Los murciélagos trompudos que viven en la Sierra de Guadalupe (y el Zoológico de Chapultepec)

Hace poco, en el Zoológico de Chapultepec, encontraron a unos murciélagos trompudos polinizando los cactus y la noticia nos emociona mucho 🦇🖤

Entre las cosas buenas que llegaron con la pandemia, el regreso a la ciudad de algunas especies animales es quizá la que más nos emociona. A algunos, como los tlacuaches y cacomixtles, los podemos sorprender rondando por nuestras casas; pero hay otros, como los murciélagos trompudos, que simplemente aparecen de repente. Como si siempre hubieran estado allí, pero ocultos de nuestra vista. 

Los murciélagos trompudos de Chapultepec

Nadie imaginaba que en los cardones que crecen en el recinto de las hienas cafés del Zoológico de Chapultepec aparecerían estos murciélagos polinizadores, también conocidos como Choeronycteris mexicana. Su presencia, dice el personal de la Sedema, es una bendición porque se trata de una especie amenazada que resulta fundamental para los espacios verdes de la ciudad. 

murcielagos-trempudos-chapultepec
Murciélago trompudo en Chapultepec Foto: Sedema

Si bien es una criatura que vive en todo México, a excepción de Tabasco, la escasez de estos quirópteros se debe al crecimiento urbano y la falta de plantas de las que obtienen su comida. El uso de pesticidas y productos agroquímicos en campos y jardines es otro de los factores que los han orillado a mantenerse en las zonas rurales y boscosas de todo el país. 

murcielago-trompudo-noche

El personal de la Sedema, en colaboración con el doctor Rodrigo Medellín —mejor conocido como el Batman mexicano—, la labor polinizadora de estos murciélagos es vital para la conservación de especies vegetales como agaves, cactus, cazahuates y otras ipomeas. Estas plantas, que normalmente encontramos en sitios como la Sierra de Guadalupe, son la principal fuente de alimento de los murciélagos trompudos que utilizan su larga lengua para llegar al néctar.

Proteger a los murciélagos

Otra de las razones por las que ya no los veíamos tan seguido en la ciudad es la falsa creencia de que todos los murciélagos muerden y pueden contagiar la rabia o, más recientemente, el coronavirus. Lo cual, por cierto, es totalmente falso. Al ver un murciélago en su casa, muchas personas caen en pánico al pensar que está ahí con el único fin de beberse la sangre de toda la familia y optan por matarlo de la forma más cruel posible. Lo cierto es que, al menos en México, sólo existen tres especies de murciélagos hematófagos —que, por cierto, no habitan en la Ciudad de México— y ni siquiera ellos se acercarían a los humanos.

mercielago-naranja

En caso de ver un murciélago en casa, la mejor recomendación es dejarlo en paz. Si uno de estos animales llegara a hospedarse en tu terraza o jardín, lo más probable es que sólo sea cosa de un día o un par de horas. Muchos de ellos vuelan decenas de kilómetros buscando su alimento, lo cual, obviamente los deja exhaustos; por eso buscan los techos y paredes de las casas para descansar. Al ser animales nocturnos, lo más seguro es que se marchen antes de que amanezca. 

murcielagos-trompudos-pared

Nos gusta pensar que la reaparición de especies como los murciélagos trompudos es señal de que pronto tendremos espacios más verdes o, mejor aún, que la vegetación y la fauna de nuestras zonas boscosas se están regenerando. De cualquier forma, su presencia, como la de cualquiera de nuestras especies endémicas, nos alegra bastante.

.

Más en Local.Mx

La zorra gris que (quizás) habita en algún lugar de CU