Pachucos, humo, orquesta y ficheras, el Salón México era un sueño en la Guerrero

El Salón México se especializaba en danzones y empleaba dos o más orquestas. Los bailes se llevaban a cabo los domingos, los sábados por la tarde, los jueves. En estos enormes salones de baile transpiraban su salud los muchachos obreros.

La mejor manera de evocar la vida nocturna de la posguerra en la ciudad de México es viendo Salón México (1948), de Emilio Fernández, que inicia con un concurso de danzón en el Salón México —la película se grabó en un estudio que lo reproducía—. Pachucos, humo, orquesta, ficheras. En realidad esa película es una de las mejores maneras de evocar la Ciudad de México de esos años: el Salón de Monolitos del Museo Nacional, cuando todavía estaba en la vieja Casa de Moneda, o la Catedral Metropolitana (“Es tan grande y tan imponente que después de estar aquí, bajo sus naves, todo me parece como más pequeño, como más llevadero”, dice una acongojada Marga López) y el Zócalo de día y de noche (el mismo Manuel Ávila Camacho da el grito en una plaza atestada).

salon mexico

Salvador Novo describe la clase de lugar que era el Salón México, en 1946:

“Mientras los ricos […] se consolaban de su riqueza en nuevos cabarets elegantes, bailaban un poco, los jóvenes empezaban a bailar mucho, y a su demanda surgió la múltiple oferta de dancings que gestaría la ulterior proliferación de los cabarets baratos. Hubo en la calle de Tacuba un Dreamland en el que llegaron a celebrarse bailes de resistencia, de no sé cuántas horas continuas. Hubo un Parisién en 16 de Septiembre; Antonieta Rivas Mercado abrió El Pirata por San Miguel; surgieron otros vastos salones de baile por Santa María la Redonda, en torno a ―y menos abrumadoramente vastos que— un Salón México, que se especializaba en danzones y empleaba dos o más orquestas. Se llevaban los domingos, los sábados por la tarde, los jueves. En estos enormes salones de baile transpiraban su salud los muchachos obreros […] Aquella nueva, redimida, numerosa juventud proletaria de la ciudad creciente se trenzaba en el jazz con el mismo espíritu fogoso y puro con que jugaría football ”.  

salon mexico

La época de estos grandes cabarets declinó a fines de los cincuenta bajo la regencia de Uruchurtu.

Es cumpleaños de Discos Mono y viene Exploded View (!)

Discos Mono cumple dos años y celebrará con un concierto de Exploded View.

De un par de años para acá las ventas de los discos de vinil aumentaron en un 300% a nivel mundial. Discos Mono aprovechó esta nueva ola estableciendo una tienda de música en la Roma. La tienda se distingue por su refinadísimo y variado catalogo, el cual los ha colocado como una de las mejores tiendas no sólo de México, sino de Latinoamérica. Ahora celebrarán sus 2 años de existencia con un concierto de nada menos que Exploded View.

Platicamos con Humberto Zamorate, socio y fundador de Discos Mono:

1. ¿Cómo nace Discos Mono?

Nace en una plática casual de tres amigos, coleccionistas y fanáticos del formato. Nos dimos cuenta que hacía falta una tienda con un enfoque distinto, donde pudiéramos traer material que era poco común encontrar en México.

destacado

2. ¿Cual dirías que es el mayor atributo de está tienda?

La curaduría y el trato personal. Dedicamos muchas horas a seleccionar cada disco que está en nuestros crates y nos esforzamos por sorprender a nuestros clientes. La experiencia de visitar Discos Mono también es diferente, pues al ser discos raros en su mayoría, ofrecemos un acercamiento directo: recomendamos y escuchamos los discos con las visitas. Nos encanta la interacción con ellos; saber qué les gusta y generar una charla que rompa la barrera “vendedor-cliente”. Hemos hecho muy buenos amigos así.

3. ¿Cuáles son los discos que más se han vendido en estos dos años en la tienda?

