La Normal de Maestros de Mario Pani y su torre de 71 metros de altura

La torre de este edificio de Mario Pani fue en 1945 un punto de referencia en el paisaje de la ciudad y terminó siendo el logo de la estación Normal.

La educación en México fue uno de los proyectos más importantes para el gobierno después de la revolución, por ello, en los años posteriores se buscó actualizar los programas y construir un mayor número de escuelas en las que se vieran reflejados los valores de la época y los avances en materia pedagógica. El conjunto arquitectónico de la, ahora, Benemérita Escuela Nacional de Maestros (BENM) fue uno de los más emblemáticos y parte de los edificios de Mario Pani esparcidos por la ciudad.

Si bien, ya desde 1924, en el predio en la Calzada México Tacuba se encontraba  la Escuela Normal, en 1945 inicia la construcción del nuevo conjunto arquitectónico a cargo de Mario Pani quien diseñó un conjunto de edificios con fachadas mayores que las de Palacio Nacional y una torre con altura igual a la columna de la independencia, 71 metros.

Por muchos años, esta torre fue un punto de referencia en el paisaje de la ciudad y sobre todo de la zona. El logo de la estación Normal de la línea 2 del metro es esta torre.

Además de la estructuras y diseño que seguía el modelo funcionalista, una de las grandes innovaciones de este conjunto de Mario Pani fue la construcción de las primarias de experimentación pedagógica anexas a la Escuela Normal, pues se pensaron como un espacio en donde los y las normalistas pudieran practicar y aprender más sobre su labor. 

Y siguiendo las ideas de la época sobre la integración de la plástica y el arte en la arquitectura, en el conjunto arquitectónico de la Normal de Maestros, la participación de importantes artistas fue fundamental. Por ejemplo, en la planta de acceso de la torre, se encuentran murales de José Clemente Orozco, y en el auditorio al aire libre Orozco realizó el mural que lleva por título ‘Alegoría Nacional’.

Mientras que, para la fachada principal, el frontispicio de este edificio de Mario Pani estuvo a cargo de Luis Ortiz Monasterio. Este frontón que enmarcaba la torre central tiene 60m de largo por 6 de ancho y está dividido en 14 escenas: del lado derecho se presenta las culturas y avances de la humanidad, y del lado izquierdo representan las principales etapas de la historia nacional: la época prehispánica, el virreinato, la independencia, la reforma, el porfiriato, la revolución y la actualidad, donde la figura central muestra a un maestro que sostiene un libro.

Sin embargo, a partir del sismo de 1957 la torre empezó a inclinarse, por lo que en un principio se decidió eliminar tres niveles. Posteriormente para evitar mayores afectaciones el resto del conjunto escolar, se decidió su demolición en octubre de 1972 y hoy en día se mantienen la planta baja de lo que fue la torre y los elementos aledaños en los que se encuentran los frontones, por lo que muchos de nosotros no conocimos la famosa torre de la Normal, pero quedó plasmada en el imaginario colectivo.

Y aunque se han hecho varias modificaciones al plano original con el fin de adecuar los espacios a las nuevas necesidades de la población estudiantil, el conjunto arquitectónico de la BENM sigue siendo parte importante del patrimonio de Mario Pani y la historia de la Ciudad. 

Más de Local: