Educación ambiental: un mensaje optimista para las nuevas generaciones

Maritza Morales Casanova, laureada con el Premio Rolex a la Iniciativa en 2012, fundó HUNAB, una asociación centrada en la educación ambiental de niños para niños.

Inspiración Verde es una serie de artículos desarrollados por Local.mx para mostrar los proyectos medioambientales más relevantes. En colaboración con la iniciativa Perpetual Planet de Rolex, nuestro objetivo es generar conciencia, inspirar a nuevas generaciones e impulsar todas las buenas ideas que mejoran la vida en la Madre Tierra. Rolex está apoyando a organizaciones e individuos inspiradores en una misión para hacer al planeta perpetuo. #PerpetualPlanet. Para más información visita rolex.org.

“¿Cuántos de nosotros, de niños, teníamos un sueño? Nos gustaban las bellas artes o el deporte. Pero ¿cuántos de nosotros realmente nos dedicamos a ese sueño, a consolidar eso que queríamos ser de niños? Y afortunadamente, para deportistas y artistas hay un escenario muy positivo, pero no para ciencias, no para aquellos niños que quieren ser ambientalistas.” Con estas palabras explica Maritza Morales Casanova —laureada con el Premio Rolex a la Iniciativa en 2012, como parte del Programa de Jóvenes Laureados— el centro de la filosofía de HUNAB, la organización que inició en Mérida hace ya 26 años. Descubrió su misión desde niña, a los 10 años, pues se dio cuenta de la desconexión que existía entre las personas y el mundo alrededor, y decidió crear actividades para generar una relación armoniosa con el medio ambiente. Esa idea evolucionó y creció hasta convertirse en lo que es hoy: una asociación con diversas líneas de acción centradas en la educación, la sostenibilidad y la conservación.

educación ambiental
Maritza Morales Casanova ha entrenado a 100 niños de 40 familias en acuacultura del caracol. Foto: ©Rolex/François Schaer.

Toda la experiencia de HUNAB se refleja, desde 2013, en el parque de educación ambiental Ceiba Pentandra, cuyo nombre hace honor al árbol más emblemático de la región. Ahí, niños y adolescentes entrenan cada semana como ambientalistas —o héroes de la Abuelita Tierra, como los llaman— en módulos en los que aprenden a proteger todas las formas de vida. Lo más singular de este parque es que los instructores son los propios niños que, conforme avanzan en su entrenamiento, pueden compartir sus conocimientos con los demás. Pronto descubren sus intereses particulares, el corazón de su proyecto, y a partir de ahí comienzan a especializarse en lo que más les llama la atención. Es como una carrera universitaria, pero en tamaño pequeño y llena de actividades divertidas.

educación ambiental
Un niño participa en un juego que se enfoca en el dilema que enfrentan las especies en peligro de extinción. Foto: ©Rolex/François Schaer.
educación ambiental
Un joven maestro conduce un taller ambiental para niños siguiendo el punto de vista de Maritza de que los niños pueden proteger el mundo tanto como los adultos. Foto: ©Rolex/François Schaer.

Hasta ahora, unos 27,000 niños han participado en el programa, y la cifra no incluye a aquellos que han ido como parte de una visita escolar, o los 8,000 estudiantes que reciben el periódico didáctico HUNAB en diferentes regiones. Para Maritza, sin embargo, son más importantes las historias detrás de los datos duros. Habla de algunos estudiantes que, tras años de entrenamiento, han pasado al programa de mentorías, en el que cuentan también con el apoyo de expertos de diferentes instituciones: Sofi, por ejemplo, tiene 15 años de edad y siete en HUNAB. Un día descubrió que el gel que utilizaba contenía glitter y que éste termina en los ríos subterráneos, y fue como comenzó a especializarse en el cuidado del agua. Santiago, de 12 años, trabaja con abejas meliponas y otros polinizadores. Visita a productores y hace investigación directo con apicultores, y con la información que obtiene dibuja el cómic del periódico para que otros niños puedan aprender de sus hallazgos. Saraí está dedicada a la recuperación de los suelos y ha hecho toda clase de experimentos con composta. David está convencido de recuperar el maíz criollo, así que de su mochila no saca carritos, sino una colección de mazorcas de colores.

educación ambiental
Las familias pueden ganar un ingreso extra gracias a la venta de artesanías hechas con conchas de caracoles. Foto: ©Rolex/François Schaer.

El círculo se completa de diversas formas: cuando un estudiante toma la decisión de estudiar profesionalmente alguna rama de las ciencias ambientales, y en caso necesario, HUNAB puede ayudarle, mediante alianzas, a conseguir una beca para lograrlo. O cuando un antiguo alumno vuelve para dar su apoyo voluntario a la asociación, como Gaspar, que estudió la carrera de Ingeniería y hoy apoya en la construcción de nuevas áreas del parque, o como Diana, que hizo un doctorado y ahora se especializa en la recuperación de especies de frijol criollo.

educación ambiental
Niños de Sinanché, Yucatán, atienden un taller que Maritza Morales espera que pueda inspirarlos a convertirse en emprendedores medioambientales. Foto: ©Rolex/François Schaer.

