Una breve guía para entender lo que va a pasar con las bolsas de plástico

Hicimos una lista de lo que significa la nueva ley que prohibe las bolsas de plástico, y en qué situaciones los establecimientos las seguirán dando.

Desde el 1 de enero entró en vigor la Ley de Residuos Sólidos, que en el 2020 se concentrará en bolsas de plástico de un solo uso (para el 2021 se extenderá a más objetos de plástico).

La ley tiene bastantes detalles y excepciones, esta es una guía:

1 ) Sólo se pueden entregar bolsas de plástico de un solo uso cuando sean necesarias por razones de higiene y cuando prevengan el desperdicio de alimentos. Es decir: se pueden usar bolsas para contener pescado, carne o pollo.

2 ) Se pueden entregar bolsas de plástico que sean compostables. Es decir: de material biodegradable como mínimo al 90 por ciento en 6 meses si es sometido a ambiente rico en dióxido de carbono o en contacto con materiales orgánicos. Es importante saber que compostable no es lo mismo que biodegradable.

3 ) Los establecimientos que no cumplan con esto tendrán una multa de hasta 168 mil pesos (las multas son para los establecimientos y no los clientes).

En lo que logramos hacer este cambio de hábito, muchos establecimientos estarán regalando bolsas de tela, pero lo mejor es llevar SIEMPRE una bolsa de tela dentro de tu bolsa por si compras algo en el camino. Y nunca olvidar llevar bolsas grandes de tela cuando vas al mercado o al supermercado.

Dicho esto: aquí te dejamos una guía para generar menos basura de forma sencilla y cotidiana.

En lugar de usar bolsas, puedes llevar lo siguiente:

– Recipientes por si pides comida para llevar, o si pides queso, jamón, etc., a granel.
– Bolsas de tela (de las miles de totes que te han regalado) para mandado en general.
– Cajas (si tienes auto).
– Cucuruchos de papel o de periódico para transportar frutas y verduras
-Recipientes de vidrio para semillas o aceites a granel.

Todo esto es muy buena noticia para una ciudad como la nuestra, sin embargo no dejamos de pensar en todas las personas que trabajan en empresas que fabrican bolsas de plástico. Hasta ahora no saben muy bien qué les depara el futuro, y muchas de ellas se están amparando para llegar a un dialogo que les permita fabricar bolsas bajo ciertos requisitos. Sabemos que el cambio no será rápido, pero a un nivel pequeño, nuestro, podemos ayudar a que salga bien.