¿Cuál es el lado bueno del reggaetón? Mancandy entrevista a BrunOG

Un diálogo entre Mancandy y BrunOG, dos mexicanos muy importantes dentro del género, y que ahora colaboran juntos. Nos hablan sobre un raggaetón distinto y nos regalan un mixtape hecho aquí en la ciudad.

Sin duda el 2017 se recordará también por la explosión del reggaetón y sus variables a nivel mundial. La mayor cantidad de los expositores son latinos y el idioma en el que se canta es el español. En esta entrega les presentamos un diálogo entre Mancandy y BrunOG, dos mexicanos muy importantes dentro del género y que colaboran juntos. Ellos hablan sobre el parecido entre diseñar ropa y música, el malinchismo y además nos hacen un mixtape de música hecha en la ciudad.

Mancandy tiene 35 años, nació en Cuernavaca y lleva muchos años viviendo en el la Ciudad de México. Es diseñador de modas desde hace una década y este año ganó el premio Who’s On Next que da la revista Vogue. Recientemente incursionó dentro del mundo de la música con sus sencillos “Dispuesto a ti” y “Loco”.

BrunOG es parte del grupo MKN (Makenna), tiene 23 años y desde los 13 es músico y productor. La canción, hecha en conjunto con Ghetto Kids, “Coqueta”, le dio una nominación al Grammy Latino como Mejor Canción Urbana este año.

Mancandy: ¿De dónde sale el nombre MKN y quién conforma el grupo?

BrunOG: MKN es la abreviatura de makenna que significa felicidad en una lengua africana.

El grupo somos mis hermanas Maia, Nina y yo. Hacemos música desde hace 13 años pero apenas hace tres nos consolidamos con ese nombre. En esta búsqueda hemos pasado por muchos tipos de música y estamos agradecidos por haber vivido este proceso junto con nuestra niñez y juventud.

Mancandy: ¿De dónde son y qué escuchaban de chicos?

BrunOG: Somos del D.F., del barrio de la Gustavo A. Madero. De parte de mi mamá oíamos música mexicana, boleros, sones oaxaqueños y de parte de mi papá siempre fuimos bien agringados lo cual nos hizo crecer con una mezcla de sonidos muy ecléctica.

Mancandy: ¿Cómo es el sonido de la Gustavo A. Madero?

BrunOG: Es muy barrio de cumbia, sonidero. Me gusta cuando es diciembre porque está la Villa cerca, vienen los peregrinos y le inyectan el sonido de donde vienen a la zona.

Mancandy: ¿Yo tengo una hermana menor, mi relación con ella es increíble, pero a la hora de trabajar es complicado, ¿no?

BrunOG: El hecho de ser hermanos tiene sus pros y sus contras. El pro es que sabemos qué queremos, estamos súper conectados y somos casi contemporáneos; yo tengo 23 años, Maya 24 y Nina 20. Lo padre de esto es que tenemos el mismo sueño, pero al final somos tres mentes que quieren algo y eso fortalece todo lo que hacemos.

Mancandy: ¿Cómo surgió este dueto con Ghetto Kids en “Coqueta”?

BrunOG: Yo compuse y coproduje “Coqueta” y Ghetto Kids puso la música. En un inicio la canción iba a ser cantada por alguien más, pero yo hice la maqueta de la voz, se las mandé y les gustó.

La canción tiene casi dos años desde que salió y hasta éste logró dar el boom.

mancandy

Mancandy: Noto que los colombianos o puertorriqueños son un gang, ciertos sudamericanos están muy unidos y eso hace que sean tan fuertes. Este tipo de música que estás haciendo es un nuevo género urbano exclusivamente mexicano ¿no es así?

BrunOG: Yo pienso que sí, el material que hemos hecho siempre ha tenido este sonido propiamente de México, no es que tenga mariachis o cuestiones que la gente reconoce de México pero si tiene cierta etiqueta. En el caso “Coqueta” la estructura es de reggaetón, pero no de ese faltoso, este es tierno. Es un reggaetón para conquistar, para ligar. Creo que este es el sonido que México puede ofrecerle a la música urbana.

Mancandy: Lo que se me hace interesante de Studio MX es que no trata de copiar un estilo de otro país, sino proponer un estilo diferente. A lo mejor es un camino más duro pero yo como diseñador de moda siempre trato de innovar y proponer, no de copiar a un diseñador europeo, trato de mostrar un diseño mexicano y creo que en la música es un poco lo mismo, ¿no?