Ceiba Pentandra ha seguido sus actividades en línea durante la temporada de la pandemia, y en este tiempo se han reconstruido los espacios para garantizar la seguridad en términos de salud y protección civil. Las actividades presenciales se retomarán en octubre. Y ésa es sólo la primera buena noticia: el siguiente paso es replicar la pedagogía en otros lugares. La ciudad de Pune, en India, está lista para adoptar la filosofía de HUNAB —acrónimo de Humanidad Unida a la Naturaleza en Armonía por el Bienestar, la Bondad y la Belleza—, y el objetivo es que siga en expansión: “Nos faltan muchas manos, muchos voluntarios para poder correr el mensaje sobre proteger a la Abuelita Tierra”, dice Maritza.

Una relación armoniosa con la naturaleza en la Ciudad de México

La Ciudad de México, vasta y multitudinaria, es hogar de una biodiversidad inmensa y resiliente a la que, en muchas ocasiones, no prestamos atención suficiente (¿cuántos de nosotros podemos distinguir las aves residentes y las migratorias?, ¿identificar especies de mariposas?). Sin embargo, nuestra ciudad es, como todas las grandes urbes —y como cada centímetro cuadrado de la Tierra—, parte de la naturaleza: “Originalmente, eran naturaleza, más modificada, sí, con elementos más artificiales, es cierto —dice Maritza Morales Casanova—, pero cada vez que voy a la Ciudad de México, lo primero que me llama la atención son estos gorrioncitos que brincan, que están en todas partes. Lo que nos falta es reforzar esa conexión, saber que hay naturaleza, que todavía nos quedan espacios donde vivimos, cerca de la oficina, en el árbol. Aprender a observar esos pequeños detalles vivos que tiene la ciudad”.

educación ambiental
Maritza Morales Casanova distribuye libros educativos a niños de la comunidad El Limonar, en Yucatán. Foto: ©Rolex/François Schaer.

Y aunque es verdad que hace mucha falta una oferta educativa sólida y continua para ambientalistas (y curiosos), hay formas de acercarse a la biodiversidad local y familiarizarse con ella. Una opción es La Caja de Luz, un laboratorio pedagógico que los fines de semana organiza visitas a Xochimilco, cuyos canales conforman uno de los ecosistemas más singulares de nuestra ciudad. Ofrecen un recorrido en trajinera con guías locales, que imparten un taller de agricultura en chinampas y conducen el avistamiento de especies endémicas. Más adelante se hace una visita a una granja —con 1,500 metros de área verde para correr, perfecto para quienes visiten con niños que, tras un año de pandemia, tienen una reserva extra de energía—. Ahí se pueden ver conejos, guajolotes y borregos. Lo más especial, claro, es la población de ajolotes que aquí se reproducen felices de la vida.

Foto: Cortesía La Caja de Luz.

 

*

Inspiración Verde es una serie de artículos que nos llena de emoción. A lo largo del año daremos a conocer los proyectos medioambientales más relevantes que se han llevado a cabo en el planeta bajo la iniciativa Perpetual Planet de Rolex, y contaremos también las historias locales de quienes afrontan desafíos enormes para el medio ambiente.

#InspiraciónVerde

Cómo una mujer logró reducir los conflictos entre los humanos y la vida silvestre

Wild Seve es una iniciativa genial: ayuda a las personas a conseguir compensaciones por los daños que puede causar la cercanía con tigres, leopardos y elefantes y, así, genera un ambiente de paz y tolerancia entre especies.

Inspiración Verde es una serie de artículos desarrollados por Local.mx para mostrar los proyectos medioambientales más relevantes. En colaboración con la iniciativa Perpetual Planet de Rolex, nuestro objetivo es generar conciencia, inspirar a nuevas generaciones e impulsar todas las buenas ideas que mejoran la vida en la Madre Tierra. Rolex está apoyando a organizaciones e individuos inspiradores en una misión para hacer al planeta perpetuo. #PerpetualPlanet. Para más información visita rolex.org.

Es fácil, desde la Ciudad de México, idealizar a los tigres de bengala que habitan en India y a todos esos animales, majestuosos y voraces, que deambulan por su territorio. Pero la relación entre los humanos y la fauna salvaje es precaria y, desde luego, conflictiva. Los tigres y leopardos tienen cada vez menos espacio para ser libres y se acercan mucho a los poblados, tanto que a menudo comen vacas u otros animales domésticos (o sagrados) y destruyen los cultivos. En ocasiones también ponen en riesgo la vida de las personas.

Por ello, el proyecto de la científica Krithi Karanth, laureada de los Premios Rolex a la Iniciativa 2019, es tan genial: ella ideó Wild Seve, una iniciativa que, al apoyar a las personas, crea un ambiente más amigable para los animales que están en peligro. Y lo mejor de todo es su sencillez.

wild seve
Krithi Karanth, en Channagundi, en el estado de Karnataka, India, ha sido una amante de la conservación desde su infancia. ©Rolex/ Marc Shoul

Wild Seve (seve, en canarés, lengua oficial de Karnataka, significa “servicio” o “servir”) funciona como puente de comunicación entre el gobierno y las comunidades. Los accidentes se reportan a un número gratuito, tan simple —y eficaz— como eso. Así, cada caso puede ser atendido y las compensaciones gubernamentales llegan con mayor celeridad a su destino, pues, aunque esos fondos existen, son pocos quienes pueden beneficiarse de ellos, ya que enfrentan desafíos como el analfabetismo, el desconocimiento de los programas, costos legales, entre otras dificultades. Si antes las personas tomaban represalias contra los animales que destruían su propiedad, esta iniciativa les ha permitido tener una actitud más tolerante y pacífica con ellos.

