Fotos: Andrea Cinta

Motín: lujuriosos desayunos todo el día —para antojos brillantes y coloridos

Motín, en la Roma, es perfecto para los días de antojo de comida reconfortante: waffles con crema batida, hot cakes con tocino o chilaquiles, todo el día.

Autor: Redacción Local.mx | Fecha 25 enero, 2019

En Motín los platillos parecen estar iluminados. Los kiwis de los bowls de frutas, los huevos estrellados de los hot cakes, la crema batida con fresas y las moras de los waffles brillan tanto que parecen fotografías –unas de Martin Parr. Casi siempre la comida tan vistosa es plástico y congelados; aquí no. Motín es un nuevo lugar en la colonia Roma que prepara comida reconfortante pero bien hecha, para los días de antojos brillantes y coloridos.

Angélica Sosa está a cargo de Motín y se pasea entre las mesas saludando a todos y asegurándose de que la comida esté rica y bien presentada. El proyecto forma parte del mismo grupo al frente de Quesería de mí, un restaurante en Condesa, pero Motín tiene su propio estilo.

motin

El branding estuvo a cargo de Futura, así que el lugar está lleno de azules intensos, rosas pálidos y sillas de líneas rectas y perfectas. Las porciones de cualquier platillo son más que suficientes, de hecho, son bastante grandes. La carta está pensada para compartir (o llegar con mucha hambre) y hay todo lo imaginable para un desayuno voluptuoso, pero con un toque diferente por aquí y por allá.

motin

El pan francés lleva compota de frutos rojos, pero también crema de mascarpone al limón; los huevos benedictinos llevan el clásico baño de salsa holandesa, pero también salmón curado. Además tienen el plato de desayuno completo, que no deja espacio para nada más: dos hot cakes con ricotta, tocino, dos huevos al gusto y papas al horno.

Si uno no quiere abusar del antojo están los bowls de quinoa o el bircher müssli, receta suiza de avena preparada con leche de almendra, yogurt griego, manzana, almendras, fresa y miel. Un bowl  muy especial es el de açaí con miel de agave, granola y frutas.

motin

Los desayunos se sirven todo el día, especial para los antojos tardíos de waffles o chilaquiles, pero también tienen una carta de comidas ligeras y vinos mexicanos y extranjeros. Como el lugar es grande, hay buen internet, suficientes contactos de electricidad y un flujo constante de cosas ricas. Motín invita a quedarse un buen rato. Entre jugos de colores imposibles, rosas, azules, pan dulce y chilaquiles, a cualquier hora del día.

motin

.

QUÉMotínDÓNDETabasco 311, Roma Norte
CUÁNDOLunes a viernes 8 a 21 hrs. Sábado 8 a 19 hrs.

.

Más en Local.mx

Camomila, un nuevo lugar verdaderamente a gusto con comida saludable pero voluptuosa

 

Close
Close

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Indica que es requerido