Mi Fonda

La comida es fresca: “Se guisa a diario, porque diario se acaba”.

Mi Fonda

Desde la hora del almuerzo, por ahí de las once y media, en la calle de López, entre Ayuntamiento y Puente Peredo, es común ver colas afuera de un pequeño local que se distingue por sus maderas pintadas y repintadas en color verde pistache. Es la cocina económica Mi Fonda, que desde hace unos 70 años ofrece comida española y mexicana casera.

Jesús Santos Galnares, de 70 años, era un joven recién casado cuando llegó a México desde su natal Santander. Sus suegros, segundos dueños de Mi Fonda, le heredaron el negocio. Desde siempre, la carta del día se escribe con caracteres Palmer y gis en un pizarrón —“potaje de lentejas, 15”,  “filete de pescado, 46”, “lengua estofada, 55”, “flan, natilla o arroz con leche, 12”— y el verde pistache de las paredes, como el amarillo pastel del mobiliario, permanece idéntico. Entre los platos fijos están la paella (55 pesos) y el chile relleno (22).

La comida es fresca: “Se guisa a diario, porque diario se acaba”. Si se llega muy temprano, algunos platos aún no estarán listos, y si tarde, algunos se habrán terminado. Sobre su éxito, Santos concluye: “Dios protege a los inocentes”.

Información práctica

Horario: martes a domingo de 11:30 a 17 horas
Teléfono: 5521 0002
Zona 7: San Juan y sus alrededores
Dirección: López 101, Centro