Perros Locales: Kalua, perrita de 11 años que cojea para llamar la atención

Queremos darle un espacio a los perros de la Ciudad de México: “perros locales”. Kalua es la perrita de una de nuestras lectoras Local.

Queremos darle un espacio a los perros de la Ciudad de México, empezando por los que nos visitan mucho en la oficina: “perros locales” y ahora con los de nuestros lectores. Si tienes uno o te gustan, aquí puedes conocer a otros y seguir sus recomendaciones.

perroslocales

Raza, edad y colonia:

Kalua es una schnauzer miniatura silverada de 11 años que vive conmigo en la col. del Valle.

Gusto culposo:

Le encanta el pan dulce, comerse cualquier kleenex sucio que encuentre en el piso y se vuelve loca por los pomeranian.

Nunca…

Nunca se ha enfermado de nada.

Seña particular:

Tiene unas pestañas enormes que todo el mundo siempre le chulea, y una pequeña verruga en el lomo.

¿Cómo llegó a su casa?

Kaluchis llegó a mi hace casi 11 años; era una pequeña bolita de pelo de apenas dos meses de nacida metida en un mini mameluco de conejito. Mi mamá y yo habíamos comprado un salchicha que desgraciadamente murió en cuestión de días por Parvovirus. Después de meses de no querer volver a tener otra mascota, mi primer novio me regaló a lo que rápidamente se convertiría en el amor de mi vida.

Habilidades:

Sabe hacer pocos trucos como sentarse y dar la pata (solo si hay comida de por medio), anda sin correa y me espera afuera del súper o cualquier establecimiento sin necesidad de que la amarre.

Decadencias:

Le tiene pavor a las ventanas abiertas. No importa si estamos a 40 grados, en mi casa no se pueden abrir las ventanas por que inmediatamente se pone a temblar y se esconde debajo de las piernas.

Alguna historia en especial:

Cuando estaba en la tesis, pasaba muy poco tiempo en casa debido a la escuela y el trabajo, así que casi no la veía. Un día noté que Kalua estaba cojeando así que la llevé al veterinario pero este no le encontró nada malo. Varios días pasaron y volvió a hacer lo mismo, así que la volví a llevar al veterinario, pero en cuanto pisó la calle comenzó a caminar normal. Una vez más, el veterinario no le encontró nada malo. Después de 3 o 4 veces que hizo lo mismo: cojear, pero al salir a la calle dejaba de hacerlo. La llevé con otro veterinario el cual me dijo que Kalua no tenía nada, que los perros a veces hacían ese tipo de cosas cuando querían nuestra atención. Resultó ser que todo era una actuación de su parte para que pasáramos más tiempo paseando.

Veterinario:

Jesús Villalobos

Tienda favorita y por qué:

Más que alguna tienda, le encanta ir a cualquier restaurante, su favorito es ELK vegan Bistro, donde siempre le pedimos algo, y básicamente cualquier puesto de taquitos de la calle.

*

Kalua vive con Steffi Fink, editora web y coordinadora de moda en DNA Magazine. Sin embargo, su segundo gran amor es su mamá. Es un miembro más de la familia y todos los fines de semana organizan planes, picnics y paseos para estar juntas.

*Si quieres que tu perro salga en esta serie, mándanos un mail a local@travesiasmedia.com y te enviamos el cuestionario.

Más en local.mx

Transferencia Canina: centro de adopción para perros perdidos en el Metro