wild seve
Lakshamamma (de rodillas) y Dasaiak muestran respeto ante la tumba de su vaca tras haber sido atacada por un tigre. ©Rolex/ Marc Shoul

Hasta ahora, Wild Seve ha ayudado a unas 7,000 familias y presentado 15,000 quejas en el estado de Karnataka, al suroeste de India. Ahí se ubican algunas de las grandes reservas —como los parques nacionales de Nagarhole y Bandipur— donde habitan las poblaciones más cuantiosas de leopardos, la mitad de los elefantes asiáticos y 70% de los de tigres de todo el mundo. El objetivo es implementar el modelo en los alrededores de tres parques más, con lo que se beneficiarían otras 1,000 comunidades y, con ellas, miles de animales salvajes. Además, el programa hace pruebas en muchos de hogares en áreas especialmente complicadas, donde se instalan graneros protegidos contra los depredadores.

wild seve
Krithi Karanth (al centro) revisa los datos de avistamiento de animales con sus colegas Anubha Vanamamalai (izquierda) y Nauachandan Natarajamurthy. ©Rolex/ Marc Shoul

 

wild seve
Prasanna Kumar (a la izquierda), un granjero que cultiva plátanos, le describe a Krithi Karanth cómo su cultivo fue destruido por un elefante. ©Rolex/ Marc Shoul

Este increíble proyecto hizo que Karanth fuera laureada en 2019 con el Premio Rolex a la Iniciativa. Pero quizá lo más importante no es agilizar los trámites o mejorar la infraestructura, sino sensibilizar, crear un mundo más entusiasta y empático con la naturaleza. Para eso existe Wild Shaale, que se acerca a los niños que viven cerca de diferentes reservas y les contagia el amor de Karanth por la naturaleza salvaje, así como su increíble actitud optimista: “Tenemos que facilitar la creación de espacios comunes, donde las personas no miren a los animales con hostilidad, donde los niños se emocionen al ver un tigre o un elefante y sepan que son muy afortunados”, dice.

wild seve
Krithi Karanth (al centro) participa en un taller escolar de Wild Shaale con niños imitando a animales salvajes. ©Rolex/ Marc Shoul

En México también podemos hacer las paces con la vida salvaje

Krithi Karanth trabaja bajo el precepto de que el planeta no pertenece sólo a las personas. Por eso vale la pena mantenernos atentos a proyectos locales que, como Wild Seve, ayuden a la convivencia pacífica entre humanos y otras especies.

wild seve

Aunque en una diminuta proporción, aquí tenemos un proyecto llamado Abeja Negra SOS, que se dedica desde 2017 al rescate de panales de abejas —tan importantes en el ecosistema— que están en lugares inconvenientes de la Ciudad de México y los traslada al campo xochimilca (donde sin duda tienen una vida más florícola que en un poste o una cloaca). Además, ofrecen capacitaciones, y quienes hayan acudido a Abeja Negra SOS para un rescate pueden, de hecho, visitar su colmena en el apiario. Todo ello permite, más allá de la sensibilización y la convivencia armónica, la posibilidad de involucrarse en serio en la apicultura, una labor que empieza por la empatía hacia lo más pequeño.

*

Inspiración Verde es una serie de artículos que nos llena de emoción. A lo largo del año daremos a conocer los proyectos medioambientales más relevantes que se han llevado a cabo en el planeta bajo la iniciativa Perpetual Planet de Rolex, y contaremos también las historias locales de quienes afrontan desafíos enormes para el medio ambiente.

#InspiraciónVerde

Iniciativas para escuchar el idioma de la naturaleza

Topher White, ingeniero estadounidense, se dio cuenta de que los árboles podían dar la voz de alarma ante los taladores, cazadores furtivos y otras amenazas.

Inspiración Verde es una serie de artículos desarrollados por Local.mx para mostrar los proyectos medioambientales más relevantes. En colaboración con la iniciativa Perpetual Planet de Rolex, nuestro objetivo es generar conciencia, inspirar a nuevas generaciones e impulsar todas las buenas ideas que mejoran la vida en la Madre Tierra. Rolex está apoyando a organizaciones e individuos inspiradores en una misión para hacer al planeta perpetuo. #PerpetualPlanet. Para más información visita rolex.org.

Hay veces —tormenta, temblor, granizo— en que la naturaleza brama; en ocasiones más discretas, el silbido del viento agita los árboles y hace saltar hojas secas; un pájaro canta o un mosco imposible zumba a medianoche. Hay un mundo hecho de raíces y agua, de truenos y plumaje que, a su manera ruidosa o sutil, inquieta o inmóvil, emite sonidos que hay que aprender a escuchar.

