Falafeño: un nuevo delivery del más rico y esponjoso sándwich de falafel

En la ciudad no había un *buen* lugar de falafels. Hace poquito abrió Falafeño, un dark kitchen de falafels… y todos sus ingredientes son excepcionales.

Falafeño es un dark kitchen de sándwiches de falafel que, como muchas cosas buenas, nació debido a la pandemia. Lo crearon Andrés Lask y Josie Agnesi, una pareja que lleva años preparando este platillo en casa para ellos y sus hijos, y lo perfeccionaron al grado de poder abrir este proyecto con los mejores ingredientes y el perfecto cuidado a los detalles.

En Falafeño solo utilizan ingredientes frescos y de primera calidad. Usan mucho garbanzo, verduras, especias y tahini; una pasta de ajonjolí tostado que importan del medio oriente. Hornean su propio pan todos los días en un horno giratorio mandado a hacer especialmente para pitas, y quedan parejitas y esponjosas. El hummus les queda ligerito y rico ,y hace una combinación perfecta con el pan. También tienen papás a la francesa que llegan crujientes hasta tu casa y están buenísimas.

falafeño

De postre venden una galleta de chispas de chocolate con tahini que es una delicia que tendrías que probar. Hacen un esfuerzo para mandar sus productos en empaques compostables para que no te sientas culpable. Y, por si fuera poco, te regalan paletas enchiladas Luxus para que te acuerdes de tu infancia.

El falafel

El falafel lleva más de 140 años conquistando el mundo. Se cree que se cocinó por primera vez en Alejandría, Egipto, a finales del siglo XIX, cuando soldados ingleses que venían de regreso de la India le pidieron a sus cocineros egipcios que replicaran las frituras indias con ingredientes locales.

El nuevo platillo gustó tanto que se expandió rápidamente hacia el Este por la costa Africana del Mediterráneo, hacia el Sur por el Nilo y hacia el Medio Oriente. De hecho, el primer registro de un restaurante de falafel es en Líbano en 1933.

El falafel continuó conquistando paladares desde Yemen hasta Turquía, y se convirtió en el platillo más popular del mundo árabe. En las décadas de los 60 y 70, migrantes de la región se llevaron el sandwich de falafel a las calles de Europa Occidental y Norte America, en donde los locales lo han adoptado como suyo.

Josie y Andrés creen que ahora le toca a los mexicanos. No hay en la ciudad un BUEN restaurante de falafels, hasta que llegó Falafeño. Y tiene todo lo que nos gusta: un pan esponjoso recién horneado relleno de croquetas doraditas y una salsa picosa. Además de rico, te deja muy satisfecho.

rico a domicilio

Al fin y al cabo, el Falafeño es una nueva alternativa muy bienvenida a las opciones de delivery de la Ciudad de México y algo que definitivamente hay que probar.

Pide directo con ellos aquí
Síguelos en Instagram: @falafenomx
O pide por Rappi o Uber Eats