En términos sencillos: qué es el “sapito” (5-MeO-DMT) y por qué llegó a la ciudad

El 5 MeO-DMT, “la molécula del Todo”, está muy presente en la Ciudad de México y habrá un congreso al respecto. Esta es su historia y así es como funciona en el cerebro humano.

Del 27 al 29 de julio habrá un congreso en la Ciudad de México sobre el Bufo alvarius y la molécula 5 MeO-DMT, también conocida como “sapito”. No es inaudito que haya llegado a la Ciudad de México en el 2018, y que el mito alrededor de la molécula tenga que diseccionarse, desacralizarse y comprenderse como algo importante para los tiempos. En la conferencia participan científicos, antropólogos, biólogos, historiadores, y creemos que, más allá del mito que hay alrededor de esta molécula psicoactiva, hay que escuchar por qué está aquí y por qué se está hablando de ella.

Aquí está toda la información sobre el congreso.

.

¿Qué es el 5 MeO-DMT?

El cuerpo humano es una máquina que funciona con la biotecnología más avanzada conocida en este planeta, tan compleja que aún no entendemos realmente cómo funciona.
El cuerpo físico es tan solo un vehículo que sirve para que un espíritu o esencia pueda moverse e interactuar en esta dimensión. Para percibir los elementos que componen esta realidad, usamos los sentidos, para procesar la información que recibimos a través de ellos, usamos una biocomputadora inimaginablemente poderosa, llamada cerebro.

El cerebro humano es una máquina compuesta por varias áreas, cada área tiene funciones específicas. Conforme a cada necesidad, se activan diferentes regiones, usualmente conectadas en modo automático y de supervivencia. La encargada de hacer esta configuración es una hormona llamada serotonina. Las hormonas son moléculas o conectores que prenden combinaciones específicas en el cerebro y están generalmente en lo que introducimos a nuestro cuerpo; por ejemplo, si comemos chocolate, que contiene el conector llamado teobromina, nuestro cerebro lo recibe, se configura y prende las regiones que nos hacen sentir amorosos.

molécula

El 5-MeO-DMT es una hormona o conector que prende en nuestro cerebro una combinación muy poco usual de regiones, configurándolo en un modo avanzado, expandiendo nuestras capacidades de percepción gracias a tener más áreas o herramientas activadas.

Algunas culturas lo refieren como la apertura del tercer ojo, iluminación, experiencias místicas, el sexto sentido o la intuición desarrollada. Es como si nos pusiéramos unos lentes que nos permiten ver detalles en los objetos que antes veíamos borrosos. Por eso decimos que cuando estamos configurados bajo los efectos de este conector, nuestra conciencia de la realidad crece y entendemos para qué venimos a este mundo, qué somos y muchas respuestas más.

Mucha gente le llama medicina porque el cerebro, al expandir sus funciones, lo primero que hace es reparar el sistema. ¿Cómo lo hace? Primordialmente limpiando los pensamientos que obstruyen nuestro desarrollo. Esto genera una reestructuración profunda de nuestra vida, pues los pensamientos generan directamente nuestra realidad.

Esta configuración está reservada para momentos muy especiales, pues si estuviéramos en configuración avanzada todo el día, no podríamos hacer nuestras actividades diarias.

A diferencia de otras moléculas producidas en laboratorios o en la naturaleza, que funcionan también como conectores, el 5-MeO-DMT se produce en nuestro sistema endócrino, el laboratorio natural con el que venimos equipados los humanos, por lo tanto, su nivel de toxicidad es prácticamente nulo.

Cuando alcanzamos estados avanzados de meditación, el cerebro humano comienza a segregar 5-MeO-DMT, así como también en estados de sueño profundo y cuando tenemos experiencias cercanas a la muerte. El 5-MeO-DMT se produce principalmente en nuestro cerebro y sistema digestivo.

Es importante saber que, así como el cerebro está equipado con receptores para recibir estos conectores, también tiene un regulador natural que siempre regresa el sistema al modo automático regido por la serotonina, este regulador es una enzima llamada “Monoaminooxidasa” que degrada toda molécula que no forme parte del sistema de modo automático.

.

¿El 5-MeO-DMT es una droga?

Definición de droga: “Sustancia que al entrar en contacto con un organismo provoca una alteración en el mismo”. La respuesta a la pregunta es: sí, el 5-MeO-DMT es una droga, igual que una aspirina.

Si nos apegamos a la definición estricta antes mencionada, el azúcar que consumimos diariamente y el café que tomamos por la mañana son drogas. Como dato curioso, podemos notar que en Estados Unidos, las farmacias son llamadas Drug Store, lo cual nos lleva a la reflexión de que las drogas son sólo disparadores de ciertas reacciones en nuestro organismo, no son buenas ni malas, sólo existen, algunas son muy tóxicas y otras no. La diferencia entre un veneno y una medicina es la dosis, un bisturí en manos de un cirujano hace bien, en manos de un asesino hace mal.