Un hombre lo aprendió sumido en los bosques más deforestados de nuestro planeta. Topher White, ingeniero estadounidense y laureado asociado de los Premios Rolex a la Iniciativa 2019, se dio cuenta de que los árboles podían dar la voz de alarma ante los taladores, cazadores furtivos y otras amenazas. Pero debían hacerlo en su idioma. Por eso descartó la instalación de cámaras y optó por el uso de forest guardians: teléfonos móviles —celulares reciclados— que funcionan con energía solar y que están equipados con micrófonos muy sensibles.

escuchar el idioma de la naturaleza
En lo alto de la copa de un árbol en la Reserva Canandé, en Ecuador, Topher White instala un “Guardián del bosque”. Foto: ©Rolex/Stefan Walter

 

escuchar el idioma de la naturaleza
Topher White prueba un “Guardián del bosque” que instaló en la Reserva Canandé para detectar la tala forestal. Foto: ©Rolex/Stefan Walter

“La verdadera esencia del bosque está en sus sonidos”, dice White, y estos “guardianes del bosque” son sus oídos. Detectan y transmiten señales de alarma, como el ruido de la motosierra, lo que permite detener en el acto la tala ilegal, pero también recaban todos los murmullos aledaños, que se ponen a disposición de la comunidad científica para su análisis.

Rainforest Connection, la ONG de Topher White, tiene como principal objetivo la detección de las actividades ilegales que más amenazan la salud de los bosques, y esa información se analiza con inteligencia artificial y técnicas de big data. Sin embargo, todo el archivo de sonidos de aves y otras especies es una herramienta muy valiosa para monitorear el estado de la biodiversidad en diferentes bosques tropicales, principalmente en Centroamérica, Asia y el Amazonas.

escuchar el idioma de la naturaleza
Topher White y algunos guardabosques se preparan para escalar árboles e instalar los dispositivos de escucha. Foto: ©Rolex/Stefan Walter

Mira el video de Topher White en el Chocó, en Ecuador, para conocer más sobre su trabajo y la manera en que impacta, también, a las comunidades aledañas a los bosques:

Este proyecto, asombrosamente sencillo en esencia, brinda una enorme complejidad de datos y, sobre todo, un beneficio inmediato. Son acciones como ésta, de resultados tangibles y espíritu sincero, las que más apoyo necesitan para crecer y perpetuarse.

Escuchar de cerca, desde cualquier lugar

En la naturaleza, de acuerdo con Topher White, “hay un intercambio de sonidos repleto de información”. Y aun metidos en esta ciudad, en que la mirada se detiene en bloques de concreto, hay oportunidades para escuchar y descifrar lo que oímos.

escuchar el idioma de la naturaleza
Los audios del “Guardián del bosque” se suben a la nube en tiempo real. Foto: ©Rolex/Stefan Walter

En este espíritu, el artista mexicano Ariel Guzik crea obras tan singulares como fascinantes, capaces de acercarnos a los lenguajes de la naturaleza (o alejarnos por un instante de nosotros mismos y nuestra urgencia verbal). Mediante el trabajo colectivo del Laboratorio de Investigación en Resonancia y Expresión de la Naturaleza, su obra explora los sonidos de los cetáceos o las plantas, el cosmos o los insectos. Lo grande y lo pequeño tienen (quizá) sus propios códigos y generan una música propia, inusual, separada de las pautas habituales, en la que el ritmo lo marca el mundo. Es una invitación a pensar en el equilibrio de los ecosistemas que, como piezas de relojería, dependen de que cada elemento esté en su sitio para un funcionamiento perfecto.

escuchar el idioma de la naturaleza
Laúd Plasmaht, un instrumento concebido para dar voz a las plantas ante la presencia de otras plantas y a un público humano. Obra de Ariel Guzik. Foto: Laboratorio de Investigación en Resonancia y Expresión de la Naturaleza.

 

*

Inspiración Verde es una serie de artículos que nos llena de emoción. A lo largo del año daremos a conocer los proyectos medioambientales más relevantes que se han llevado a cabo en el planeta bajo la iniciativa Perpetual Planet de Rolex, y contaremos también las historias locales de quienes afrontan desafíos enormes para el medio ambiente.

#InspiraciónVerde

PERPETUAL PLANET: una incubadora de maravillas para ayudar al medio ambiente

Hay personas e iniciativas que le dieron al clavo para ayudar al planeta, y muchas de ellas son parte de Perpetual Planet. Nos emociona mucho colaborar con este gran proyecto.

Inspiración Verde es una serie de artículos desarrollados por Local.mx para mostrar los proyectos medioambientales más relevantes. En colaboración con la iniciativa Perpetual Planet de Rolex, nuestro objetivo es generar conciencia, inspirar a nuevas generaciones e impulsar todas las buenas ideas que mejoran la vida en la Madre Tierra. Rolex está apoyando a organizaciones e individuos inspiradores en una misión para hacer al planeta perpetuo. #PerpetualPlanet. Para más información visita rolex.org

Aunque nuestra mirada está localizada en la Ciudad de México, nos mantenemos atentos al mundo, pues sabemos que somos parte de una intrincada red de relaciones. Nos importa que las acciones, por más diminutas que sean, aporten algo al medio ambiente o a las comunidades, y sobre todo que puedan crecer y multiplicarse. Por eso Perpetual Planet es una iniciativa tan admirable para nosotros, ya que tiene los recursos y la visión de apoyar a aquellos proyectos que verdaderamente generan un cambio en el planeta.

perpetual planet
El laureado de los Premios Rolex a la iniciativa 2019 Topher White y el guardabosques José Manuel Anapa colocan un “Guardián del bosque” en lo alto de un árbol en la Reserva Canandé, en Ecuador. ©Rolex/Stefan Walter

En los años treinta, el fundador de Rolex, Hans Wilsdorf, veía el mundo como un laboratorio viviente y enviaba sus relojes a sitios remotos y desconocidos para ejecutar ensayos de resistencia. Esa actitud de exploración se ha mantenido, ahora como un medio para preservar la naturaleza.

