Cómo hacer un desinfectante cítrico y sustentable en casa

Este sencillo tutorial te enseñará a hacer un efectivo desinfectante casero con la cáscara de cítricos que están en temporada en la ciudad.

El sanitizar nuestros espacios, comida y nosotros mismos es ya parte de la rutina diaria y lo seguirá siendo en 2022. Sin embargo, los artículos de limpieza contribuyen a dejar una huella considerable en el medio ambiente, y nosotros nos preguntamos si existe una alternativa más amigable con el planeta. Así que, aprovechando que los cítricos están en su mejor temporada, en LOCAL te compartimos un tutorial de desinfectante y desengrasante cítrico natural que satisface nuestra necesidades ecológicas.

Las naranjas, mandarinas, toronjas, limas y limones son fuentes inequívocas de vitamina C –entre muchas otras bondades minerales- además de activar el sistema inmune, proteger el sistema digestivo y regular los niveles de colesterol y ácido úrico en la sangre. Pero las virtudes de estos regalos de la naturaleza no terminan ahí, ya que pueden ser aprovechadas, convirtiéndose en un potente desengrasante natural y, por lo tanto, biodegradable.

Este tutorial te enseñará a hacer una efectiva pócima de 1 litro con la cáscara de cítricos que ayuda a eliminar bacterias, malos olores y manchas, además de combatir el sarro. La mezcla no se pudre y al rociarse, el aroma avinagrado no perdura más que unos segundos, prevaleciendo únicamente el olor a cítrico.

Ingredientes:

Cáscaras de 3 toronjas, 4 mandarinas, 4 limones
700 ml de vinagre blanco
300 ml de agua
Recipiente de 1 litro para macerar
Coladera
Atomizador

Paso 1

Pela y conserva las cáscaras de las naranjas, mandarinas (aprovechando la estación), toronjas, limones, o limas. Puedes hacer una combinación o escoger solo una, siempre y cuando se llene el frasco. Incluso puedes congelarlas para utilizarlas posteriormente.

Paso 2

Sin aplastarlas, agrégalas a un recipiente.

Paso 3

Vierte tres partes de vinagre al recipiente (700ml) y completa con agua hasta cubrir (300 ml).

Paso 4

Macera la mezcla durante 48 horas. Una vez pasado el tiempo, notarás que el vinagre ha tomado el color de las cáscaras, ya que ha extraído todo su ácido cítrico.

Paso 5

Cuela la mezcla e introdúcela a un aspersor.

Extra

Las cáscaras maceradas que quedan puedes utilizarlas como abono de composta. Aquí nada se desperdicia.

Más de Local: