CDMX Ayuda Mutua, apoyo solidario en tiempos de crisis

CDMX Ayuda Mutua es una de las variadas y hermosas iniciativas locales que surgieron para ayudar a las personas más vulnerables frente al COVID-19.

Aún en tiempos de confusión e incertidumbre, hacer ciudad siempre es posible. Y para nuestra fortuna, a la Ciudad de México lo que menos le falta son manos, talento y mucha iniciativa. Desde que comenzó el confinamiento, hemos visto el surgimiento de variados y originales proyectos locales que nos devuelven el ánimo y la esperanza de que no estamos solos. Uno de los que más nos gustan es la plataforma CDMX Ayuda Mutua, una iniciativa de voluntarios que nació para apoyar a personas en situaciones de desventaja frente al COVID-19 y que, más que nunca, necesita de nuestra ayuda para seguir creciendo.

Solidaridad no caridad

CDMX Ayuda Mutua surgió el 22 de marzo de este año como casi todos los proyectos colaborativos: una conversación entre amigos. Preocupados por el impacto del COVID-19 en la vida de las personas, decidieron crear CDMX Ayuda Mutua, una plataforma web que concentra y coordina redes de apoyo para ayudar a grupos en alto riesgo.

“Lo más interesante es que son modelos horizontales donde se juntan personas que no necesariamente se conocen”, nos cuenta Héctor, uno de los voluntarios en CDMX Ayuda Mutua. “La premisa es solidaridad, no caridad”.

View this post on Instagram

¡Feliz domingo! 🌞 ¿No tuviste la oportunidad de donar a nuestra campaña de donadora? ¡Puedes hacer una contribución directamente en nuestro sitio web: https://cdmxayudamutua.org/es/donar 300 pesos = una despensa para una familia en CDMX. ¡Únete a nosotros! Link en bio. Amor y gratitud a todos por su apoyo y mil gracias a @daniel_lomu por hacer esas entregas! Estamos juntos en esto 💪✨💜 . . Happy Sunday! 🌞 Didn’t get a chance to donate to our donadora campaign? You can make a contribution directly on our website: https://cdmxayudamutua.org/en/donate 300 pesos = groceries for a family in CDMX. Join us! Link in bio. Love and gratitude to you all for your support and big thanks to @daniel_lomu for making these deliveries! We are in this together 💪✨💜 . . #cdmxayudamutua #ayudamutua #covid19 #covidmx #mexicocovid19 #mexicocovid #neza #condesa #roma #polanco #CDMX #mutualaid #donadora #linkinbio #cuarentena #quarantine #contracovid #coronavirus #encasa #quedateencasa @ Mexico City, Mexico

A post shared by CDMX Ayuda Mutua (@cdmxayudamutua) on

Hasta el momento, CDMX Ayuda Mutua reúne a alrededor de 50 voluntarios locales y extranjeros de distintas partes de la Ciudad de México: desde Lindavista, Vallejo, pasando por la Condesa, la Doctores hasta Mixcoac y Tlalpan. Todos ellos con perfiles, habilidades y competencias diferentes, lo que hace mucho más enriquecedora la iniciativa. Aquí lo que importa es la disposición de ayudar.

Esta iniciativa, además, está inspirada en los movimientos de ayuda mutua (mutual aid) en el Reino Unido, Sudáfrica y Estados Unidos. Algunos de esos modelos se pueden ver en Mutual Aid Hub y en Frena la Curva.

¿Cómo funciona?

CDMX Ayuda Mutua cree en la ayuda directa, es decir, en la entrega de despensas o comida directamente al domicilio de las personas que lo necesitan. 

Los apoyos han llegado a lugares tan distintos y distantes como Cerro de la Estrella, Álamos, Viaducto Piedad, Ecatepec, Jardín Balbuena, Nezahualcóyolt e Ignacio Zaragoza, por mencionar algunos.

Para que eso ocurra, hay toda una cadena virtuosa detrás de voluntarios distribuidos en diferentes tareas: desde recaudación de fondos, operaciones, alcance de proveedores locales, cumplimiento de pedidos, redes sociales, entre otros.