BrunOG: Esa es la visión que toda persona creativa debería seguir porque a pesar de que nada es totalmente nuevo, la intención de proponer es no quedarse estancados. Más dentro del género urbano que ya tiene tiempo sonando y que está en su punto máximo. Si uno no propone cosas nuevas la gente tiende a aburrirse muy rápido.

Mancandy: ¿Trap vs. reggaetón?

BrunOG: La cuestión son los sonidos que se utilizan y sus las bases. El trap por lo general tiene un bpm (beats per minute) de 120 a 140 incluso hasta 150, y el reggaetón va desde 80 hasta 100 bmp, es mucho más lento. El trap es a doble tiempo, esta cuestión le da esa forma. La letra en el reggaetón y el trap es muy parecida, pero los sonidos y los elementos que se ocupan no.

Mancandy: ¿Crees que hay malinchismo en la música urbana?

BrunOG: Cañón. Y no sólo en la música urbana. En México somos un país de baladas, hace dos años yo escuchaba a Caloncho, Centavrvs, Mon Laferte, y decía ¿cuándo se le va dar una oportunidad en la radio, en medios masivos?

Ahora pasa también con la música urbana, sólo porque es reggaetón mexicano pierde el valor. Si fuera colombiano todos lo adorarían. La gente se va mucho con la idea general, si ve que muchas personas dicen que no lo conocen, entonces dicen “yo tampoco lo conozco”, en lugar de decir esto es por mi México. A todos nos han cerrado puertas pero si no fuera por eso no lo echaríamos tantas ganas. Si no hubiera tanto malinchismo cabrían más personas y habría más variedad musical.

mancandy

Mancandy: Siempre que platicamos Bruno y yo le termino diciendo que la moda y la música son exactamente lo mismo. A mí en la moda me ha costado 10 años de trabajo ser reconocido y que hoy la gente quiera comprar mi ropa por encima de un diseñador internacional. Siempre me cerraban las puertas. Dicen “Mancandy ¿qué? Si es diseñador mexicano seguro es chafa”. Sin conocerte te ponen la barrera de no es bueno y a lo mejor tu calidad es superior a la de una “marca de lujo” que está fabricada en China por niños explotados.

La gente poco a poco va cambiando y se da cuenta que los mexicanos tienen muchísimo talento. A mí me ha pasado que alguna marca internacional me copia un diseño y que las editoras de revistas importantes me acusen a mí de ser el que copia, hasta que les mando las fotos de que yo lo hice cuatro años y se quedan calladas.

BrunOG: Ese es paradójicamente el valor que le podemos dar a nuestro trabajo: el decir llevo tanto tiempo con tantas puertas cerradas pero aquí sigo. Y lo bueno es que hay un momento en que la gente reconoce todo ese trabajo que has hecho y es lo que te gratifica más, saber que no es en vano.

Mancandy: ¿Qué crees que hizo que todos estos géneros urbanos hayan explotado este año?

BrunOG: Creo que la música supo acomodarse perfectamente bien a la gente. El ritmo siempre llamó la atención, la gente decía me gusta pero no quiero que la gente sepa. Este ritmo que te llama a bailar fue entrando en el gusto de la gente y ahí es donde las marcas, la televisión y el radio dijeron “bueno, no hay tanta bronca, si en EUA estamos metiendo música que habla de culos, ¿por qué no meter música que no es tan ofensiva? Creo que están abusando mucho de esto, al grado al que la gente se va a hartar del reggaetón.

Mancandy: En mi caso, me encantaba el reggaetón pero nunca encontré una canción que hablara del amor de un hombre a otro hombre. No era mi onda cantar cosas culposas hacia las mujeres.

BrunOG: Algo grandioso del reggaetón es que le abrió una puerta grandísima a Latinoamérica y siento que lo que viene para aplacarlo un poquito es el baile funk brasileño.

Mancandy: ¿Artistas mexicanos para mirar en el 2018?

BrunOG: MKN, Mancandy, Caloncho, Zack (un chavito rudo productor y compositor), Vaya Futuro y Alan Rosales.

.

Más en local.mx: 

La colección PRIDE de Mancandy (free the nipple)