La Maldita Fonda, de comida corrida exquisita en el Centro de Tlalpan

La Maldita Fonda sirve comida corrida y a la carta con los mejores ingredientes locales y mucha creatividad. Hay también buen vino y cerveza.

La Maldita Fonda tiene el mejor lugar frente al zócalo de Tlalpan. Desde sus mesas de afuera se pueden ver las grandes palmeras, escuchar los pájaros y admirar la fachada del Palacio Municipal de finales del siglo XIX.

La comida de La Maldita Fonda, como en toda fonda, es mexicana y tiene comida corrida. Pero aquí las tortillas son de nixtamal y los ingredientes locales (casi todos del Mercado de la Paz). Por eso vuelan entre los vecinos de Tlalpan. Aunque no hacen más de 20 menús al día, las personas apartan el suyo desde el Facebook sin saber siquiera qué prepararán ese día. Pero también hay comida a la carta.

La Maldita Fonda
Taco de surtida
La Maldita Fonda
Ingredientes para el gaspacho de ciruela

Los menús cambian de acuerdo a los ingredientes de temporada, lo que encuentran fresco o lo que se les ocurre. El dueño es oriundo de Tlalpan, adorador de su barrio y allí está siempre, atendiendo muy feliz.

Hay platillos ya emblemáticos de la Maldita Fonda, como el pastor negro, que tuvo tanto éxito que ahora está en la carta. Lo recomendamos mucho en caso de que no encuentren comida corrida. Es lomo de cerdo con adobo a base de recado negro, cacao, ajonjolí negro, tortilla y chiles quemados. Se sirve con un chile güero para darle la acidez que normalmente le da la piña.

La Maldita Fonda

Si no tienen mucha hambre y quieren más bien tomar un trago, hay muy buenos vinos de Baja California y algunas botanas. Recomendamos el queso fresco de Hidalgo que sirven con aceitunas y alcaparras. Lo más padre del lugar es que se siente como algún lugar de provincia; los domingos es el mejor día porque se llena de puestos y gente paseando.

Ya que visitan el corazón de Tlalpan les recomendamos ir a la Capilla de las Capuchinas Sacramentarias, obra maestra de Luis Barragán (previa cita); la Parroquia de San Agustín de las Cuevas; los jardines de la Casa del Virrey de Mendoza y la Casa Chata, que hoy en día es el Laboratorio de Lengua y Cultura del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social.

La Maldita Fonda
Torta de chilaquiles con suadero / de desayuno

La Maldita Fonda no abre los lunes. Los sábados y domingos hay desayunos y el menú cuesta $120 o $150 con un vaso de cerveza de barril o copa de vino.

QUÉLa Maldita FondaDÓNDEPlaza de la Constitución 9A, Tlalpan Centro, Tlalpan
TELTel: 63060198RSInstagram