El palo loco del Pedregal, un ecosistema en sí mismo

El palo loco es una planta endémica del centro de México y sólo se encuentra en las zonas de piedra volcánica en Puebla y el Pedregal.

Si existe una planta que represente mejor el andar de la ciudad, definitivamente es el Pittocaulon praecox, mejor conocido como “palo loco”. Este arbusto endémico del centro de México reverdece, florece y se seca en temporadas poco comunes, como si su ciclo de vida avanzara a su propio ritmo.

El matorral de palo loco

Caminar por el Pedregal es prácticamente una garantía de que te encontrarás una de estas plantas. Sus raíces poco profundas se adaptan perfectamente a los suelos delgados e irregulares como el de la roca volcánica que reina en esta zona y la mayoría de Puebla. Aunque comparte el terreno con magueyes, nopales, encinos, tepozanes, tejocotes, dalias y helechos, la importancia de esta planta es tal que este tipo de ecosistema que combina especies templadas y desérticas recibe el nombre de matorral xerófilo de palo loco.

palo-loco-noche

El comportamiento del palo loco

Pertenecen al amplio grupo Senecio, el mismo al que pertenecen las suculentas, por eso su presencia le da un ligero toque desértico a la zona en la que crece. Especialmente a finales del año cuando sus tallos grises y largos están pelones libres de hojas y como si estuvieran completamente muertos.

palo-loco-matorral

A esta planta también se le conoce como candelabro por la forma en que se ramifica. Sus tallos carnosos se bifurcan en todas direcciones, pero cuando encuentran un buen lugar, se estiran hacia arriba para captar la mayor cantidad de luz solar posible. En el punto más frío del invierno las puntas se pintan de un tono amarillo brillante gracias a las flores que nacen en ese tiempo.

palo-loco-hojas

Cuando llega el verano y la temporada de lluvias, las matas de palo loco se tornan sospechosamente verdes gracias a su generoso follaje que refleja los rayos del sol. En tiempos prehispánicos, los mexicas utilizaban las hojas de esta planta para tratar problemas como reumas, heridas y dermatitis. De hecho, su nombre en náhuatl, tezcapatli, significa “planta medicinal de espejo”.

palo-loco-flores

Aunque hay personas que han logrado reproducirlos en sus jardineras o macetas, cuidar en casa un arbusto de palo loco puede ser un poco difícil, no por nada sólo crecen en una zona muy específica de la ciudad. Sus raíces cortas necesitan un tipo de suelo muy específico para poder desarrollarse correctamente, así que, por más vistosos que se vean, déjenlos crecer en su hábitat para que el matorral de palo loco siga existiendo por mucho más tiempo.

.

Más en Local.Mx

La historia de las nochebuenas que adornan la ciudad en diciembre