Los voluntarios pueden inscribirse aquí y elegir en qué actividad les gustaría participar. Una vez dentro, son incluidos en un grupo de WhatsApp donde se coordinan y se reparten las tareas dependiendo de los objetivos colectivos.

Juntos es mucho más fácil

Las iniciativas son mucho más potentes cuando se suman a otras para crecer. Por eso, CDMX Ayuda Mutua se ha acercado con otras organizaciones para llegar a más personas. Actualmente, se encuentran trabajando estrechamente con Vegetales Frescos, así como Pitayo Music y Zorro Supper Club, que organizan eventos de jazz en vivo en línea en beneficio de músicos locales.

Pero no son los únicos. En menos de dos meses de vida, se han aliado con organizaciones como Mi Valedor; Roca de Fortaleza Asociación CivilHaciendo CalleCasa Hogar Halac y recientemente, Mercado HV. (Hace unos días también publicamos cómo ayudar a Mi Valedor en tiempos de crisis. Puedes leer aquí)

Ese apoyo sí se ve

Hasta la fecha, el proyecto ha distribuido más de 330 despensas a alrededor de 800 adultos y 600 niños gracias a la recaudación de más de 184 mil pesos en Donadora. Para el proyecto de flores del Día de las Madres, del que te contamos aquí, entregaron 94 ramos y se apoyó a 5 vendedores ambulantes en la Ciudad de México.

Con fines de transparencia para el público, todos los fondos están documentados aquí.

héroes locales flores
Para el Día de las Madres, Héroes Locales entregó 94 ramos y apoyó a cinco vendedores.

Si te gustaría sumarte o conoces de otras iniciativas, no dudes en compartirnos tu experiencia en redes sociales.

 

Almadía, Sexto piso y Era (muy admirables y queridas editoriales independientes) necesitan lectores

Compra libros (llegan a tu casa y están baratísimos), lee títulos de editoriales como Era, Almadía o Sexto Piso: si desaparecen sería una de las peores cosas para toda la ciudad.

A las editoriales independientes las une, principalmente, una cosa: mucho amor a los libros y a sus lectores. Su existencia es un acto de resistencia. Nacieron como proyectos alternativos a los grandes corporativos donde, más que las ventas masivas, lo que importa es la selección cuidadosa de títulos y la dedicación  detrás de cada número. Almadía, Sexto Piso y Era son algunas de las más longevas y de las más emblemáticas. Gracias a ellas, hemos tenido oportunidad de acercarnos a grandes y a nuevos autores como Valeria Luiselli, José Emilio Pacheco y Fernanda Melchor, por mencionar algunos. Y hoy, más que nunca, necesitan de nuestra ayuda para seguir existiendo.

¿Cómo ayudar?

Como sabemos, el COVID-19 puso entre las cuerdas a muchos negocios, entre ellos a las librerías que tuvieron que bajar la cortina mientras pasa la contingencia. Las librerías, así como las ferias de libro también canceladas, son el principal punto de venta de las editoriales independientes. Sin esos canales, su sobrevivencia está en amenaza.

“La economía del libro independiente es muy precaria y muy frágil. No es una economía de acumulación sino de subsistencia que, en el mejor de los casos, vive al día. La interrupción de la cadena del libro a causa de la pandemia se ha vuelto una amenaza mortal para nosotros. La continuidad de nuestros proyectos editoriales depende de que garanticemos el pago de salarios, regalías, renta, impuestos y demás obligaciones”, mencionan en su campaña para recaudación de fondos en Donadora.

Almadía, Ediciones Era y Sexto Piso suman casi un siglo de edición independiente. Para que estos proyectos maravillosos sigan existiendo, te invitamos a darte una vuelta por su catálogo, comprar sus títulos o bien, hacer una donación en este enlace. ¡Larga vida a las editoriales independientes y a sus libros que nos acompañan!

