La hermosa hipnótica cuántica música de Juana Molina está de vuelta

Juana Molina dará un concierto en la Ciudad de México el próximo 21 de septiembre. A propósito de su visita platicamos con ella sobre su nuevo disco.

Autor: Mariana Vidal | Fecha 16 agosto, 2017

La vida de Juana Molina está llena de giros en diferentes direcciones: es actriz, cantante, locutora… En todos, se ha distinguido más que los demás. A sus 55 años, a propósito de la salida de su más reciente disco, Halo, y su concierto en la Sala Corona en la Ciudad de México el 21 de septiembre, esta argentina nos platica sobre una serie de eventos fortuitos y planeados que nos pueden ayudar a entender una parte del camino que ha recorrido hasta llegar a ser ídolo e influencia en más de 20 años de carrera.

Video Thumbnail
Curame
Video de Juana Molina

El primer tropiezo con la música

Cuando tenía cinco años me regalaron una guitarra criolla, chiquita. El primer recuerdo que tengo es estar sentada en la cama tratando de tocar unas notas y cantar algo. Cuando canté, los dedos se quedaron paralizados, cuando tocaba no me salía la voz. No podía coordinar el asunto de cantar y tocar al mismo tiempo. Cada vez que tengo que aprender un ritmo difícil y al mismo tiempo cantar algo completamente diferente y necesito coordinar las dos cosas siempre me acuerdo de ese momento de mi infancia en donde intenté por primera vez cantar y tocar la guitarra. Por un segundo me vuelve esa parálisis, como si una cosa anulara la otra.

Fueron muchos años de estudiar música y de dedicarme a ello pero no tenía la personalidad adecuada. Me daba pena estar tocando enfrente de otros, no podía articular, me venía un temblor espantoso, pero yo sabía que eso era lo que yo quería hacer.

juana molina

Actuar para cantar

Cuando me fui a vivir sola necesitaba pagar mis cuentas. Me puse a pensar qué actividad podía hacer que me diera el dinero suficiente para pagar mis gastos y a la vez me diera tiempo de estudiar la guitarra, el canto. Se me ocurrió que la televisión era la mejor de las opciones, porque además yo tenía cierto don haciendo personajes, es una cosa que me sale naturalmente, algo de familia. Después de mirar mucha televisión para ver dónde podía ofrecer mis servicios, encontré un programa que me pareció perfecto: un noticiero en broma (La noticia rebelde), o sea, noticias de verdad satirizadas. Tenía un video en donde hacía cinco personajes, lo presenté y quedé como parte del programa.

Entré y fue perfecto, sólo trabajaba los lunes en algo que salía todos los días. Cobraba cinco días trabajando uno solo, era el paraíso. Me fue muy bien y enseguida me llamaron de otro programa más, entonces de ahí ya me ocupé los lunes, los jueves y los viernes. Muy de a poco me fui alejando de la música sin darme cuenta. Me dejé llevar por los acontecimientos y acabé teniendo un programa propio a los dos años de haber empezado en ese mundo. Eso ya me llevaba las 24 horas del día todos los días, era un trabajo infernal. Me fue muy bien pero no me daba cuenta que lo peor era que me había alejado de la música.

Se hará la música

Retomé la música cuando me embaracé y tuve que hacer reposo. Comencé a reflexionar sobre mi vida y me di cuenta que no estaba haciendo lo que quería. Caí en mi propia trampa: la televisión me chupó por completo. Ahí fue cuando dije basta y después de siete años, paré. Durante mi embarazo me puse a escuchar casettes viejos con las cosas que había hecho y empecé a terminarlas, así fue como hice mi primer disco Rara. El disco salió en 1996 aunque las canciones las había hecho en el 86 u 87, antes de mi paso por la televisión. Fue así como regresé a la música.

Video de Juana Molina

Siempre Rara

Mas allá de la calidad que tiene o no la música que grabé, cuando hice mi siguiente disco en 1998 (Segundo) la gente lo oía y no lo entendía. Era música que, en su estructura, estaba fuera de la norma, y les parecía un riesgo que yo no debía tomar. Me daban consejos para masterizarlo mejor, ponerle estribillos, bajar los graves, pero yo creo que lo decían porque les parecía horrible. Por el contrario, estaba absolutamente convencida de lo que había hecho. No me parecía lo más genial del mundo pero sí sabía que era lo que yo quería hacer. Ese disco soy yo, esa era mi contestación.