La iniciativa Perpetual Planet de Rolex mantiene vivo el espíritu de su fundador. Mediante los tres pilares de esta iniciativa no sólo se promueve la investigación científica para conservar los sistemas que sustentan la vida en la Tierra, en conjunto con la National Geographic Society y Mission Blue. También, mediante los Premios Rolex a la Iniciativa, se apoya a los pioneros que, desde su lugar, buscan hacer del mundo un lugar mejor y cuyos proyectos responden a las preocupaciones más incisivas y vigentes de nuestro planeta.

En busca de las mejores iniciativas

La filosofía de Perpetual Planet de Rolex se refleja en los Premios Rolex a la Iniciativa que, desde su creación en 1976, han laureado a 150 científicos, artistas, emprendedores y medioambientalistas, no sólo para reconocer su labor, creatividad y determinación, sino para darles el apoyo y la difusión que necesitan para alcanzar sus objetivos.

perpetual planet
Miranda Wang, laureada de los Premios Rolex a la Iniciativa 2019, ha investigado los procesos químicos que convierten el plástico en valiosos químicos industriales. ©Rolex/Bart Michiels
perpetual planet
Miranda Wang (izquierda) examina los desechos con Emily Hanson, Directora de Business Development en GreenWaste Recovery. ©Rolex/Bart Michiels

En los Premios Rolex, los proyectos son de lo más diverso, pero todos tienen en común el compromiso y el potencial de perpetuar la asombrosa diversidad de nuestro planeta, de lo micro a lo macro: desde la minúscula —y aterradora— batalla contra las superbacterias hasta la exploración de volcanes en la Melanesia para entender su incidencia en el calentamiento global, pasando por la recuperación de técnicas tradicionales para construir embarcaciones, el cuidado de los murciélagos (♥) o la lucha contrarreloj frente a la proliferación de plásticos.

Para saber más sobre los Premios Rolex

Rolex se mantiene en busca de proyectos innovadores que ayuden a ampliar el conocimiento acerca de nuestro mundo o a mejorar la calidad de vida en el planeta. Los 5 Laureados de 2021 —en las categorías tecnología aplicada, patrimonio cultural, medioambiente, exploración y ciencia y salud— se darán a conocer el próximo mes de junio. Si quieres conocer más sobre los proyectos de años anteriores, así como sobre el jurado y las categorías, puedes consultar toda la información aquí.

Encontrarse de frente con la naturaleza
en la ciudad

Como saben, en Local siempre estamos en busca de proyectos que ayudan a mejorar el mundo desde su trinchera para darles difusión. En una ciudad tan grande y desarrollada, diversa y multitudinaria, descubrir un humedal, un vivero, un bosque escondido, un espacio de preservación de fauna endémica no siempre es fácil. Pero ahí están. Encontrarse de frente con la naturaleza en la Ciudad de México es cuestión de actitud. Se trata de explorar, de mantener el oído atento a los trinos y graznidos cotidianos, de seguir las pistas de quienes trabajan en proyectos grandes y pequeños que fortalecen nuestro vínculo con la naturaleza y de celebrar los hallazgos: una iniciativa en miniatura para la preservación de abejas, un refugio sustentable para aislarse del ruido citadino o una caminata en busca de nuestro anfibio favorito.

A lo largo del año presentaremos algunos de los proyectos más interesantes de Perpetual Planet y exploraremos nuestra propia ciudad y sus alrededores en busca de las personas que enfrentan los retos medioambientales que más nos preocupan. Queremos generar conciencia, inspirar e impulsar todas las buenas ideas que se gestan para mejorar la vida en nuestra Tierra. Nuestro planeta es perpetuo si trabajamos juntos para sanarlo.

Krithi Karanth laureada de los Premios Rolex a la iniciativa 2019, fundó Wild Seve, que ayuda a millones de personas a vivir en armonía con los animales.  ©Rolex/Marc Shoul
tigres
Dasaiak (izquierda) llama a Wild Seve con respecto a la vaca de la familia que un tigre mató en su granja. ©Rolex/Marc Shoul

*

Inspiración Verde es una serie de artículos que nos llena de emoción. A lo largo del año daremos a conocer los proyectos medioambientales más relevantes que se han llevado a cabo en el planeta bajo la iniciativa Perpetual Planet de Rolex, y contaremos también las historias locales de quienes afrontan desafíos enormes para el medio ambiente.

#InspiraciónVerde

Ésta es la razón por la que oímos más pájaros que nunca

Hemos notado un nuevo sonido: muchos cantos de pájaros. Buscamos a un experto en aves para que nos explicara qué está pasando con los pájaros de la Ciudad de México.

Últimamente mandamos y recibimos más notas de voz que nunca. Y hemos notado que los audios tienen —además del frenesí del trabajo a distancia al que poco a poco nos acostumbramos— un nuevo componente: muchos cantos de pájaros. Buscamos a un experto en aves para que nos explicara qué está pasando con los pájaros de la Ciudad de México.