#QuédateEnCasa

Cinco maneras —originales y lindas— de celebrar el mes de los museos en la distancia

Mayo es el mes de los museos. Aunque no podamos disfrutarlos físicamente, no hay que dejar de celebrarlos. Escogimos poquitas actividades que nos parecen muy buenas.

Algún día volveremos a los museos. Algunos proponen que, mientras eso ocurre, nos dejen entrar a los museos uno por uno, como han hecho en otros países del mundo, y estamos de acuerdo. Pero lo que tenemos ahorita es una adaptación virtual de la cultura a los tiempos de Covid. Este año, la celebración del Día Internacional de los Museos es el 18 de mayo y será inusual, nos toca vivirla desde casa, pero hay algunos recintos que lo organizaron mejor que otros, y de esos queremos hablar. Escogimos estas actividades de 5 museos muy queridos para Local.mx.

1. Ex-Teresa Arte Actual – sonidos de la pandemia

El Ex-Teresa Arte Actual es una de las propuestas más experimentales y exquisitas de la Ciudad de México. Ubicado en la calle Licenciado Primo de Verdad, ha alojado exposiciones como Modos de Oír y Recomendaciones mínimas para caminar de espaldas. Para estar más cerca, estas últimas semanas nos han invitado a compartir un recuerdo o una anécdota en su recinto usando el hashtag #EXTAAMemoriaViva. Se vale subir fotos, dibujos, lo que sea, lo importante es compartir.

Pero lo que más nos emociona es el reciente lanzamiento de su convocatoriaEcos cotidianos, Escuchar en pausa”. Junto con Grafofonía y Radio Nopal, el Ex Teresa Arte Actual nos hace un llamado para enviar audios, grabaciones, composiciones— que reflejen nuestra experiencia sonora en temporada de confinamiento. Los materiales serán transmitidos por Radio Nopal durante la Noche de Museos del 27 de mayo. Si te interesa participar, puedes consultar la convocatoria aquí y llenar el formulario acá.

2. Laboratorio Arte Alameda (LAA) – Máquinas vivas

Una de las razones por las que amamos a Laboratorio Arte Alameda (LAA) es por su perenne innovación y experimentación. Desde que comenzó la contingencia, LAA ha lanzado varias iniciativas en sus redes sociales para compartir nuestras experiencias de pandemia. La mayoría forma parte del Programa de Residencias Artísticas Digitales del LAA, en el que artistas mexicanos proponen nuevas maneras de reencontrarnos con nuestras casas bajo el hashtag #EnLAAcasa.

Así, hace unos días, por ejemplo, la artista urbana @maldita.carmen lanzó una dinámica desde Instagram llamada #LaCiudadSinTi, en el que se invitaba a compartir intervenciones digitales que pueden ver aquí. También nos invitaron a publicar en nuestro Instagram la foto de una flor a nuestro cuidado con una pregunta sobre el futuro. Después, LAA nos daba una respuesta. 

Para esta ocasión, nos invita a la activación en Instagram de Máquinas vivas, máquinas mexicanas, un ejercicio gráfico a partir de la obra de Diego Rivera, cortesía de Wendy Cabrera, tercera residente de #EnLAAcasa. A las 3 de la tarde habrá un takeover/cátedra ilustrada con el artista Josué Mejía “en donde la tecnología y el arte se convierten en mediadores del conocimiento y la información”, según la información. Para verlo, hay que seguir a @artealameda

View this post on Instagram

Conoce el tercer proyecto del programa participativo #EnLAAcasa: Se trata de la activación en Instagram "Máquinas vivas, máquinas mexicanas" un ejercicio gráfico a partir de la obra de Diego Rivera. Wendy Cabrera, tercera residente de #EnLAAcasa, invitó al artista Josué Mejía que propone un takeover/cátedra ilustrada en donde la tecnología y el arte se convierten en mediadores del conocimiento y la información. Sigue la actividad en @artealameda Wendy Cabrera Rubio trabaja principalmente con la discursividad de los relatos científicos, así como sus consecuencias en la economía, la industria y la estética. A nivel formal explora el performance estrechamente vinculado con la tradición y la estética del teatro didáctico y la televisión educativa, haciendo un especial énfasis en el uso de textiles y marionetas. Su obra se ha presentado individualmente en, Kurimanzutto y Biquini Wax EPS #EnLAAcasa @inbamx @redmuseosinba

