Abran paso a 40 años de punk en el mundo

El Museo Universitario del Chopo retoma los ecos de este movimiento en el arte y en la sociedad actual con un homenaje impresionante.

El punk, es verdad, tuvo una vida breve, pero su desaparición no fue total. Subsistió en muchas obras de arte que muestran ese sentimiento inconformista y de pérdida de fe (recordemos su lema No Future) que comenzó en los setentas. Pero sobre todo pervivió en el corazón de muchísima gente como una forma de vida, una ideología y una moda. A propósito del 40 aniversario del surgimiento del punk, el Museo del Chopo le dedica un gran homenaje adaptado (la exhibición se hizo en España) bajo el nombre Punk. Sus rastros en el arte contemporáneo, que estará hasta marzo de 2017.

Siete videos inauguran la muestra, curada por David G. Torres. Un pasillo en el que saltan a los costados imágenes en movimiento que reclaman los ideales del movimiento punk: la rebeldía, la destrucción, la lucha o la subversión, entre muchos otros. Un video de Jordi Colomer de 2006, llamado No Future, lema que los punks usaban en vista de lo poco que creían en el sistema que se estaba implementando o la dirección en la que iba el mundo. Y no se equivocaban. En el video se ve a una chica tocando un tambor, levantando a los habitantes de las ciudades donde la acción tuvo lugar (Le Havre, San Petersburgo y Móstoles, España) como diciendo: “¿A qué esperan? ¿Este sistema no se ha aprovechado ya lo suficiente? Se lo advertimos”.

chinese-democracy-and-the-last-day-on-earth-democracia-china-y-el-ultimo-dia-en-la-tierra-2012-federico-solmi-video
Democracia china y el ultimo día en la tierra. Federico Solmi (video, 2012)

Unos pasos hacia delante, videos de SEMEFO, Sarah Minter y Christian Marclay completan el pasillo. El de este último relacionado con la inmensa pieza que se ve al fondo. Guillermo Santamarina, su autor, curador jefe del MACG y melómano empedernido, deja los restos de una acción en la que han lanzado vinilos contras las paredes, dejando unos rotos en el suelo y otros incrustados en la pared. En los huecos de la pared, se ve lo que hay detrás, al igual que el movimiento punk en algún momento reclamó: descubrir que es lo que está detrás del sistema que nos encajona y nos configura, esa corrupción y explotación a la que hoy nos enfrentamos.

En la muestra siguen piezas de Raymond Pettibon, ilustrador de portadas de Black Flag, Minutemen y Sonic Youth, en cuyos dibujos reflejaba la violencia y la psicosis social, y de las adoradas Guerrilla Girls. De ellas se presenta The Birth of Feminism (2001): un irónico póster con tres conocidas actrices semidesnudas que sujetan un cartel que reza “Equality now!”, una película de “A Mayor Hollywood Studio” porque pocas organizaciones más que la industria del cine norteamericano han hecho más daño a la imagen de la mujer al sexualizarla al extremo, y cuyas consecuencias sufrimos hoy en día a diario.

punks chopo
Turing the Apple My Fahter Eve I, Fabianne Audeoud (video, 2016)

De ahí siguen piezas magnificas con tono irónico y crítico, con ganas de destrucción pero que al producirse generan material para la lucha social, como son los videos de María Pratts. Y otras piezas de artistas que crean arte de actitud punk actualmente, como Santiago Sierra o el Dr. Lakra. Y para terminar, una hemeroteca a modo de investigación sobre el libro de Greil Marcus, Rastros de Carmín, en el que se basa la exhibición. Porque el punk hay que estudiarlo, hay que retomarlo y aprender de él. Porque parece que en el momento de crisis en el que estamos, con esta exhibición, ha vuelto para decirnos a la cara “te lo dije”.

.

QUÉPunk. Sus rastros en el arte contemporáneo.DÓNDEMuseo Universitario del Chopo
CUÁNDOHasta marzo de 2017

.

Twitter de la autora: @sandrineortega_