Ubaldo Márquez es doctor en colibríes, y versado en todas las especies de aves de nuestra ciudad. Desde hace unos cinco años, junto con otros cuatro expertos, está a cargo de las caminatas de avistamiento de pájaros que organiza la asociación civil Tótotl —palabra nahua que significa “pájaro”— en la REPSA.

pájaros ciudad de méxico
Colibrí berilo, parque ecológico Ciudad de México

Cuando le pregunto al experto por las aves que están volviendo a la ciudad, imagino que va a decir algo que tiene que ver con los delfines de los canales venecianos o los monos que tomaron las calles de Tailandia. Me contesta, en cambio, algo muy diferente: “Realmente nunca se han ido. Siempre estuvieron. Solamente que hoy, gracias a la contingencia, estamos un poco más presentes del mundo que nos rodea”.

Una ciudad de pájaros

De 1,100 aves que hay en todo el territorio nacional, en la Ciudad de México se pueden encontrar 383, es decir, casi un tercio de toda la diversidad del país. Hay que tomar en cuenta, claro, que muchas de ellas están en la periferia —Milpa Alta, Xochimilco o el Desierto de los Leones— y que el número comprende también avistamientos raros, como Mariano el Tucán, especies que están cambiando sus patrones migratorios, aves que llegan acá por un accidente climático y ejemplares exóticos que escapan de su cautiverio y que no tienen nada que estar haciendo acá. Por eso es importante aprender a identificar los pájaros residentes y los que vienen de vacaciones cada año.

“La contingencia cayó en primavera, y durante esta época del año ocurre la época de reproducción en la mayoría de las aves residentes. El canto es una parte esencial para la reproducción: para atraer pareja, para defender el nido de competidores. Por ejemplo, el canto del mirlo primavera, que es muy bonito y muy evidente —sobre todo en las mañanas—, al estar más presentes, al no estar metidos en toda la rutina de llegar al trabajo y tráfico, hay más probabilidad de escucharlo”, dice Ubaldo.

Miniguía de aves de la Ciudad de México

Entre las aves más comunes que podemos ver en nuestra ciudad, incluso en las áreas más urbanizadas, están las siguientes:

  • Ampelis chinito (Bombycilla cedrorum)
  • Capulinero gris (Ptilogonys cinereus)
  • Chivirín cola oscura (Thryomanes bewickii)
  • Colibrí berilo (Amazilia beryllina)
  • Colibrí pico ancho (Cynathus latirostris)
  • Golondrina tijereta (Hirundo rustica)
  • Gorrión casero (Passer domesticus)
  • Mirlo primavera (Turdus migratorius)
  • Mosquero cardenal (Pyrocephalus rubinus)
  • Paloma doméstica (Columba livia)
  • Pinzón mexicano (Haemorhous mexicanus)
  • Sastrecillo (Psaltriparus minimus)
  • Tórtola cola larga (Columbina inca)
  • Zanate mayor (Quiscalus mexicanus)
Mirlo primavera
Mirlo Primavera, UAM
cardenal
Mosquero cardenal
pájaros ciudad de méxico
Tórtola cola larga

Además, en otoño e invierno es muy común ver dos especies migratorias (de las aproximadamente 170 que tienen nuestra ciudad en su ruta), que aparecen en cada parque de la ciudad, por pequeño que sea:

  • Chipe coronado (Setophaga coronata)
  • Chipe corona negra (Cardellina pusilla)

Usamos, para esta lista, los nombres asignados por la Conabio, como Ubaldo recomienda. Muchos de estos pájaros se encuentran en diversas partes del territorio mexicano, y en cada estado y cada pequeña comunidad tienen un nombre común distinto, un reflejo, también, de la enorme diversidad cultural de nuestro país (como ejemplos menciona uno llamado tortilla con chile y otro conocido como tengofrío). Para no confundirlos, conviene, entonces, reconocerlos por su nombre más ampliamente divulgado, así como por su nombre científico. Para ilustraciones de cada uno y más información, consulta el libro Aves comunes de la Ciudad de México, que incluye 223 especies.

El coro del amanecer

Mirlo primavera en el Desierto de los Leones

1. Este audio es en casa de Marisol Hamed, en la Colonia Obrera (6:13 am)

2. Este audio es en casa de Diana Solano, en la Guerrero (6:30 am)

Momentos antes al amanecer, todos los pájaros cantan al unísono en un fenómeno conocido como el coro del amanecer. Es el mejor momento del día para escuchar la variedad de cantos y llamados. En las grandes urbes, sin embargo, las aves comienzan el canto aún más temprano, para que los ruidos citadinos no las interrumpan. En la Ciudad de México, en esta temporada, amanece pocos minutos después de las 7:00. El experimento estuvo así:

Lunes, 5:30, café. Aún se ve la luna, cubierta de nubes. En la distancia se escuchan los primeros trinos, los primeros tráileres. Hay que estirarse mucho por la ventana para oír algunos cantos dispersos. A las 5:50 comienzan a ser más altos. Cantos, motores, la cortina de un negocio que madruga.

pájaros ciudad de méxico
Sastrecillo, Bosque de Chapultepec

A las 6:30, aún con luna pero con un fulgor anaranjado en el oriente, ya hay muchos pájaros despiertos, cantando desde el nido sus distintas tonadas. Para el oído entrenado esto debe traducirse en un censo de especies muy diferenciadas; para los principiantes, sin embargo, no es difícil distinguir cantos distintos, aunque no podamos asociarlos con su apariencia. Para quienes quieran escuchar el coro, las 6:30 es la hora perfecta para levantarse y abrir las ventanas de par en par.

