Más en Local.Mx

El Bosque de Chapultepec ganó el ORO en la competencia World Urban Parks 🌳✨