A post shared by Arte Alameda (@artealameda) on

3. Centro de la Imagen – Luna Córnea

El Centro de la Imagen celebra el Día Internacional de los Museos con el lanzamiento de la edición 23 de Luna Córnea, una revista dedicada a la luz. En sus redes lanzarán la dinámica “Museos fuera del museo, pequeñas colecciones personales” para que todos compartamos las fotos que guardamos en nuestra casa que creamos dignas de un museo: desde álbumes familiares, muros o lo que sea.

mes de los museos

4. Recorrido virtual por el Munal – recorrido virtual 360

El Museo Nacional de Arte es quizá uno de los museos más bonitos de toda la Ciudad. Entrar es como una cápsula de tiempo a un pasado más majestuoso e imponente. Para no extrañarlo, te invitamos a visitarlo en este recorrido virtual 360, así como a leer esta historia que escribimos sobre los gatos en el Munal y otros recintos del Centro Histórico. 

gatos ciudad

5. Museo de Arte Contemporáneo (MUAC) – imagina un museo perfecto

El MUAC se puso más profundo y organizó una serie de actividades de reflexión alrededor de la idea de los museos. Una de ellas es la convocatoria Manifiesta tu Museo: hacia un museo de todes, con la colaboración del artista y educador Germán Paley, con la idea de imaginar museos más incluyentes. Otra es el video Entre compas y parceros, que registra y comparte un intercambio entre el MUAC y el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá (MAC) sobre los desafíos en términos de inclusión y trabajo con públicos con discapacidad.

Las actividades se llevarán a cabo del 18 de mayo a final del mes, considerando también el mes de los museos.

#ContigoEnLaDistancia

#MesDeLosMuseos

Zoom a lo cotidiano: ¿de qué hablamos cuando vemos el atardecer en la azotea?

Zoom a lo cotidiano es un registro de los días de encierro a partir de lo que vemos todos los días, como un atardecer. Estos son minutos fotografiados en lo que la Tierra gira y extractos de una conversación.

Los días de emprender proyectos en casa, limpiar las ventanas, el clóset y la cocina a profundidad, de querer convertirse en master chefs o panaderos profesionales ya van de salida. Es momento de ver lo que pasa a nuestro alrededor. Ver  el tiempo y las cosas con las que convivimos a diario. Por ejemplo, un atardecer.

De pronto las cosas más ordinarias se vuelven las más interesantes. Todo se transforma ante nuestros ojos de maneras casi imperceptibles pero magníficas.

Un atardecer todos los días

Así como el canto de pájaros, la ciudad se llena de atardeceres luminosos que podemos disfrutar en nuestra azotea. Cada tarde el cielo cambia de colores al igual que nuestro ánimo en el día. Estos son minutos fotografiados en lo que la Tierra gira hasta que anochece y extractos de una conversación pausada entre dos humanos que observan la partida del sol desde donde pueden.

–A veces me pregunto si esto es el principio del fin.

–No lo es.

–¿Cómo sabes?

–Imagínate lo que pensaban durante la Segunda Guerra Mundial, y ve, después todo a la normalidad.

atardecer ciudad de méxico

–Medio millón de empleos formales se perdieron en abril.

–Sí, lo leí.

cielo citadino

–Que se vaya el sol sin prender las luces me recuerda a cuando acampamos.

atardecer citadino

–Mi papá trae una tos seca.

–¿Y se siente mal?

–Dice que no, y que le vale.

atardecer azotea

–¿Me aguantará esta viga?

–Seguro… yo no alcanzo.

atardecer azotea

–Ya no tenemos cervezas.

cielo azotea

–¿Crees que ya tomo otra foto?

–Sí.

anochecer ciudad

–Hay un señor que barre la calle a las 3 am.