.

A nivel vivencial, ¿qué se espera de la experiencia de contacto con 5-MeO-DMT?

Cuando nuestro cerebro recibe una cantidad suficiente de este conector y se configura en modo avanzado, experimentamos lo que se denomina “disolución absoluta”. El sentido de individualidad se pierde por completo, el ego pasa a un segundo plano y todas las barreras que nos separan de las otras esencias se disuelven, fundiéndonos por algunos minutos con la fuente de toda energía y conciencia es lo que en algunas culturas asiáticas se conoce como “Samadhi”, los religiosos las llaman “experiencias místicas”, los nativos americanos le llaman “búsqueda de visión”. Todas estas prácticas de búsqueda, por medio de técnicas de meditación, respiración, contemplación o ayuno, logran que el cerebro libere este conector, llevándolos a tener a una conexión con lo divino o lo que podemos llamar Dios. Es por eso que, si analizamos las descripciones de las experiencias antes mencionadas, encontramos similitudes impresionantes.

.

¿Cómo se obtiene el 5-MeO-DMT?

Se puede crear artificialmente en un laboratorio, extraer de algunas plantas como el yopo (Anadenanthera colubrina) o se encuentra naturalmente en la secreción de un sapo llamado Bufo alvarius. La era digital ha divulgado rápidamente esta información y esta molécula recientemente ha entrado en contacto con miles de miembros de la sociedad.

molécula

Es importante saber que la secreción del Bufo alvarius contiene distintas concentraciones de 5-MeO-DMT y algunos compuestos adicionales que le dan personalidad a la experiencia. Por ejemplo, si aplicamos a nuestro organismo el 5-MeO-DMT de semillas de yopo, percibimos lo que puede ser entendido como el espíritu de la planta; si consumimos 5-MeO-DMT de sapo, percibimos el espíritu del sapo.

Al consumir 5-MeO-DMT sintético –la molécula pura– no se percibe un espíritu en la experiencia. En esos casos, el participante es su propio guía. Por lo tanto, su uso se recomienda únicamente para quienes han tenido experiencias previas con la molécula natural o recibir la versión sintética de un facilitador experimentado.

molécula

Debido a la divulgación de los beneficios en el uso de esta molécula, los sapos que habitan en el Desierto de Sonora hoy se encuentran amenazados por cazadores locales que los sacan de su hábitat para venderlos. Debido a la situación económica de los habitantes del desierto, al encontrar una fuente de ingreso económico en la extracción y venta a los extranjeros en búsqueda de la “medicina de sapo”, los habitantes de ese desierto capturan, y en muchos casos maltratan o matan a los especímenes.

.

¿Cómo llegó hasta nosotros el conocimiento de esta herramienta?

Debido a que otras moléculas conectoras, igual de poderosas, como el n-n DMT están contenidas, por ejemplo, en el brebaje Ayahuasca, usado desde hace miles de años por las tribus del Amazonas, la gente tiende a pensar que el uso del 5-MeO-DMT contenido en el Sapo de Sonora también tiene una tradición ancestral guardada por las tribus del desierto, pero eso es falso. Actualmente no existe habitante de Sonora o Arizona que haya heredado conocimientos rituales del uso de esta medicina, pues fue introducida a las tribus mexicanas hace aproximadamente 10 años. Algunas personas, en su intento por legitimar esta molécula, proponen que existen indicios en el arte e iconografía de las tribus mesoamericanas que podrían sugerir su uso ancestral, pero ningún estudio serio lo ha podido comprobar científicamente.

.

¿Cómo se descubrió?

La primera referencia en la historia moderna que hace alusión a lo que hoy denominamos 5-MeO-DMT, se remonta al año 1496 cuando Ramón Pané, un misionero encargado de documentar las prácticas de los habitantes que vivían en la isla de La Española, hoy Haití y República Dominicana, en sus primeras cartas relató que los nativos inhalaban un polvo hecho de semillas molidas que provocaban lo que él denominaba “adivinación”. Hoy sabemos que era yopo, una de las plantas que contienen la molécula.

Con el pasar de los años, varios exploradores, entre ellos el padre Joseph Gumilla y Alexander Von Humboldt alrededor del año 1800, reportaron rituales de inhalaciones con las mismas propiedades en diversas áreas del Caribe.

En el año de 1936, los científicos japoneses Toshio Hoshino y Kenya Shimodaira lograron sintetizar la molécula en un laboratorio, esto significa que lograron crearla artificialmente a partir de reacciones químicas, generando por primera vez el 5-MeO-DMT puro y sintético.