Segundo tardó muchos años en llegar al mundo. Lo edité en Argentina en el año 2000 y fue hasta 2003 cuando llegó a otros lados. Tres años, en estas alturas del partido, hace una diferencia enorme. Me siento completamente identificada con ese disco y no siento que haya nada mal: ni de más ni de menos, aunque obviamente si lo mezclo ahora lo haría distinto. Ese disco lo hice todo sola. Después en la masterización se arreglaron algunas cosas pero no había ecualización, yo lo escuchaba bien en mi casa, pero en otros lados podías darte cuenta que no se oía bien. Desde el momento que empecé como mamá y en la música, dejé de actuar por completo. A mí no me da la cabeza para hacer dos cosas al mismo tiempo. Me agarra la obsesión con una sola cosa a la vez, así sea coser un vestido.

juana molina

Grande en Japón

Cuando hice Segundo me dijeron que había un señor que compraba discos y los vendía en Japón, sólo tenías que mandarle uno y, si le gustaba, te lo compraba. Entonces le mandé uno y me pidió cien. Se los mandé y a los 15 días me pidió 500; al siguiente mes me pidió 1, 000 y tuve que salir corriendo a hacerlos porque no los tenía; más tarde me pidió 5, 000 y empezó en Japón una cosa muy rara. En la puerta de la tienda de Tower Records en Japón, que tiene siete pisos, había un póster gigante de la tapa de Segundo. En ese momento sentí que parí el disco y que él se fue por el mundo solo, a hacerse su camino. Un músico que paseaba por Japón lo oyó, se lo compró y, en una boda en la que estaba Laurence Bell (Presidente de Domino Records) le platicó sobre él. Laurence me contactó para sacar el disco cuando Domino era un sello bastante chico. Así fue como todo empezó a pasar, algo muy bienaventurado y fortuito.  Lo demás es historia.

Video Thumbnail
Un día
Video de Juana Molina

QUÉJuana Molina en concierto DÓNDESala Corona, Puebla 186, Roma
CUÁNDOJueves 21 de septiembre, 19 horas BOLETOSTicketmaster

.

* Escucha aquí Halo completo

Video Thumbnail
Halo
Full album Juana Molina

Agenda local – qué hacer del 18 al 24 de septiembre

Te recomendamos las siguientes 7 cosas para hacer y ver esta semana en la Ciudad de México.

Querida ciudad, este es tu soundtrack

Este es un experimento en el que se sobreponen 15 fotografías de Berruecos con 15 canciones para simular portadas de un Compact Disc.

Ni amar la patria ni morir: 10 proyectos por los que vale la pena vivir en la Ciudad de México

A un año de Local.MX, escogimos 10 proyectos por los que moriríamos nos encanta vivir en la Ciudad de México, pese a todo lo demás.

Agenda local – qué hacer del 11 al 17 de septiembre

Te recomendamos las siguientes 8 cosas para hacer y ver esta semana en la Ciudad de México.

Músicos hablando de música: Sotomayor (entrevista y mixtape)

Para la tercera entrega de Músicos hablando de música, platicamos con Raúl Sotomayor sobre su reciente disco, la música que les gusta y cómo la consumen.

Agenda local – qué hacer del 4 al 10 de septiembre

Te recomendamos las siguientes 8 cosas para hacer y ver esta semana en la Ciudad de México.

El festival Comilona rompe paradigmas de nuevo con estas 3 opciones

Con estas nuevas propuestas Comilona nos trae, una vez más, experiencias culinarias innovadoras y nos invitan a entrar a la escena gastronómica de la ciudad.

Agenda local – qué hacer del 28 de agosto al 2 de septiembre

Te recomendamos las siguientes 9 cosas para hacer, comer y ver esta semana en la Ciudad de México.

La cámara de maravillas que es Ana Montiel: entrevista y mixtape

Como parte de su proyecto Hidden Realities, la artista Ana Montiel presentara FIELDS: Inner Monuments en Aparador Cuchilla.

Agenda local – qué hacer del 21 al 27 de agosto

Te recomendamos las siguientes 7 cosas para hacer, comer y ver esta semana en la Ciudad de México.

Close
Close

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Indica que es requerido