La Ciudad de México como la pintó José María Velasco <3

José María Velasco solía acampar cuando dibujaba el Valle de México (con una sombrilla campestre, que a veces incluso salía en sus pinturas).

José María Velasco solía acampar cuando dibujaba el Valle de México (con una sombrilla campestre, que a veces incluso salía en sus pinturas). Se sentaba y pintaba “la región más transparente”, y sus pinturas de paisaje se convirtieron en símbolo de identidad nacional.

Decía Octavio Paz que “La pintura de Velasco vive en una reserva inmóvil, que no pertenece al abandono sino al equilibrio, a esa pausa en la que todo cesa y se detiene brevemente, antes de transformarse en otra cosa”. En estas pinturas podemos ver la Ciudad de México antes de ser esto, y por qué se infatuó Velasco con su topografía y su cielo.

Velasco fue uno de los últimos “hombres del Renacimiento” porque sabía un poco de todo, como un anfibio entre la ciencia y el arte. En la Escuela de Medicina hizo estudios sobre la flora y la fauna nativas de México. Dedicó más de 13 años a la investigación del ajolote. Se interesaba por las cosas del mundo, y gracias a eso tenemos lo siguiente:

José María Velasco
Barranca del muerto, 1898
Barranca del muerto José María Velasco
Vista de la montaña del Ajusco y pueblo de San Ángel, desde la Barranca del Muerto, 1894
Calzada de Misterios Velasco
Valle de México con la Calzada de los Misterios
José María Velasco
Puente de Barranca del Muerto, 1898
velasco
Molino del Rey, 1898
José María Velasco
Lomas de Tacubaya, 1876
José María Velasco
Cocina rústica en el Peñón de los Baños, 1878

PD: en las Noches de Museos, el Museo de Geología abre el segundo piso de su edificio, donde hay varias piezas de José María Velasco como un secreto bien guardado. La próxima vayan a verlas.

.

Y este es un regalo, porque sí:

José María Velasco
Estudio de nubes

Todas las pinturas son de una recién descubierta cuenta de FB que recomendamos mucho seguir (click aquí).