Upgrayedd Smurphy: una cura sonora para males telúricos

Jessica Smurphy diseña su nueva producción musical bajo la premisa del Ho’oponopono, una práctica hawaiana de reconciliación y perdón.

Autor: Uili Damage | Fecha 12 octubre, 2017

La productora y DJ Jessica Smurphy, antes conocida como DJ Smurphy, cambia nuevamente el nombre de su identidad artística por Upgrayedd Smurphy. Ella es una creadora prolífica con una trayectoria tenaz. Siempre ha insistido en trabajar un paso a la izquierda de las corrientes populares, desde los días en que tocaba con Selma Oxxor en la banda tecno-punk Post Pastel o en el experimento acid house de SUPERMAD.

Only Love can Break your Heart
Video de Supermad

Ir por la izquierda le ha permitido tener una perspectiva nítida de lo que está sucediendo en su entorno en ese momento para así atar las puntas más interesantes que se ocultan tras los destellos de los “espejitos” de la cultura. Como DJ Smurphy, en solitario, su mayor reto fue hacerse entender por medio de las herramientas técnicas que interpretarían su visión artística, y que su música llegara al público tal como vive en la cabeza y espíritu de Jessica; es decir, sacarle el sonido a la computadora tal como habitaba dentro de Smurphy.

June
Video de DJ Smurphy

Una vez resuelto esto, el mensaje sonoro presentado estaba listo para crecer como si fuera un coral; rico en ecosistemas únicos y hermosos pero oculto por las profundidades del mar.

Y así sucedió.

Del tecno-punk, al acid house, al future bass, a otros sonidos que ya no portan etiquetas por haberse convertido en algo inconfundiblemente “Smurphy”, la discografía publicada en su propio sello, R-CH-V (con más seudónimos incluyendo D/P/I y Professor Jessica), asoma el crecimiento natural de un estilo insólito al que parece que le faltan muchos años para ocurrir.

Sí se ciñe a la descripción de la ficha que utiliza el festival MUTEK para presentarla con su próxima participación el siguiente noviembre: “Techno azaroso y resquebrajado con un toque glitch que recorre el drum n’ bass”, mas nos topamos con una cornucopia de recursos electrónicos que abren brecha con soltura y elegancia.

jessica smurphy

Al llegar a Sorry, please forgive me, thank you, I love you, su entrega más reciente, brota una serie de situaciones inéditas dentro y fuera de su creación –como si se sincronizara con un momento histórico guiado por el caos– que no hace menos que crear azoro total.

Toda la gente de mi generación está pasando por mucha presión social que provoca una ira profunda debido a política sucia, violencia de género, racismo y más…, dice Jessica. Hay mucho odio y furia alrededor. Hice este nuevo EP como una pequeña aportación para liberar un poco de la presión que llevamos todos a cuestas.

Ahora que ocurre esta tragedia en mi ciudad, continúa, explico más de esto, dejando manifiesto mi respeto por la situación al tiempo que extiendo un mensaje de amor a la gente por medio de mi música: sin razón particular, esta grabación fue programada para lanzarse el 19 de septiembre de 2017. El lanzamiento se programó y envió casi al mismo tiempo en que estaba ocurriendo el terremoto en la Ciudad de México.

Como el comunicado salió en esta circunstancia, decidimos esperar para ofrecer más información relacionada, hasta tener más claridad de los sucesos. Desafortunadamente esta tragedia está lejos de resolverse pronto; sin embargo, la grabación ya está afuera y varios medios ya la comentaron.

Este EP incorpora abstracciones de los sonidos de la naturaleza, ritmos y Ho’oponopono, una práctica hawaiana de reconciliación y perdón. –Todas son igual de necesarias en nuestra vida diaria que en la pista de baile para la que se crearon.

jessica smurphy

Yo, Jessica Smurphy, tengo varios años viviendo con artritis y su correspondiente dolor crónico. Ha sido un proceso erosionante por el cual he perdido fuerza y movilidad. En él he aprendido a encontrar alternativas para aliviar el dolor y mis grabaciones recientes están todas inspiradas en los procesos y aprendizajes que me deja este trayecto. En especial, esta nueva producción fue diseñada como una ‘grabación curativa’.

He descubierto que este mal es degenerativo no sólo por patrones de rutina y exceso de trabajo, sino además por malos hábitos de depresión y negación. Ho’oponopono es una de las alternativas con las que estoy trabajando en busca de una cura.

jessica smurphy

La razón por la que le puse las preposiciones “Disculpa, por favor perdóname, gracias, te amo” como título es para traer estas técnicas curativas a la música de club. Este nombre le habla al subconsciente con el fin de borrar emociones negativas previas.

Así, en una dramática coincidencia, un derrumbe emocional y físico se suma a una tragedia general, y los pulsos y tonos curativos de esta inquieta artista brotan por vías digitales con la misión de sanar donde sea que puedan hacerse sonar.

Close
Close

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Indica que es requerido