Pero fue hasta el año de 1959 que se descubrió que la sustancia activa en las semillas de yopo es 5-MeO-DMT.

molécula
Vittorio Erspamer, descubridor de la serotonina y el 5-MeO-DMT en la secreción del Bufo alvarius. 

En el año de 1965, Vittorio Erspamer, un científico italiano, publicó en un artículo el haber encontrado 5-MeO-DMT en la secreción del sapo Bufo alvarius.

.

¿Cómo supo que había 5-MeO-DMT en el veneno de un sapo?

Vittorio Erspamer fue un químico farmacobiólogo, nominado dos veces al Premio Nobel, quien descubrió la serotonina.

Había recolectado una gran variedad de anfibios de todo el mundo para hacer un estudio, pues había encontrado que en la piel de casi todos hay una molécula llamada bufotenina con una gran similitud estructural a la serotonina.

Entre esos anfibios había un sapo Bufo alvarius proveniente del Desierto de Sonora y, al hacer los análisis, descubrió por accidente que tenía en sus glándulas una sustancia que contenía altas concentraciones de 5-MeO-DMT, que en ese entonces ya se conocía como un poderoso neurotransmisor. Erspamer y su equipo se dedicaron a buscar durante muchos años si algún otro anfibio producía 5-MeO-DMT; hasta hoy no se ha encontrado.

El uso de la molécula producida por el Bufo alvarius fue introducida por primera vez en México en el año 2004 en San Luis Potosí, cuando un artesano proveniente del sur de California conocido como Corvis, visitó las comunidades que usaban el peyote. Mas adelante reveló la ubicación de los sapos a un par de doctores que se encontraban atrapados en una fuerte adicción a las drogas. Con la molécula lograron vencer su adicción y uno de ellos, el Dr. Octavio Rettig Hinojosa, en el año 2012 llevó este conocimiento a las tribus de Sonora, enseñando su uso a la tribu Seri, iniciando así el gran mito sobre los chamanes ancestrales y guardianes de la medicina del sapo.

.

¿Cuántas veces puedo usar esta molécula?

Como dijimos anteriormente, su nivel de toxicidad es prácticamente nulo y no crea dependencia física. No existe realmente un reglamento sobre cuántas veces puede un individuo consumir la molécula. Pero cada vez que una persona expande las capacidades de percepción de su cerebro con esta herramienta, recibe grandes cantidades de información que debe ser procesada e integrada a la vida diaria. Por lo tanto, se recomienda esperar un lapso razonable entre cada dosis. De lo contrario, se puede llegar a un estado mental abrumador, enredado entre procesos sin comprensión.

Para que la experiencia sea realmente positiva, es necesario dedicar un tiempo considerable a su asimilación. De nada sirve tomar muchas veces la molécula sin permitimos integrar lo aprendido.

Para un gran mal, un gran remedio.

Este universo es dual y se rige por polaridades, negro/blanco, bueno/malo, arriba/abajo, gran enfermedad/gran remedio. Nunca antes la humanidad se había encontrado en un momento tan grave de enfermedad espiritual y desconexión interna.

Si la humanidad no cambia su rumbo, está condenada autodestruirse. El gran mal de estos tiempos es la falta de conciencia. Pero para ese gran mal, existe una solución de la misma magnitud. Una biotecnología capaz de expandir la conciencia de cualquier humano en pocos minutos, el 5-MeO-DMT.

 

.

¿Qué soy? ¿De dónde vengo? ¿Por qué estoy aquí? ¿Qué hay después de la muerte?

Desde tiempos inmemoriales, el ser humano se ha planteado estas preguntas. Cada civilización ha creado un sinfín de filosofías en su intento por responderlas. Mitologías, dogmas, religiones, dioses con cualidades humanas, animales con características de dioses, teorías sobre seres provenientes de otros planetas.

Como seres conscientes de nuestra existencia, nos damos cuenta que faltan algunas piezas del rompecabezas.

No encontrar las respuestas nos genera un vacío que tratamos de llenar de diferentes maneras; algunos se evaden con todo tipo de substancias, otros se aferran a alguna religión, unos más se embarcan en una búsqueda infinita durante toda su vida sin encontrar una respuesta satisfactoria.

Debido al proceso evolutivo de la humanidad, existen cada vez más personas que no se conforman con las respuestas heredadas, si estás leyendo esto, es probable que tú seas uno de ellos.

¿Que pasaría si te dijera que existe una biotecnología capaz de expandir tus capacidades de percepción y te permitiría responder esas preguntas?

.

Todo sobre el congreso, que se llevará a cabo del 27 al  29 de julio en la ciudad.

.

QUÉWBAC 2018DÓNDEFiesta Inn, Centro Histórico
CUÁNDOAv. Juárez 76, CentroTeléfono:01 55 5130 2900