–¿Cómo sabes?

–Por mi insomnio.

anochecer ciudad

–Eso que se oye, ¿es un helicóptero?

–Yo creo que sí.

ciudad noche

–¿Qué estrella es esa?

–Es Venus, la primera que aparece siempre.

(Ladran unos perros a lo lejos)

Zoom a lo cotidiano es una columna que quiere que te detengas a ver cómo pasa el tiempo en tu entorno, a notar con mucha claridad qué cambia conforme pasan los días.

Queremos invitarte a que hagas un registro de tus días de encierro en el que nos dejes ver cómo pasa el tiempo en una de las plantas de tu casa; es posible que algo pase pero también que todo sea igual y está bien notarlo.

Mándanos tu galería de fotos a judith@travesiasmedia.com y déjanos ver el tiempo en tus plantas : )

Así es vivir en una casa de interés social en Ixtapaluca

En esta temporada de confinamiento nos estamos reencontrando con nuestras casas. A mí me hizo reconciliarme con la casa de interés social en Ixtapaluca en la que crecí.

Estos tiempos extraños nos han obligado a recluirnos en casa. De unas semanas a otras, nuestras casas dejaron de ser los lugares a los que llegábamos a descansar o a pasar el rato, para convertirse en el escenario de nuestra vida completa: para trabajar, para comer, para hacer ejercicio, para platicar con familiares y amigos. La cuarentena nos recluyó en diversos lugares, de todos tamaños y formas, y a los que podemos asomarnos en un acto voyeurista en las juntas o reuniones por Zoom. En mi caso ese lugar es en Ixtapaluca, el reino de las casas de interés social.

No siempre fue así. Cuando inició todo esto, pasé un par de semanas en la Ciudad de México, donde rento con dos amigas. Teníamos una pequeña rutina: ejercicio en las mañanas, trabajo en el día y película con vino en la noche. Sin embargo, antes de que declararan la fase 3 de contingencia, decidí volver a Ixtapaluca, al lugar donde viven mis padres.

casas interés social

Ixtapaluca: de cerro a mancha urbana

Ixtapaluca está a 32 kilómetros de la capital. Es uno de los municipios que pertenecen a la mancha gris del área metropolitana. Volver fue regresar al lugar de mi infancia y mi adolescencia. Desde mi ventana y en los cortos trayectos al mercado, me reencontré con la unidad habitacional que me vio crecer. Hoy pocas casas conservan la fachada original, de ladrillos y ventanas cuadradas. La mayoría, en cambio, parecen transformers, con ampliaciones vernáculas de todo tipo que los vecinos hicieron para volverlas espacios más habitables. 

La casa de dos niveles en la que crecí me pareció de muñecas. Volvieron a mí las tardes en mi cuarto en el que sólo cabía una cama, un librero en el techo y un buró; de la cortina que cerraba intempestivamente cuando quería estar a solas; de cuando el mugido de las vacas que subían por la calle a pastar al cerro (donde ahora hay más casas) me hacían asomarme a la ventana; del campo de tierra suelta (donde ahora hay una escuela) en el que aprendí a andar en bicicleta; de ver las estrellas en la noche; de las salidas con mi mamá a las 6:00 de la mañana a conseguir la leche Liconsa: de formarse, esperar y regresar con los litros de leche embolsados en la cubeta.

cuarto casas geo

Y así como había buenos recuerdos, había otros no tan agradables. Como cuando el vecino, adolescente y rebelde, ponía su música a todo volumen. Aquí las paredes son más cartones que paredes. Cuando quería ir a talleres en la Ciudad, pero todo estaba lejos. O cuando, más grande, para llegar a la secundaria debía tomar trayectos de más de una hora. De caminar rápido de la mano de mi mamá a las 5:00 de la mañana para llegar a la carretera y pescar la combi Santa Martha-Aeropuerto con asientos. De encontrarme en la parada con los vecinos que también esperaban la misma combi para ir a trabajar. La realidad mía, la realidad de muchos.

