La nueva tienda de tejido Madeja Jaja y cómo aprendí a tejer durante el COVID

Aunque un par de veces fui al “jueves de tejido” de Madeja Jaja en el Xel-Ha, hasta que llegó la pandemia que me puse las pilas. Ahora tienen una tienda increíble en la Condesa.

Aunque un par de veces me había anotado a los jueves de tejido de Madeja Jaja en el Xel-Ha, no fue sino hasta que llegó la pandemia que me puse las pilas, fui a su nueva tienda, me armé con hilos y estambres de los colores y las texturas más deliciosas, y me puse a tejer. 

No me odien pero yo soy de las que con la contingencia ha querido aprovechar el tiempo para aprender todo lo no aprendido. He tomado clases de jardinería y escritura de guiones, desempolvé mi ukelele y ya puedo tocarles una de Shakira; abrí mi mini fábrica de kombucha, he cocinado todo tipo de cosas y desde luego, también se me ocurrió ponerme a tejer. Una tarde rescaté un par de agujas de casa de mi abuela y un estambre que no-se-de-dónde-había-sacado y me puse a ver clases de tejido y tutoriales en YouTube (este está muy fácil y básico, y este otro también está muy bueno para empezar). Después de media hora me piqué, pero me di cuenta que mi estambre viejo y lleno de bolitas no me iba a funcionar. 

hilos

Menos mal mi amiga Edith es una clavada del tejido y tiene un proyecto bien bonito que se llama Madeja Jaja que, además de organizar talleres y cursos, acababa de abrir una tienda física. Y está a tres cuadras de mi casa.

Madeja Jaja

La idea de Madeja Jaja es crear comunidad alrededor del tejido: se trata de abrir espacios para aprender, compartir y disfrutar de una actividad que tiene mucho de terapéutica y que además es super gratificante. Nada se siente más bonito que terminar tu primera bufanda y darte cuenta que la hiciste con tus propias manos.

tienda de tejido

La nueva tienda de Madeja Jaja esta en la calle Yautepec, casi en la esquina con Vicente Juárez. Es un local bien chiquito pero lleno de color. Y aunque uno no sea un experto en tejido, la variedad, textura y colores de los estambres y los hilos es un verdadero placer. Da ganas de usarlos todos. 

Si nunca has tejido, yo recomiendo que empieces con unas agujas gruesas y un estambre gordito. Si prefieres intentar con ganchillo, también es ideal que empieces con uno de 5 o más grande para que no te cueste tanto trabajo distinguir los puntos. Pero tampoco te preocupes, si vas a la tienda te van a asesorar y a ayudarte a elegir uno que se acomode.

El estambre de la casa, por así decirlo, es el Bubble Gum, que es de algodón y es super rico. Es un poquito más delgado pero no se deshace y eso hace permite manejarlo fácilmente. Y lo mejor es su variedad de colores. También tienen algodón reciclado, algodón crudo que es una cosa riquísima, un par que son como planos al estilo fetuccini y con mucha textura y elasticidad y otros que son extremadamente suaves y brillantes. Además de que tienen hilos, agujas, ganchos y todo, absolutamente todo, lo que podrías necesitar para lanzarte a tejer. 

madeja jaja

Desde que empecé con mi tejido ya termine mis dos primeros proyectos: primero una bufanda super sencilla con puro punto derecho y luego otra con punto jersey. Luego otro día me dio curiosidad aprender a hacer crochet y tomé un curso de Domestika y aprendí, y ahora estoy haciendo granny squares durante mis juntas, o en la sobremesa de mis comidas, y me encanta. Me falta muchísimo por aprender pero disfruto mis pequeños triunfos, y cada día me siento más cómoda con mi gancho. 

madeja jaja
Mis bufandas / mis “granny squares”

Así que, si tienen curiosidad, y ganas de asomarse al maravilloso mundo del tejido, vayan primero a la tienda de Madeja Jaja, pídanle a Edith que les recomiende un estambre y una aguja, y vuélvanse fans de andar por el mundo con sus estambres. Además muy pronto retomarán sus cursos y talleres donde suelen invitar a especialistas en técnicas y estilos para que puedas perfeccionar y aprender más cosas.

Madeja Jaja está en Yautepec 88-B, Condesa,
Síguelos en Insatgram
Compra en línea aquí