A las 7:00 comienzan a dispersarse los cantos y, casi al mismo tiempo, la ciudad se enciende: hay más motores, canciones, ladridos. Los primeros pájaros se animan a abandonar el nido y meterse a los charcos que dejó la lluvia de la noche anterior.

oímos pájaros
Ampelis chinito, REPSA

¿Cómo ayudar a las aves a tener una vida mejor?
Siete acciones urgentes para hacer la diferencia

En septiembre de 2019, la revista Science reveló que, desde 1970, las poblaciones de aves han decrecido en 29%, es decir, hemos perdido unos tres billones de ejemplares sólo en Estados Unidos y Canadá. No tenemos las cifras de México, pero es fácil adivinar que la situación de nuestras aves es parecida. Por eso, se han publicado siete acciones que todos podemos hacer en casa para ayudar a que las aves locales tengan una vida mejor:

  1. Participar en plataformas de ciencias ciudadanas, como Naturalista —tanto para flora como para fauna— y aVerAves.
  2. Hacer ventanas amigables: poner cortinas o, en su defecto, vitrales o etiquetas circulares cada 10 o 15 centímetros, cualquier cosa que elimine la transparencia. Las ventanas son invisibles a los ojos de los pájaros y millones mueren por colisión.
  3. Mantener a los gatos dentro de casa. Es un mito que las aves reaccionan al cascabel en el collar del gato; cuando lo escuchan, es demasiado tarde.
  4. Comprar siempre plantas nativas para el jardín o jardinera, ya que las foráneas generan poco a poco efectos nocivos en el ecosistema.
  5. Evitar pesticidas. El ciclo de los pesticidas no acaba con la plaga a la que va dirigida, sino que se extiende a toda la red trófica.
  6. Reducir el uso de plásticos. Los pájaros pueden comerlos e incluso regurgitarlos y dárselos a los polluelos.
  7. Apoyar proyectos productivos amigables con el medio ambiente: el café de sombra —que evita la tala— es un ejemplo perfecto de consumo sostenible.

Crónicas de Café presenta: Almanegra (y su receta para preparar el carajillo perfecto)

Cada semana pedimos un café diferente a domicilio y compartimos la historia de los negocios que lo están haciendo todo por mantenernos cafeinados. Hoy tocó Almanegra.

Sin importar cuán lejos lo llevara la vida, Octavio Ruiz Cervera, Tato, siempre volvía a la Narvarte. Fue una serie de coincidencias felices en ese barrio —un cumpleaños, un tocayo, un número mágico— lo que lo llevó (junto con sus socios, Matzuko y Gabriel) al local en el que abrió la primera sucursal de Almanegra, uno de los primeros cafés de especialidad en nuestra ciudad, y que ahora mismo podemos recibir a domicilio.

Almanegra

café a domicilio

Además del local en Narvarte, Almanegra tiene sucursales en la Roma y en la Portales, desde donde envían un café cuidado desde la selección en los campos hasta el proceso de tostado. Pero, más que café, mandan una experiencia y un punto de vista. Los cafés que recibimos en la puerta de casa, por ejemplo, vienen de lugares inesperados, como Nayarit o Guerrero, estados de los que no es común escuchar vinculados a la producción de café.

“En el país, en al menos 15 estados se produce café. Hemos tenido cafés del Estado de México, Jalisco, Nayarit, Colima, Guerrero, Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Hidalgo…”, dice Tato, quien se encarga directamente de la catación y selección de los granos de Almanegra.

La cosa no para ahí: su sentido de divulgación ha llevado a Almanegra a incluir en la carta cafés africanos (de Ruanda, Etiopía o Burundi) y de otras geografías, así como a experimentar con granos de diferentes terruños, altitudes y variedades: el café chiapaneco que probamos esta semana, proveniente de Yabteclum, Tenejapa, es de la variedad márago, un grano más grande de lo habitual, con sabor a flores, miel y cítricos. Ayuda, también, que cada bolsa de café incluye una cédula con todas las características.

El inicio de una historia

Varios años antes de la apertura de Almanegra, Tato tenía tiempo experimentando con la preparación de su propio café, desde que, en un viaje a San Francisco, probó uno etíope que lo hizo interesarse y comenzar a tomarse este mundo muy en serio. Así que la transición de hacer muy buen café en casa a hacerlo en un negocio fue —se dice fácil— un asunto de escala y formalización: desde la adquisición de cafeteras profesionales hasta el estudio de todos los cursos que llevan a un catador a obtener el grado Q (la máxima certificación en este rubro).

café en grano

Almanegra

Hoy, toda esa dedicación se nota en cada bolsita de café, en las botellas de cold brew y en cada taza que se sirve en su barra. Tato, sin embargo, apoya la idea de que no es necesario tener un equipo profesional y, ya que el café de Almanegra ha pasado por un proceso tan cuidadoso, alienta a todos a prepararlo con lo que tenemos a disposición:

“Nos encanta la idea de poder preparar café en casa con lo que tenemos a la mano. La prensa francesa es un método idóneo, pero incluso el famoso cowboy style: el pocillo, agua caliente y poner café. Lo importante es reconocer la calidad de los cafés y todo el trabajo que hay detrás de un café especial. La preparación en casa es la manera en que se cierra este ciclo”.