Cinturón de casas de interés social

Comencé a investigar sobre este lugar que estas últimas semanas se ha convertido nuevamente en mi hogar. Las historias de quienes vivimos aquí, aún con matices, son similares. Para muchos, inició en la década de los 90 con la esperanza de comprar un hogar en los alrededores de la ciudad, donde todo comenzaba a encarecerse más. Mientras en 2004 una casa en la colonia del Valle rondaba el millón de pesos, una de interés social en un municipio conurbado alcanzaba los 334 mil pesos. Una tercera parte del costo total.

bicitaxi ixtapaluca

Ixtapaluca, al igual que otros municipios aledaños a la Ciudad de México, fueron el experimento de vivienda social que comenzó en los 70. El suelo que antes era de ranchos lecheros y agrícolas, se convirtió en campo fértil de unidades habitacionales: de hileras de casas iguales multiplicadas por miles. En 2004, el Instituto Mexiquense de la Vivienda de Interés Social reportaba que todos los días llegaban a vivir al Estado de México alrededor de 1, 200 personas, lo que significaba una necesidad de construcción anual de al menos 60 mil casas.

ixtapaluca unidades habitacionales

La maquinaria de construcción masiva de casas fue impulsada por Casas Geo (ya en quiebra), Casas Ara, HIR y Urbi. Hoy pueden verse en Geovillas de Santa Bárbara, Los Héroes, Cuatro Vientos, Izcalli, El Carmen y San Buenaventura.

Experimento de vivienda

La promesa era hacer pequeñas microciudades donde las personas pudieran trabajar y vivir de forma productiva y tranquila. Sin embargo, por la mala planeación, el abandono de las autoridades y la inseguridad, no se cumplió. En cambio, hoy estos municipios son, en gran medida, ciudades dormitorio, es decir, lugares de descanso para miles de personas que van a trabajar y estudiar a la Ciudad de México. He escuchado a algunos vecinos decir que comprar aquí es una suerte de condena.

La casa de interés social en la que crecí está deshabitada. Se encuentra a unas calles de donde viven mis papás y allí voy cuando quiero recordar, reconocer y agradecer. Estas últimas semanas me he acercado a esa unidad habitacional a la que durante años rehuí. Sin todo el trajín del metro y el día a día, esta temporada de confinamiento es una gran oportunidad para reconciliarnos y reimaginar aquellos espacios en los que queremos vivir. De diseñar la manera en cómo queremos habitarlos. Pueden pensar que nos condenaron, pero no es así.

#LaCiudadALaQueVolveremos

PS: El proyecto Alta Densidad, del fotógrafo Jorge Taboada, es un gran acercamiento visual a estas viviendas alrededor del mundo. 

 

#ContigoEnLaDistancia, el amor por la Cineteca crece

La Cineteca puso en linea y gratis muchísimos materiales de su acervo y sus exposiciones. También tienen cursos en línea.

La Cineteca Nacional no sólo es cine, también es encuentro. Quizá por eso, durante esta temporada de confinamiento, es uno de los lugares que más extrañamos de la Ciudad. Las áreas verdes y sus funciones al aire libre, las librerías y las cafeterías a su alrededor, los ciclos de películas, las exposiciones fotográficas en sus rejas, las conversaciones y reflexiones entre amigos y ajenas… Porque cuando se trata de cine, nunca estamos solos (aún con la Susana Distancia).

Para mantenernos más cerca, la Cineteca Nacional pone al servicio de todo el público interesado diversos materiales mediante la plataforma contigoenladistancia.cultura.org. Aquí algunas de las actividades para que cine sea lo que menos nos falte:

Viajar en el tiempo

A más de 40 años de apertura de la Cineteca Nacional, su misión esencial es la misma: conservar y socializar cine. La serie de 10 cápsulas informativas de “Somos un Acervo” es perfecta para conocer más de esta labor.

Pero si lo que buscamos es viajar en el tiempo para conocer su primera sede, donde actualmente se encuentra el Centro Nacional de las Artes, nada mejor que ver este video que retrata a una sociedad capitalina distinta, pero con el mismo amor al cine.

