La pista de baile bajo las vías del Metro Deportivo Oceanía (con las mejores fiestas de sonidero)

Cada fin de semana, las canchas de básquetbol en el Deportivo Oceanía se convierten en una pista de baile sonidero abierta a todos los que quieran asistir.

Si uno se baja en la estación de metro Deportivo Oceanía cualquier fin de semana –de noche– puede escuchar voces que no parecen de este mundo. Son las voces distorsionadas del sonidero  que se adueña de las canchas de básquetbol debajo del puente de las vías del metro. Todos están invitados.

Estas fiestas llevan sucediendo, oficialmente, hace seis años (antes los quitaba la patrulla). Allí se amontonan todas las personas que caben en la cancha de básquet, y los sonideros cuelgan su sistema de audio de los aros y postes de la canasta. Empiezan generalmente con danzón (desde las 15 hrs aprox.) para que las personas mayores aprovechen, y luego ya entran de lleno con cumbias villeras y colombianas. Lo días de sonidero en la Pista Deportivo Oceanía son los sábados y los domingos, aunque en ocasiones especiales, como el día de la Virgen de Guadalupe,  organizan bailes entre semana.

Pista deportiva oceanía
Fotografía tomada del FB Pista de Baile Deportivo Oceanía

Ramón Rojo, mejor conocido como el fundador de sonido “La changa”, es uno de los pioneros del movimiento sonidero en la Ciudad de México y además es uno de los que logró que la delegación Gustavo A. Madero prestara espacios para organizar estos bailes. El baile del Deportivo Oceanía es uno de los más populares de la ciudad, pero Ramón dice que se necesitan lugares más céntricos, los cuales el Gobierno les ha negado por su “mala fama”. De hecho, la fiesta sonidera del año pasado en el Zócalo fue el último evento oficial y céntrico relacionado con el sonidero.

Entre las parejas que bailan al son de la cumbia o la guaracha hay también niños y adultos mayores porque, a fin de cuentas, las fiestas de barrio son y siempre han sido fiestas familiares. “Para todo público”, dicen los carteles, y “Sin armas, alcohol o drogas”, pues bajo advertencia no hay engaño. Y es que la del deportivo Oceanía, más que una fiesta, es una pista de baile familiar para pasarla bien al ritmo del Sonido Misterioso, que casi siempre ambienta la fiesta. Por decirlo de otra forma, es como ir al parque pero a bailar con todo.

Sonidero deportivo oceanía
Foto tomada del libro Sonideros en las aceras, véngase la gozadera.

Para sus fiestas de aniversario (en diciembre), Sonido Misterioso le cede el espacio a otras figuras del movimiento como Sonido Chafita, Sonido Kaiosama, Tropical Herrera o Javier Mata “El Colado DJ”. O algunas veces tienen la suerte de bailar con sonido “La Changa”. Y ya que los organizadores quieren que los eventos sonideros se expandan como lo hicieron en los setenta, la invitación para tocar en el aniversario también está abierta para los sonideros jóvenes que buscan darse a conocer. El pago para todos los grupos es simbólico o bien les regalan comida, que también se comparte con todas las personas que asistan a bailar. Eso sí, ni siquiera en el aniversario se rompe la regla de cero drogas y alcohol; si una persona llega en estado de ebriedad tiene prohibido ingresar a la pista.

pista deportivo oceanía
Fotografía tomada del FB Pista de Baile Deportivo Oceanía
Pista deportivo oceanía
Foto tomada del libro Sonideros en las aceras, véngase la gozadera.
Pista deportivo oceanía
Fotografía tomada del FB Pista de Baile Deportivo Oceanía

La Pista de Baile Deportivo Oceanía tiene una página de Facebook donde suben fotos, videos e información sobre sus eventos, pero no siempre la actualizan a tiempo, así que uno puede sólo llegar. La cuenta Pista Deportivo Oceanía (Sonido Misterioso) también informa sobre los eventos en éste y en otros spots de la ciudad donde el sonidero ha logrado salvarse del prejuicio del Gobierno.

Sonidero deportivo oceanía
Foto tomada del libro Sonideros en las aceras, véngase la gozadera.

.

Más en Local.Mx

Así empezó el sonidero: cuando el primer melómano de barrio sacó su tocadiscos a la calle