Chinampa Auténtica: un proyecto extraordinario en Xochimilco que necesita nuestra ayuda

Chinampa Auténtica es uno de los proyectos que chinamperos de Xochimilco crearon para sobrellevar los daños después del 19s. Es más importante que nunca que los apoyemos.

San Gregorio Atlapulco está bien al sur de la ciudad: 40 kilómetros desde el Centro Histórico, para ser exactos. El pueblo pertenece a la delegación de Xochimilco y sus chinampas son las que llenan de productos los puestos de la Central de Abastos. Antes del 19s, muchos chinamperos tenían además acuerdos de venta con restaurantes o escuelas; después del terremoto, entre otras (muchas) calamidades, también perdieron eso.

Hace poco visitamos las chinampas de San Gregorio para conocer a los agricultores del paraje La Espejera. Después de todos los daños que dejó el 19s, tuvieron que diseñar muchas maneras diferentes para sobreponerse a la crisis. Crearon por ejemplo Pachoa, una iniciativa que organiza tours guiados y la zona chinampera; también Chinampa Auténtica, un servicio de venta de canastas con los productos que cosechan en las chinampas.

chinampas

chinampas

Casandra forma parte del grupo de agricultores de las chinampas y nos acompañó durante la visita. “Unos meses antes del sismo tuvimos una gran inundación” me cuenta mientras caminamos entre las chinampas verdes de lechuga y verdolaga de San Gregorio, “después del temblor fue todavía peor: perdimos muchas chinampas, se hundieron otras, había agua por todas partes; era un caos total”.

Además de los destrozos a las casas y calles del pueblo, lo peor fueron los daños al comercio. Después del 19s los canales de comunicación de la ciudad cayeron, el transporte colapsó y muchas calles tuvieron problemas de circulación; en San Gregorio fue diez veces peor. Ahí el transporté tardó mucho en restablecerse y durante meses no había manera de entrar o salir del pueblo, ni para las personas ni para los productos agrícolas de cuya venta dependen.

chinampas

En otras zonas más céntricas de la mancha urbana la movilización fue más ágil, a 40 kilómetros al sur, la ayuda llegó a cuentagotas. Los chinamperos dicen que apenas ahora, dos años después, sienten que comienzan a recuperarse. El proceso ha sido duro, pero una de las consecuencias más esperanzadoras son las iniciativas que surgieron después del 19s para diversificar los ingresos.

Proyecto Chinampa Auténtica

19s

Los señores Juan y Agustín forman parte del grupo de 8 chinamperos de La Espejera. Mientras recorremos los canales bordeados de ahuejotes me cuentan los problemas que todavía enfrentan las chinampas: el gobierno les da semillas pero son de muy mala calidad y tienen que invertir en comprar mejores; después del sismo perdieron muchos compradores y a veces tienen que tirar producto que no se vende. De esa necesidad de venta nació Chinampa Auténtica.

chinampas 19s

chinampas 19s

Chinampa Auténtica es un servicio de venta de los productos de esas chinampas. Comprarlos no sólo lleva la garantía de consumir algo local y sin pesticidas, sino también de apoyar la supervivencia de una agricultura tan antigua como la ciudad misma. La chinampería está olvidada porque estorba al plan de desarrollo de las ciudades; la idea de progreso nunca incluye al campo, tan vinculado a un atraso del que las grandes urbes quieren alejarse.

chinampas

19s

Para Juan, Agustín, Casandra y todo el grupo de chinamperos lo más importante para continuar reconstruyendo después del 19s es que más gente los conozca, sepa lo que hacen con tanto esfuerzo y compren sus productos.

Cómo comprar

Para comprar las canastas y conocer los productos de temporada uno puede escribir un mensaje a la página de Facebook de Chinampa Auténtica o directamente a Don Agustín al 55 2888 8442. Ahorita, por ejemplo, hay verdolaga, lechuga, espinaca, calabaza, rábanos, cilantros y chiles, entre otras cosas, y a veces incluso flores (hace poco había dalias).

Ya pasaron dos años del 19s, y aquí estamos reconstruyendo partes pequeñas y grandes de esta ciudad. No olvidemos que a 40 kilómetros vive una comunidad entera de agricultores urbanos en la resistencia, produciendo alimentos buenos a través de redes locales. La mejor forma de apoyar la chinampería es entenderla como parte importante de la ciudad, que a pesar de todo su concreto todavía tiene algo de campo. No dejemos que se pierda.