Normalmente procuramos traer discos diferentes cada vez que ordenamos, pero puedo mencionar algunos discos que se han vendido recurrentemente y que han marcado momentos importantes:

The Black Ryder – Buy The Ticket, Take The Ride (Mexican Summer)

Captain Beefheart And His Magic Band – Trout Mask Replica (Straight)

Can – Ege Bamyasi (Spoon)

Exploded View – No More Parties In The Attic (Sacred Bones)

Driftmachine – Nocturnes (Umor Rex)

4. ¿Cómo es la curaduría de las cosas que venden? ¿Dónde compran y bajo qué estándares?

mono4

La curaduría la hacemos entre mis socios y yo. Nos llega música de todo el mundo y no hay un estándar en particular. Lo que hacemos es investigar por muchas horas con nuestros distribuidores y directamente con sellos y artistas; vemos qué nuevos discos salen y cuáles nos interesan. También buscamos reediciones de buena calidad. Somos exigentes con eso, pues en ocasiones hay malas reediciones que no vale la pena traer. También procuramos apoyar, de manera directa, a bandas y sellos nacionales que nos piden colocar su material en la tienda, de ahí que también hagamos eventos gratuitos para promocionarlos.

5. ¿Cuáles consideras que son las 5 joyas de discos en la tienda?

Es complicado escoger 5 títulos, pues –a nuestro parecer– tenemos cientos de joyas. Si tengo que escoger de los títulos que tenemos actualmente en stock, serían:

Koen Holtcamp – Voice Model (Umor Rex)

Calhau! – Ú (Kraak)

Don Cherry Complete Communion – Live At Liederhalle in Stuttgart 1966 (Modern Silence)

The Semi-Colon – Ndia Egbuo Ndia (Comb & Razor Sound)

Lundin Oil – Between The Shields (Northern Electronics)

6. ¿Cuál es el top 10 de ventas en lo que va del año?

1. Tortoise – The Catastrophist (Thrill Jockey)

2. Exploded View – Exploded View (Sacred Bones)

3. Ata Kak – Obaa Sima (Awesome Tapes From Africa)

4. The Lucid Dream – Compulsion Songs (Holy Are You Recordings)

5. Tony Conrad – Outside The Dream Syndicate (Superior Viaduct)

6. Juan Villoro & La Banda Vetiber – Mientras Nos Dure El Veinte (Discos Mono)

7. Driftmachine – Colliding Contours (Umor Rex)

8. Zombies In Miami – Snake Lenguage EP (Love On The Rocks)

9. Lorelle Meets The Obsolete – On Welfare (Captcha Records)

10. La Llamada del Chamán – La Llamada Del Chamán (Discos Mono)

QUÉSegundo Aniversario de Discos Mono FT: Exploded ViewDÓNDESalón Bolívar: Calle Bolivar 283, Obrera
CUÁNDOJueves 10 de noviembre 2016 –– 21:30

Local recomienda: El demonio neón en la Cineteca

La más reciente película del director de Drive nos dejó en un éxtasis visual.

NWR. Unas iniciales que los fans del director de cine danés Nicolas Winding Refn ya conocen. Para los que todavía no, no te preocupes, queda muy poco para que el cineasta lo convierta en una marca. Dichas iniciales abren su último filme, The Neon Demon, al aparecer sobre un fondo casi de terciopelo de colores saturados y eléctricos como si de un comercial de perfume se tratase. La película, que no ha dejado indiferente a nadie y ha recibido todo tipo de críticas, se presenta en nuestra querida Cineteca Nacional.

2

Nicolas creó su club de fans y admiradores en 2011 cuando estrenó Drive. Entonces, percibimos las primeras pautas de la estética Refn: velocidad, violencia, estética y música. El director ha repetido todas ellas en su nuevo filme. Vuelve a controlar perfectamente los tiempos en el ritmo de la película, usa de nuevo la violencia como un factor determinante en la historia, cuida al detalle la estética, sobre todo de sus personajes, y vuelca gran parte de la importancia en la música.

El Demonio Neón narra la historia de Jesse (Elle Fanning), una chica adolescente que llega a Los Ángeles para convertirse en una gran modelo, pero su sueño se ve interrumpido por las envidias convertidas en violencia de sus compañeras de profesión, más grandes que ella y, en teoría, acabadas dentro de la industria de la moda. Todo parece sencillo alrededor de la temática pero lo sencillo no es propio de NWR: el cineasta lleva este tema hasta los límites y crea ambientaciones que ponen al espectador ante lo más absurdo de las situaciones.

el-demonio-de-neon-pic

Pero como decíamos, la historia no es lo determinante para Refn. Es solo un motivo para hacer de ella su propio nirvana visual. La película está puramente concebida para el disfrute contemplativo y auditivo: escenas coloridas y rítmicas que juegan con los límites del espacio y que te darán la sensación de estar viendo un comercial de J’adore, de Dior, se musicalizan con los temas de Cliff Martínez, ex batería de Red Hot Chili Peppers y asiduo colaborador de Winding Refn, quien con sus notas te transportará mentalmente al antro más in del momento.

elle-fanning-neon-demon-1__1_-0

Criticada por muchos, pero alabada por otros tantos, The Neon Demon es una película de arte hasta la extenuación y por ello genera sensaciones en el público difíciles de explicar. Ámala u ódiala, pero vela.

