El oráculo de la Roma, Manuel Plata, que leía el Horóscopo Azteca en los camellones

Esta es la historia de Manuel Plata, un oráculo urbano que leía el horóscopo azteca a los desorientados peatones de la Roma.

No existe un registro fidedigno de que los mexicas hayan inventado un horóscopo como el zodiaco todos conocemos o como el de la cosmogonía maya. Ellos tenían métodos de adivinación con semillas de maíz para interpretar la posición de los astros y lo más parecido al horóscopo fueron sus tonas o nahuales. Aún así queremos hablar de un astrólogo muy especial que decía saber leer el “horóscopo azteca”: Manuel Plata, uno de los personajes mitológicos la Roma y probablemente el más místico del rumbo. 

Conocimos a Manuel Plata gracias a una crónica de David Lida, quien lo entrevistó entre 2003 y 2007. Allí entendimos que su trabajo no era adivinar el futuro, sino reconfortar al peatón desorientado. Este oráculo urbano se instalaba en las calles más transitadas de la Roma, como en el camellón de Álvaro Obregón o en la Romita, acompañado de sus herramientas de trabajo: un caracol, cuarzos y bolsitas de cuero pintadas a mano.

horóscopo azteca
Era común encontrar a Manuel sentado en alguna banca solitaria de la Roma. Usualmente ponía sus caracoles y cuarzos a un costado suyo o los ponía sobre una tela que extendía en el suelo a manera de puesto ambulante.

El horóscopo azteca de la Roma

Manuel Plata estudió leyes en la UNAM y aprendió a leer el horóscopo azteca con unos antropólogos que conoció mientras trabajaba en el Centro de Capacitación Campesina en la CONASUPO. Cuando Lida lo entrevistó Manuel tenía 63 años y, según el relato, su rostro no era de azteca, ni siquiera de “mexicano”, su piel era clara y sus ojos cafés. Pero la magia estaba en su figura que expresaba cierta autoridad y un aire místico, respetable y a la vez extraño.

Su lectura de las cartas astrales estaba basada en la Piedra del Sol. Dependiendo de tu fecha de nacimiento, estabas regido por un animal y un elemento. En el texto de Lida aparece una chica cuya suerte estaba determinada por el símbolo de la lagartija con agua y esta fue su lectura:

“La lagartija indica nerviosismo, pero nunca tendrás que preocuparte: si pierdes tu cartera, te van a invitar a comer. Te gusta que te consientan, eres chantajista. Tienes buena salud pero te finges enferma para que te apapachen. Puedes tener muchos hijos”.

piedra de sol

simbolos-horoscopo-azteca
Estos son los símbolos de los meses marcados en la piedra del sol, los mismos que usaba Manuel Plata para determinar el signo de sus clientes. Foto: Wikipedia.

Cada tirada costaba $50 pesos y como todo ejercicio oracular, el de Manuel se basaba en el consejo y dar fortaleza a quienes lo consultaban. Para él lo importante en todo esto era subir la autoestima de sus clientes ─especialmente de las mujeres─, “porque en México ese aspecto está muy desgastado”. Además de su lectura, el astrólogo entregaba a sus clientes una bolsita de cuero pintada a mano con siete piedritas que cada uno escogía como sus protectoras. El método astral de Plata combinaba varias tradiciones, por ejemplo, asignaba un animal y un elemento regente para cada persona, tal como en el horóscopo chino.

Otros oráculos de la ciudad

En 2014, David Lida trató de encontrar a Manuel Plata para hacer una re-edición de su crónica, pero se enteró murió de cáncer un par de años atrás. Dice que algunos de sus discípulos siguen leyendo el “horóscopo azteca”, vaya, hasta lo venden en Mercado Libre. No hay que ir tan lejos para encontrarlos, muchos están en la Roma, en el tianguis del Jardín Pushkin. Hay otros que andan en la Alameda o las calles más transitadas del centro y se unen a un gremio aún más grande de oráculos urbanos.

A los discípulos de Manuel se suman los canarios de Chapultepec, los danzantes del templo mayor, los tarotistas del Mercado de Sonora y, por qué no, las galletas de la fortuna de nuestro pequeño Barrio Chino. Todos ellos son parte de una nube mística que proyecta la suerte de los habitantes de la ciudad. Personajes como Manuel Plata ayudan a baja la ansiedad sobre el futuro para recordarnos que lo único seguro que tenemos es ahorita.

.

Más en Local.Mx

El Castillo de la Magia (o del Mago Chams): la tienda de magia más emocionante que hay