Hicimos una lista de temazcales tradicionales, bien hechos, en la Ciudad de México

Reunimos una lista de los nos parecen los 4 mejores temazcales tradicionales de la Ciudad de México.

Hoy en día, en ciertas zonas de nuestra ciudad, están muy de moda las disciplinas terapéuticas de Oriente. El yoga, la meditación budista y la acupuntura ya han sido incorporados a nuestra forma de vivir, e indudablemente han pasado a ser parte de nuestros procesos de sanación. Sin embargo hay muchos saberes y conocimientos ancestrales que provienen de los pueblos originarios y de las comunidades indígenas del área metropolitana que todavía son vistos con prejuicio e incredulidad, y que son abiertamente repudiados. Las prácticas terapéuticas prehispánicas, cómo las limpias, la herbolaria y los temazcales no sólo tuvieron que sobrevivir la hecatombe de la conquista sino que también han tenido que lidiar con la subestimación y el rechazo de las sociedades contemporáneas.

Sin embargo, estos saberes siguen luchando por recibir el reconocimiento que merecen. Actualmente, por ejemplo, ya se dan tratamientos de herbolaria en las Casas de Medicina Tradicional aprobadas por el Gobierno y hay temazcales hasta en el Hotel W. Y qué bueno que así sea, pues si se practica con honestidad y seriedad, la medicina ancestral mexicana debe hacerse accesible a todo público para propagar sus beneficios.

temazcales

temazcales

Cómo funciona el temazcal

El caso del temazcal (o temazcalli en náhuatl) es ilustrativo. El temazcal es un baño de vapor que puede tener un uso ceremonial como terapéutico. Originalmente “se construían sobre un terreno” cómo una choza “o eran semi-subterráneos o subterráneos”, y podían llegar a albergar hasta 30 personas.
Los construían con piedra y barro, adobes, carrizo o piedra tallada. Y obtenían vapor calentando piedras o de fragmentos de cerámica, sobre los que se arrojaba el agua.

Los temazcales de hoy no son muy diferentes. En el que yo estuve te metes con un grupo de personas dentro de una choza y te sientas en un círculo alrededor de las “abuelitas”, como se les llama a las rocas ardientes que despiden vapor. Las piedras se calientan afuera en la fogata y se introducen una por una al temazcal. Luego el guía les hecha agua, ellas truenan y despiden vapor. Adentro, en el espacio cerrado, las piedras generan un calor intenso y uno suda mientras “acelera la circulación sanguínea, dilata los vasos e incrementa el metabolismo celular, induce la secreción de hormonas, neurotrasmisores, prostaglandinas y endorfinas”.

Durante este proceso los participantes hacen rezos, cantan canciones, tocan instrumentos, realizan ofrendas, se untan pomadas de plantas, entre muchas otras actividades. Este ritual, que se divide en puertas, se repite una y otra vez hasta el final.

temazcales
temāzcalli from the Codex Magliabecchi

En la época prehispánica los temazcales tenían una función “higiénica, de tratamiento postparto, religiosa y terapéutica. Esta última servía para curar enfermedades relacionadas con el concepto frío-calor”. Los indígenas los usaban para complementar el tratamiento de “traumas, huesos rotos, contusiones, problemas cutáneos y de crecimiento, entre otros. Incluso lo usaban para prevenir futuras complicaciones durante el embarazo y el parto, y “para la madre poco después de dar a luz para curarse y purificar la leche”.

En la cosmogonía, el temazcal es una representación microscópica que reproduce el universo –el macrocosmos– en su totalidad. En él están presentes todos los elementos naturales: tierra, aire, fuego y agua, que permiten “el desarrollo del movimiento constante y la manifestación de la vida”. EL temazcal también representa el interior de la Tierra y es concebido como un lugar de tránsito entre el mundo de los vivos y el inframundo, como la entrada al “más allá”. Los aztecas lo relacionaban con el culto a la fertilidad; entrar a uno es como regresar al vientre materno donde Tonantzin, la madre venerable, recibe a sus hijos para curarlos de enfermedades físicas y espirituales.

La siguiente es una lista de temazcales en la Ciudad de México, que van de lo higiénico hasta lo ceremonial. Te recomendamos que busques un temazcal, como los que ofrece la Secretaría de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes, que respete las tradiciones.

Lista de Temazcales en la ciudad

1. Calli Mapu

2. La planta médica en Chimalistac

3. Centro Holístico Temazcalmente en Las Aguilas

4. Xochipiltzin en Iztapalapa