Aprender en línea

No hay excusa para adentrarse a los universos cinematográficos que más disfrutamos de la mano de especialistas. La plataforma ofrece actualmente seis cursos en línea, cada uno de 16 sesiones a lo largo de 16 semanas. Éstos son:

Akira Kurosawa

Cine Estadounidense 1, 2 y 3

Cine Mundial 1

El mundo es un escenario: Shakespeare en el cine

Las clases son impartidas por expertos y entre las actividades se encuentran la revisión de películas, lecturas relacionadas, evaluación, y una constancia.

Para mayor información de los cursos y requisitos, da clic en este enlace.

kurosawa

Acervo histórico

El Centro de Documentación abre sus puertas digitalmente para dar acceso a su amplio acervo especializado en cine, uno de los más importantes de América Latina. Aquí se puede encontrar expedientes digitalizados con información e imágenes del cine mexicano, ya sea para saciar nuestra curiosidad fílmica o bien, para sacar adelante esa investigación que tenemos pendiente.

cineteca

Exposiciones digitales

No podían faltar las exposiciones. El año pasado la Cineteca alojó en su recinto muestras de figuras cinematográficas tan entrañables como Luis Buñuel y  Alfred Hitchcock. Para seguir la tradición, en colaboración con Google Arts & Culture, lanzó dos exposiciones fotográficas digitales: una dedicada a la legendaria actriz María Félix, y otra a Pedro Infante, ídolo del cine nacional. Para disfrutarlas, da clic aquí.

cineteca

Las opciones son variadas y es una forma más para sentirnos cerca, aún en la distancia. No olviden compartir con el hashtag #MásQueUnCine

Este es un mapa de lugares con delivery o pick up en la Portales Sur #Bitácoralocal

Bitácora local es una iniciativa en la que estamos mapeando los negocios locales que seguirán operando ante la contingencia de covid-19. Este capítulo pertenece a Portales Sur.

Ubicada entre Churubusco y Eje 7, con Tlalpan y División del Norte como límites, la Portales Sur nació oficialmente como colonia en la década de 1940. Antes formaba parte de la Hacienda de Nuestra Señora de la Soledad de los Portales, que fuera propiedad originalmente del intelectual Manuel Sánchez de Tagle, y que años después se dividió en tres demarcaciones de Portales: Norte, Oriente y Sur. Esta colonia, además, es también famosa porque a un ladito, en la San Simón Ticumac, vivió y murió Carlos Monsiváis, el observador impecable de nuestra ciudad.

Nos dimos a la tarea de enlistar los negocios locales de la Portales Sur: desde cafeterías, loncherías, hasta lavanderías y reparadores de calzado que ofrecerán servicio a domicilio y de pick-up en medio de la contigencia covid-19.

Esto se suma a una iniciativa más grande: Bitácora local, en la que estamos mapeando aquellos negocios locales que, con su oferta y servicio, son el pulso de nuestra ciudad. Hoy, más que nunca, hay que apoyarlos.

Si conoces uno que no se encuentre aquí, hazles llegar este formulario. Juntos podemos hacer más ciudad. Y recuerden: ¡consuman local!

(Para compartir este mapa entre tus vecinos y amigos, haz clic aquí)

Nuestro mapa de cafeterías x zonas de la Ciudad de México

Este mapa es un recuento de nuestros cafés favoritos de la ciudad. Pícale a cada uno para saber un poco más.

No es ningún secreto: siempre estamos buscando buen café y lugares acogedores donde, además de disfrutar de una buena taza, nos reciben con espacios bonitos y tranquilos a cualquier hora del día. Aquí les contamos cuáles son nuestros favoritos por zona. Píquenle para saber más.

(No olviden  revisar las recomendaciones especiales del equipo local.mx dentro del mapa)

Si lo quieres ver el mapa en pantalla completa, haz clic aquí.
Si quieres agregarlo a tus sitios en tu celular, pícale en esta liga y dale seguir.