Carta de amor a la buena música en restaurantes de la Ciudad de México

Sirva este pequeño homenaje al soundtrack para maridar emociones.

Resulta increíble pensar el efecto que el sonido tiene en una experiencia gastronómica puede ser el peso que incline la balanza entre un recuerdo memorable o uno detestable. Incluso hay varios estudios indican que el estilo de música que escuchamos en un restaurante pueden afectar la forma en la que percibimos los sabores. Sin embargo, no hay nada más triste que darse cuenta que algunos restaurantes prefieren evitarse crear un viaje gustativo y eligen, por el contrario, armonizar sus platillos con música de fondo que suena entre covers de bossa nova o sesiones de chill out aborrecible.

Pero no todo son malas noticias. Existen cocineros cuya pasión por la música los ha llevado a buscar personajes igual de obsesionados para que les echen la mano en la curaduría perfecta de playlists para sus restaurantes —en algunos casos hasta las elaboran los chefs mismos—. Abordaremos algunos ejemplos en particular en los que la música forma parte de la columna vertebral de algunos sitios.

Pujol y Eno

Uno de los secretos mejor guardados es que es el propio chef, Enrique Olvera, es quien realiza la curaduría de la música que suena en sus restaurantes. No sólo es el mejor cocinero de nuestro país, también es un melómano obsesivo que crea la identidad auditiva de ambos sitios. Se trata, en ambos casos, de personalidades distintas que se reflejan en sus playslist. Puedes escuchar la música de Pujol y Eno en Spotify.

Contramar, Barracuda y Quintonil

Uriel Waizel, parte vital de Ibero 909 y una enciclopedia sonora andante, es responsable de crear la identidad de tres instituciones cuya banda sonora es totalmente distinta. Para el famoso Contramar, el maridaje musical incluye lo que él llama “música caliente”: sones veracruzanos, cumbias, música cubana y mambos. En contraste, el Barracuda suena como el restaurante donde John Travolta y Uma Thurman bailan twist o donde Marty McFly viaja para conocer a sus padres cuando eran jóvenes. Por último, la personalidad de Quintonil es de arrabal. Son boleros y música mexicana de esa que escuchas y te evoca de inmediato a los domingos en casa de la abuela.

Lardo y Rosetta

Se trata de dos listas creadas por el famoso Rulo, que son totalmente distintas entre sí. Cada una indica la personalidad auditiva de estos sitios hermanos y, para fortuna, también puedes encontrarlos en Spotify:


Papas fritas y champaña: ¿el mejor maridaje del mundo?

St. Regis organiza tardes de terraza con la mejor champaña y un menú de papas fritas. Todo qué ganar.

A nadie se le escapa que uno de los maridajes sin pierde es la champaña y el caviar. Pero eso ya está más que dado. Y en la incansable búsqueda de acompañar las burbujas con algo que las resalte, la célebre sommelier Sandia Chang, del restaurante inglés Bubbledogs, elije las papas fritas. Su razón:  “El mejor maridaje del mundo radica en la sal y en cómo actúa en el paladar al ser combinado con la efervescencia de la champaña”.

St. Regis Mexico City acaba de rescatar este inusual maridaje en un pop up del restaurante La Table Krug que se apropiará por las tardes de la terraza hasta el 6 de noviembre*. Su propuesta es reunir dos grandes placeres: beber Krug Grand Cuvée con tres variaciones de fish & chips —langostinos tempura con conos de papa y enjambre de betabel, crocante de atún tartar con aderezo de curry y pepinillos, y pescado crocante con costra de fideos de papa—. Por supuesto, la selección de papas es alucinante: va desde chips de vegetales, a la francesa, curly, gajo o al tandoori.

Se trata no sólo de una manera de acercarse a una de las mejores champañas del mundo con lo que parece un genial acompañante (papas fritas); también de una gran forma de gozar las tardes de otoño con una espectacular –si burbujosa– vista al Paseo de la Reforma.

.

QuéPapas fritas y champañaPor quéPor la combinación de sal con champaña
DóndePaseo de la Reforma 439, CuauhtémocCuándoHasta el 6 de noviembre

.

*Costo del menú: $1,200 por persona o 5, 800 por pareja. Incluye cuatro platillos, sorbet, café y una botella de Krug Grand Cuvée.