Ahora es cuando: cambia tu oficina a Puerto Escondido, encontramos los mejores vuelos y tips

En Local decidimos elegir cuatro destinos a los que cambiar un rato la oficina y el primero es Puerto Escondido: playas de olas que retumban y atardeceres imposibles.

Como bien saben nuestros lectores, en Local nos dedicamos a reunir todo lo que hace que vivir en esta ciudad sea un placer. Con todo, en estos tiempos extraños nuestro concepto de local bien podría mutar su definición y abrazar otras posibilidades. A fin de cuentas, lo local es lo que nos rodea: la casa se volvió nuestro pequeño ecosistema. Si tenemos la buena suerte de seguir trabajando desde ella, podríamos mudar todo el ecosistema de nuestras cuatro paredes a un lugar donde los pies se entierren en la arena, las calles sean tranquilas y el viento fresco.

En Local decidimos elegir 4 destinos para cambiar un rato la oficina y el primero es Puerto Escondido. Te decimos por qué.

Por qué Puerto Escondido

A 762 km de la Ciudad de México está esa ciudad pequeña de playas largas, olas que retumban y atardeceres imposibles. Puerto Escondido es una de esas playas desbordantes de turismo en dos épocas –Semana Santa y Navidad– y apacible el resto del año. La larga línea de su playa más conocida, Zicatela, se pierde en el horizonte y si algo sobra ahí es mucho espacio. Los visitantes son una colección de surfistas, turismo familiar nacional en las temporadas altas y jóvenes de muchas partes del mundo dispuestos a pasar meses enteros tostándose las narices al sol. A diferencia del Caribe mexicano, con sus precios en dólares y hoteles all-inclusive, en Puerto todo es más sencillo: las distancias son cortas, los hoteles modestos, las tardes tranquilas y perfectas.

Qué hacer

Los días en esta pequeña ciudad se pueden ir entre largas caminatas entre sus playas, leer en los camastros sobre la arena y una larga y feliz letanía de entrar y salir del mar. Las playas más conocidas son La Bahía principal, al centro de la ciudad, de olas suaves y muchos visitantes; Zicatela, una playa larga con su avenida principal (El Moro) llena de restaurantes y los mejores hoteles. Zicatela en dirección al este se convierte en La Punta, un espacio de mar abierto con olas contundentes para los surfistas expertos y los visitantes que buscan los mejores atardeceres y la menor cantidad de personas. Un secreto no tan conocido es la bahía de Carrizalillo: un poco alejada de las playas principales tiene el mar más azul (casi turquesa) y las olas más suaves.

La playa de Zicatela
La playa de Zicatela
La pequeña bahía de Carrizalillo

Dónde dormir

En Puerto Escondido no es fácil encontrar un hotel que ofrezca la mejor conexión, sin embargo, como en todo hay excepciones. En cualquiera de sus locaciones Selina reúne un concepto pensado para nómadas digitales: espacios de coworking, cocina compartida, WiFi gratuito y buenos precios. El Selina de Puerto Escondido está en la playa principal y puedes reservar aquí. El Hotel Santa Fé, justo al centro de Zicatela, es un edificio clásico y cómodo. Aunque para el estándar moderno sería sencillo, tiene todo lo necesario, incluidas habitaciones con escritorios y buen servicio de internet. Losodeli es una casa un tanto alejada de la playa pero pensada para el trabajo a distancia: sus opciones incluyen la renta por día del espacio de coworking. Y si alguien quiere unir las vacaciones con buena conexión y diseño implecable en una playa virgen, el Hotel Escondido de Grupo Habita sería el primero en la lista.

Puerto Escondido
Una de las suites para dos personas de Selina Puerto Escondido
El Hotel Escondido es uno de los pocos con buena recepción de internet

Qué comer

A lo largo de la calle de El Moro, la Avenida principal de Zicatela hay varios restaurantes que ofrecen desde clásicos platillos de marisco playero hasta propuestas más elaboradas. También, cortesía de los muchos extranjeros que han llegado a vivir a la zona, hay varias gelaterías italianas, algunas cocinas thai, infinidad de empanadas argentinas y otras curiosidades. Lo mejor es caminar la avenida y descubrirla con calma, aunque la opción más realista para una estancia larga sería buscar un hospedaje con cocina y abastecerse de pescado fresco de Puerto Ángel o Salina Cruz en el mercado de Zicatela. También está la distribuidora Las Brisas, un negocio familiar que abastece a muchos restaurantes de su producto fresco pero también tiene venta a minoristas.

Ceviche de pescado en uno de los restaurantes a la orilla de la playa
Una de las varias heladerías italianas en la calle principal de Zicatela

Puerto Escondido está a once horas en coche de la Ciudad de México y a apenas una hora y unos cuantos minutos en avión. Ahora es el momento perfecto para cambiar un rato la oficina y Viva Aerobus tiene esta promoción para apartar tu vuelo con $199 en vivaaerobus.com. También, este año la aerolínea implementó su proyecto El futuro es verde para a cuidar mucha más el medio ambiente con menos emisiones de CO2, rutas punto a punto y nuevos aviones.

*

Este post estuvo patrocinado por Viva Aerobus, pero todo el contenido editorial y el punto de vista es nuestro. Como todo en Local.mx, nuestro contenido asociado está cuidadosamente seleccionado para que sea de relevancia para nuestros lectores, a quienes queremos mucho. Gracias por apoyar a las marcas que apoyan a Local.mx.