Tips: Almanegra en estado de perfección

Almanegra tiene años perfeccionando su cold brew. Para prepararlo utilizan un método de extracción japonés, de origen holandés, eso que llaman Kyoto-style coffee: una gota de agua gélida cae cada dos segundos sobre una cama de café. Así es como consiguen este líquido perfecto, muy terso y de baja acidez —perfectamente negro— que aguanta hasta dos semanas en refrigeración y que puede tomarse solito o, aún mejor, en un carajillo, uno de los tragos clásicos de la casa y el paliativo ideal para esta calurosa primavera bajo techo. Tato nos compartió su receta. Es muy sencilla, pero hay que hacerla con tacto —y cada fin de semana— para dominarla.

Carajillo paso a paso

carajillo

carajillo Almanegra

carajillo

  1. En un shaker, agrega cinco hielos, 180 ml (6 oz.) de cold brew y 40 ml (1.3 oz) de Licor del 43. Esta proporción da para dos vasos; en las fotos verás que nosotros hicimos todo en miniatura y salió muy bien.
  2. Agita.
  3. Sirve, sin los hielos, en un vaso Gibraltar.

Pregunta de un lector para los expertos

Compré mucho café para que me dure toda la cuarentena, ¿puedo guardarlo en el refri o congelador para conservarlo mejor y que no se arrancie?

Octavio: “Hablando de un tueste medio o claro, lo ideal es que el café esté en grano. No es recomendable guardarlo en refrigerador porque vas a tener el intercambio más injusto: tu refrigerador va a oler a café, pero tu café va a saber a refri. Está la posibilidad del congelador, pero para lograrlo habría que almacenarlo al vacío. [Almacenado a temperatura ambiente], el café no se va a echar a perder ni se va a arranciar; va a ir perdiendo atributos.

Se considera que el café recién tostado debería prepararse en no más de 15 días, pero depende del estilo de tostado; un café de tueste medio está perfecto para tomarse en el marco de un mes (y hasta dos meses se vale). Uno debe ir reconociendo cómo se va degradando su café”.

Almanegra

Almanegra

Guerrero, Chiapas, Oaxaca, Nayarit (la oferta cambia; más vale estar atento a las nuevas variedades)

Pedidos en su tienda en línea y por Rappi y DiDi Food (por esta vía también mandan bebidas preparadas, por si sólo se te antoja, por ejemplo, un rooibos cappuccino o un affogato)

Instagram

Precio: desde 165 pesos por bolsita de 312 gramos

Crónicas de Café: una columna insomne de confección casera. Cada semana pedimos un café diferente a domicilio y compartimos la historia de los negocios que lo están haciendo todo por mantenernos cafeinados, así como los tips de los expertos para que, sin salir de casa, consigamos un café perfecto.

 Manda un mail a diana@travesiasmedia.com con tus dudas sobre café para los expertos. Acá les preguntamos.

Pizza profesional para armar en casa: Roca Negra te manda todo y tú lo acomodas

Roca Negra ha inventado una nueva forma de llevar la felicidad cotidiana a casa: una caja con todos los ingredientes para que uno prepare sus famosas pizzas de masa negra.

Hace unos meses publicamos una nota sobre Roca Negra, un pequeño local en la Condesa con un menú breve pero perfecto, protagonizado por grandes sándwiches, buenas ensaladas y mejores pizzas. Lo que no dijimos entonces es que Roca Negra queda muy cerca de nuestra redacción (ahora temporalmente cerrada) y, en consecuencia, se volvió un favorito inmediato de muchos de nosotros. Ahora, este lugar tan querido ha inventado una nueva forma de llevar la felicidad cotidiana a casa: una caja con todos los ingredientes para que uno mismo prepare sus famosas pizzas de masa negra: trigo y carbón activado.

El paquete de Roca Negra incluye dos bases de pizza precocidas, de 30 centímetros, albahaca, queso, pepperoni, chimichurri y salsa macha, es decir, todo lo necesario para hacer una pizza margherita y una de pepperoni (o puedes pedir dos de la misma). Incluye, además, un frasco de salsa de tomate, que merece mención aparte porque está realmente rica, perfectamente especiada —y los amantes de la pizza saben que la salsa lo es todo—. El paquete dura hasta cuatro días en el refri, así que no corre prisa para la preparación.

Roca Negra pizza

 

pizza para armar

PIzza

El proceso es muy simple: masa + salsa + toppings; todo al horno (o al hornito, sin problema) hasta que se derrita el queso y la masa esté crujiente (entre cinco y siete minutos). El resultado es tan profesional que no podrás creer cuánto has aprendido a cocinar en esta cuarentena.

roca negra

pizza para armar

peperoni

Roca Negra recibe pedidos de lunes a viernes por WhatsApp y arma una ruta para entregar los sábados en horario abierto. El costo del paquete es de 300 pesos y se puede pagar por transferencia o en efectivo al momento de la entrega.

Es un gran plan para hacer con niños. O solo porque sí.

Pizzas para armar Roca Negra

Paquete de dos pizzas para hacer en casa: 300 pesos
Pedidos por WhatsApp (de lunes a viernes) al 55 2106 3893
Instagram